Anuncios
+

4 consejos para comenzar un semestre

chica-mujer-estudiante-sola-estudiar © Pexels

De mis años en la universidad, estos son los mejores consejos que les puedo dar sobre hacer vida dentro y fuera del campus.

Organiza tu cuarto

cuarto-orden

Considero que no hay nada más motivador/relajante/renovador que un cuarto bien ordenado para iniciar un semestre con buen pie, pero agrégale algo nuevo… Siempre recomiendo una planta o dos.

Reemplaza las fotografías de tus seres queridos por unas de ellos actualizadas. La sensación de novedad y de borrón y cuenta nueva, es liberadora. Agrega un color neón a algún lugar pequeño, o en aquella esquina a la que nunca le prestaste atención.

Compra más almohadas o cojines para tu cama y etiqueta tus gavetas, cajas o almacenadores con una lista de las cosas que se encuentren en ellas.

Un nuevo tapete al pie de tu cama le dará un “yo-no-sé-qué” acogedor y evitará que tengas esa terrible sensación fría al levantarte… será como volver a la cama por unos instantes.

Agrega más luz… lámparas, luces navideñas alrededor de tu cama…

Intenta algo nuevo

Si no es tu primer semestre, te invito a que dejes la rutina que llevabas el semestre pasado. No todos los momentos en la universidad son buenos, y los pasillos guardan esos recuerdos. Es muy importante que sepas que el ambiente que te rodea interfiere en tu estado de ánimo.
 
EXPLORA, créeme, aunque el cambio parezca mínimo, no tienes idea la forma en la que el mundo se queda al descubierto al ojear un rincón, amplía tu perspectiva y OBSERVA.
Crea una nueva ruta para llegar a tu facultad o salón, siéntate en un lugar diferente de la clase todos, pero todos los días, y descubrirás aspectos muy interesante sobre la energía de los espacios (encuentra la tuya).

La técnica de los asientos puedes realizarla en el resto de la universidad, pasa cinco minutos por día en un lugar distinto con tus amigos y descubre aquel con la energía adecuada para ustedes.

Además, busca un lugar secreto que involucre plantas o un objeto que te traslade a casa por un instante, un lugar que sea tuyo solamente.

Compra una agenda

agenda-universidad

Retomando el tema de la organización del tip anterior, otra forma para organizarnos, y quizás esta sea la más ideal, es mediante el uso de una agenda.
Mi agenda en particular le dedica una página completa a cada día, lo cual para mí es excelente debido a que soy adicta a las listas “Hacer”, pues considero que si coloco por escrito lo que debo hacer por el día en vez de realizar un conteo mental, me siento más comprometida, además de que nunca se me escapa nada.

Entonces, si durante el bachillerato nunca usaste una agenda, es tiempo de que lo hagas.

La vida universitaria consume tu tiempo más de lo que desearías y para que tus actividades de recreación no sean pospuestas porque se te acumularon las tareas, busca una agenda que se adecue a ti (quizás no una con una página entera dedicada a un día, pero sí a una semana), así verás el tiempo o el “espacio” que tiene una tarea o asignación de otra.

 Y piensa de esta forma: Si haces tus deberes con tiempo, en vez de un inesperado día para otro, tendrás no solo más tiempo para divertirte, sino que también para dormir. CADA MINUTO DE SUEÑO PARA UN ESTUDIANTE UNIVERSITARIO VALE ORO.

Si quieres saber cómo organizo mi agenda, solo ha clic aquí.

Participa en un club

No termines tu carrera universitaria teniendo solo recuerdos de ti estudiando. Intenta sobresalir, pues dentro de tu campus hay todo tipo de grupos y organizaciones que al menos en uno de ellos tu personalidad concuerda.

Además de que tus amigos no se limitarán a ser los que estudien contigo, sino que tendrás una lista muy diversa en edades, carreras e intereses.

En caso de que tu universidad no tenga tales clubes, equipos u organizaciones que llamen tu atención, pues crea uno… se precursora del cambio. Y no pienses que es aburrido hacerlo, además de diseñar un horario de reunión, puedes crear un logotipo, un lema, ¡y hasta un código secreto!

Se me ocurre que también una cuenta en las diferentes redes sociales y actividades que entretengan al resto del alumnado, como ferias alusivas.

Si creas un Club de lectura, puedes realizar una gran actividad que involucre a los del Club de teatro y personificar los personajes de las aclamadas obras de William Shakespeare.

Si es uno de debate, puedes organizar un actividad que sea alusiva a un show de televisión en el que se hable de los principales problemas del mundo, o mejor aún: de la universidad en una especie de asamblea y así facilitar a las autoridades su trabajo.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Anuncios

¿Qué piensas? Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: