Anuncios
+

Cómo tener mejores hábitos alimenticios

ensalada-frutas-dieta © Pexels

Mis planes para este semestre son muchos. Quiero hacer pasantías en prensa, dedicarme a aprobar mis materias de la mención e impulsar unos proyectos que tengo apuntados en mi agenda que me tienen muy inspirada.

Sin embargo, sé que por ello debo retomar los buenos hábitos alimenticios para que mi cuerpo y mi mente estén saludables y pueda tener la energía necesaria.

t6j8ozbm38

Mis planes para este semestre son muchos. Quiero hacer pasantías en prensa, dedicarme a aprobar mis materias de la mención e impulsar unos proyectos que tengo apuntados en mi agenda que me tienen muy inspirada.

Sin embargo, sé que por ello debo retomar los buenos hábitos alimenticios para que mi cuerpo y mi mente estén saludables y pueda tener la energía necesaria.

El semestre pasado comencé mis rutinas de cardio, a caminar por el parque y una que otra mañana me dedicaba al yoga.

Pero cuando las vacaciones llegaron admito que fue difícil mantener al pie de la letra mis ejercicios, y por si fuera poco comencé a comer mucho en la calle con mi familia y amigos.

En fin, no respeté en absoluto lo que me había propuesto, y el resultado (más psicológico que físico) me afecto porque no solo estaba cansada y con sueño constante sino porque había quebrantado mi sagrada agenda.

Ya muchos hemos escuchado que no es lo que coma sino cómo lo comas. Adquirir nuevos hábitos alimenticios implica que debemos reemplazar lo que conocemos.

Ya sabemos que no podemos abusar de los azúcares  y los carbohidratos porque a la larga se transforman en grasa, pero como todo en la vida el equilibrio es necesario, así que no se trata de privarnos de cosas sino de saber comer de manera inteligente.

Comer en platos pequeños

4d93x9v230

Sabemos que debemos disminuir las porciones, pero cuando nos servimos en un plato principal, que suele ser el más grande, tendemos a llenar los espacios vacíos inconscientemente. Aunque estemos comiendo productos saludables, la cantidad es la clave.

Es por ello que esta semana he comenzado a comer en platos pequeños, además  de que en nuestro cerebro visualiza la proporción de la comida con respecto al espacio dejado en el plato y no el tamaño de éste en su totalidad, por lo que se programa para sentirse satisfecho.

Reduce las cantidades

uifvoyfrw1

Podemos comer lo que queramos siempre y cuando disminuyamos la cantidad. En el mismo orden de ideas que el primero punto, aunque mayormente comemos en platos muchas veces no, como las empanadas, las arepas y los pasteles que nos comemos en la facultad.

No como mucho en la universidad porque desayuno antes de irme y llevo conmigo galletas proteicas, pero cuando estaba apurada o me reunía con mis amigas tenía el hábito de pedir dos de cualquier cosa. Uno, o la mitad, más de eso está prohibido para mí desde ahora.

No debes pasar el antojo

3idowjt48o

Ahora no se trata del tamaño sino de la frecuencia. Lo de comer varias veces al día para adelgazar o para al menos mantenernos en nuestra talla es realmente efectivo, pero es importante que recordemos hacerlo en pequeñas porciones como se los había mencionado anteriormente.

Lo que sucede es que si en lugar de tres veces al día lo hacemos unas cinco o seis, acostumbramos a nuestro sistema digestivo a  mantenerse activo y lo aceleramos, esto permite que los carbohidratos y azúcares sean digeridos antes de que se conviertan en grasa.

Carbohidratos

omu9k2xzlj

Comer de  forma balanceada quiere decir que todos los alimentos deben comerse porque nuestro cuerpo los necesita. Aquí intentamos comer mejor, no privarnos de un taco.

Los carbohidratos son digeridos más rápido en la mañana. Lo que hago es comer un sandwich integral o una arepita de tostearepa que preparo con mucho afrecho, la cual es una fibra muy saludable.

Bebidas

pergwmkvcf

Refrescos o sodas… ¿qué es eso? No sé, lo ignoro, me hago la loca… es tiempo de dejarlos ir. Durante dos años dejé de consumir refrescos, mi celulitis disminuyó y mi energía aumentó.

Es tiempo que retome esa disciplina. También he tomado mucho té, aunque eso creo que lo saben. Las infusiones de jamaica, limón y naranja aceleran nuestro metabolismo y evitan que retengamos líquidos; fríos con hierbabuena o albahaca son la combinación perfecta.

¿Quieren cambiar la manera en la que comen o conocen otros trucos? No duden en dejar un comentario.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Anuncios

¿Qué piensas? Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: