Consideraciones que tomar para cumplir tus metas

Si algo he aprendido de cumplir mis resoluciones de año nuevo desde que tengo uso de razón, es que todo se consigue con una buena planificación y una gran dosis de realismo

Por ello, antes de comenzar con mis consejos estratégicos para que cumplamos nuestras metas del 2015, es importante que recordemos lo siguiente:

1. Los planes de tu vida no se hacen en un año.

2. Lo bueno se hace esperar y no es tan fácil de conseguir.

3. Si no tienes una agenda, te recomiendo que compres una.

Encuentra un balance

El balance está en equilibrar las metas que ameritan más tiempo y dedicación con aquellas que solo necesitan menos de nuestro esfuerzo.

Como lo mencioné anteriormente, los planes de tu vida no se hacen en un año, por lo que enfócate en uno o dos proyectos importantes y en una mayor cantidad de pequeños logros.

Menos es más

Nadie es perfecto. Lo que sí acepto es que debemos trabajar en convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, sin parámetros sociales o convenios familiares. Nosotros en la más pura esencia de nuestra rareza.

Esto lo menciono porque cuando empieza un año siempre queremos hacerlo todo, pero la verdad es que la mayoría de esas cosas que queremos intentar son impuestas por los esquemas del mundo y no el resultado de una autoevaluación PERSONAL.

Mientras menos, pero más sustanciosas, sean nuestras metas para el 2015, será mucho más fácil de que se cumplan porque estaremos enfocados y no agobiados con tantas obligaciones innecesarias.

Cuando pensamos en nuestra felicidad siendo fieles a la concepción ideal de quienes somos, nos damos cuenta de que no necesitamos hacerlo TODO.

Nada de números, sólo hábitos

Por muchos años me impuse números de tantas veces debo hacer tal cosa, como cuántos libros, películas y ejercicios debo hacer.

Lo que conseguí fue pura frustración, porque es imposible determinarnos para ello, además de que le quita lo divertido a todo.

De un tiempo para acá aprendí que en lugar de números lo ideal es trazarse nuevos hábitos como “leer antes de dormir” en lugar de “leer un libro por semana”. Lo mismo sirve para películas, para pasear al perro o para hacer yoga.

Categoriza tus objetivos

Aquí viene mi lado pragmático. Categorizar los objetivos también ayuda a enfocarse. Por ejemplo, yo los divido de la siguiente manera: “Trabajos en mi persona”, “Proyectos”, “Universidad” y “Diversión”.

Determina un tiempo límite

Esto quiero que lo consideremos porque no podemos empezar todo al mismo tiempo. Es decir, si queremos correr un maratón, podemos iniciar a entrenar a un mes de la fecha, o si queremos realizar un evento, planificar dentro de un tiempo libre de otros compromisos.

Muchas de nuestras metas no deben comenzar en enero, así como tampoco todas deben durar 12 meses.

Darnos un límite de tiempo evitará distracciones y que se acumulen nuestras responsabilidades.

Haz una lista paso a paso

No sé si a ustedes les pasa, pero cuando me enfocó en algo que me interesa pienso tanto en ello que olvido todo lo que tengo que hacer para llegar a lograrlo.

Es por eso que por cada meta he realizado una lista paso a paso de cómo lograrla desde el más mínimo detalle. De esta manera puedo concentrarme en lo estrictamente necesario para el momento.

Hazlo visible

Por supuesto hay que colocar esa sagrada lista nuestra en un lugar donde podamos apreciarla todos los días, creando una cartelera o un montaje de imágenes. Esto me recuerda a mi tablero de visualización que les mostré hace unos meses.

Ten un modelo a seguir

¿Saben a quién admiro demasiado? A Emma Watson. Esa chama sí que está enfocada. Muchos podrían decir que es muy afortunada, pero también lo era Lindsay Lohan y ya sabemos cómo terminó eso.

Lo que quiero decir es que las circunstancias no determinan cómo será tu vida, sino tu convicción por se mejor persona. Emma es fantástica porque ha logrado hacer grandes cosas gracias a su esfuerzo y excelentes principios morales.

Tener un modelo a seguir no es de imitadores sin personalidad, o por lo menos yo no lo veo así. Creo que está bien admirar a alguien y que esa persona nos sirva de motivación.

Crea un blog de seguimiento

Esto ya de parte muy mía para ustedes. Me haría muy feliz ver cómo documentan su experiencia. Tener un blog es quizás lo que más me motiva a intentar cosas nuevas y dar lo mejor de mí.

Puede que incluso se convierta en un proyecto de vida para ustedes y los ayude a encontrar una vocación.

Quisiera saber si son de las personas que se toman en serio el cumplimiento de las resoluciones o si tienen sus propios trucos para cumplirlas. Lo que importa es su comentario porque para mí su opinión vale mucho.

Nos seguimos leyendo,

Kim

Cómo hacer un árbol de Navidad con libros

Por segundo año consecutivo he hecho mi árbolito navideño de libros, ¿recuerdan el pasado? En aquella oportunidad estaba en Coro, pero esta vez, por motivos de trabajo celebraré Navidad aquí en Valencia. ¡Ah! También les presento a Osho, mi oso, a quien por supuesto vestí para la ocasión.

En 2013 no les expliqué cómo había hecho para intercalar los libros y crear esta hermosura, así que aquí les va:

arbol

Los trucos son sencillos:

Los libros más grandes deben ir en la base y tienen que ser cuatro entrelazados, dos encima de los otros para comenzar a dar altura.

Los segundos tienen que ir del mismo modo pero en un ángulo opuesto para cubrir todos los espacios y darle estabilidad.

arbol2

Repetir lo mismo con los libros más pequeños e ir cerrando el espacio cuadrado que queda entre los libros para que de la forma de un pino.

arbol3

En última instancia colorar libros mucho más pequeños uno por uno, también variando las angulaciones.

arbol4

Lo único que queda por hacer es elegir el tope de tu árbol, como una estrella o en mi caso un adorable cascanueces y una piña. Por supusto colócale las luces que quieras. Yo lo adorné con unas led de colores.

arbol5

¡Demasiado lindo! ¡Me encanta!

Recuerden que si hacen uno pueden etiquetarme en las fotos para ver qué tal… eso de verdad me haría muy feliz.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Cómo levantarse en las mañanas sin detestar el proceso

Hoy les contaré mis trucos para levantarme de una vez por todas sin querer reprogramar mi alarma.

La universidad nunca había estado tan fuerte. Este semestre ha sido el peor de todos: el país, el retraso, la reprogramación del semestre, sin vacaciones, el país, el país, el país.

Este mes mis semanas han sido una pesadilla. He dormido pésimo porque me acuesto tardísimo, y a veces porque me acuesto más temprano pero preocupada por muchas cosas. Con todo lo que está pasando es difícil mantenerse motivado.

En la UAM por ejemplo el estudiantado está dormido. Nadie quiere hacer nada; no hay ni un tanto de motivación. El costo de vida sube a cada día y más son los que se van de Venezuela.

En fin, son tiempos duros, pero debemos esforzarnos para salir adelante. Las mañanas son las más productivas por lo que debemos aprovecharlas.

Sé que levantarse de nuestra cama fría y sábanas revueltas es lo último que queremos hacer, pero recuerden lo arrepentidos que nos sentimos en la noche por no haber aprovechado el día desde temprano.

Lectura

Antes de dormir borro de mi mente lo que me perturba. Si me acuesto con una preocupación o con el contenido de un examen fresco en mi cabeza, no descansaré. Trato de leer al menos una o dos páginas de un libro o una revista. Cuando lo hago duermo mejor que si no.

Sin electrónicos

No les gustará a muchos, y a mí tampoco, pero en lugar de usar mi alarma de celular, uso la de un reloj despertador de mesa.

Sé que es algo muy a la antigua, pero es importante que apague mi celular para no ser interrumpida y no querer pausar para que suene 10 minutos después, porque más que un favor, me deja muy cansada.

En mi cuarto no hay televisor pero si ustedes tienen, es buena idea que lo programen para que se apague a una hora. Dormir con el televisor encendido es terrible, además de la luz, es como si durmieras con tu peor pesadilla susurrándote cosas y haciendo que tu mente no descanse.

Baño

Si me baño antes de dormir, incluso si debo acostarme a las 2 de la mañana, definitivamente me cae mejor. Sentirse fresco y suavecito es lo máximo, además de que te ahorras hacerlo en la mañana.

Alarma a la distancia

Mi reloj despertador está en mi peinadora, completamente lejos del alcance de mis manos. Eso hace que deba pararme de mi cama porque no soporto el sonido.

Alfombra

Al lado de mi cama tengo una alfombra. Una de las razones por la que no nos queremos parar es porque no soportamos el piso frío. Contrario a lo que se puede pensar, porque la alfombra es muy cómoda y podría dar sueño, la verdad es que es un plus para el buen humor.

Oscuridad

La melatonina es la hormona del sueño y se produce cuando todo está oscuro, así que duermo en completa oscuridad.

Lámpara

Pareciera no tener sentido con lo anterior, pero es básicamente para las mañanas. Me gusta tener una lámpara de mesa porque mis ojos no toleran cuando enciendo la luz de mi cuarto recién despierta.

Me gusta acostumbrar mis ojos de nuevo poco a poco, por lo que la lámpara me ayuda a iluminar solo una parte.

Agua

Beber agua antes y después da energía. En mi mesa de noche coloco una botella de agua, tomo un trago antes de acostarme mientras leo y de verdad que es relajante. Cuando me despierto tomo un sorbo y definitivamente me ayuda a entrar en conciencia.

Agenda

Si hago una lista de lo que debo hacer el día siguiente pero de las cosas más emocionantes, eso me motiva a despertarme, como una receta, un artículo para mi blog o un paseo por el parque.

Radio

Me he acostumbrado a escuchar la radio mientras me arreglo. Estoy al tanto de lo que pasa y escucho música. Tener un programa favorito en la mañana puede que los motive a pararse.

Espero que no piensen que es muy estricto esto.

A veces es necesario que colaboremos para que esto de la vida funcione. Pueden echarle un vistazo a mi post para tener mañanas más productivas.

Dulces sueños

Nos seguimos leyendo…

Kim

Cómo encontrar tu zona de confort

Soy una persona que piensa demasiado y encuentro inconvenientes donde no hay.  Aunque me ame (eso no quiere decir que soy ególatra), como resultado termino exteriorizando mis inseguridades, y por ser tan perfeccionista, me siento humillada casi siempre.

Toda mi vida he experimentado situaciones incómodas y situaciones que hago que se conviertan incómodas, porque tengo una mente muy testaruda y prejuiciosa.

Así pues, me catalogaron como criticona, mandona, dramática… en resumen: paranoica. Era la dueña de la oración: “¡Es que me da rabia…!”. Lo digo en pasado, porque he trabajado en mandar casi todo a la #%$&%#$? o a no darle la importancia que amerita.

Sigue siendo difícil para mí porque mis inseguridades me persiguen … (¿ven? paranoica).

No obstante he creado un sistema (amooo crear sistemas… espero no piensen que soy burocrática, solo soy organizada).  

Este sistema es como una terapia o rutina desestresante para evitar colapsar en un momento de incomodidad. 

Cómo encontrar tu zona de confort

La zona de confort no está en sentirnos seguros de todo siempre o muy confiados; a veces se encuentra cuando somos más humildes.


Conocerse

Man Sitting Next to Couple of Person Walking on the Street during Daytime

Deben conocer en lo que son buenos y en lo que no, esto por dos cosas, para subirse el autoestima y para alejarnos de situaciones que comprometan destrezas que no tenemos.

Habla solo de lo que de verdad sabes 

advice, advise, advisor

Rumores. No hablo de rumores, pero también deberíamos evitarlos. He caído muchas veces en hablar de más. O sea, sabemos que un tema existe porque lo oímos en alguna parte, y cuando en algún sitio se menciona hablamos con mucha propiedad.

Se nos pregunta a profundidad y luego no sabemos qué decir… odio esa sensación. Pero la idea no es estudiarnos todo de todo, sino cambiar de actitud.

Hablemos con “el puede ser” entre líneas… con la duda, con la empatía. Es muy desagradable que te ponchen, pero estoy tratando de evitar que no sea porque me pasé de creída.

Haz lo que te gusta 

concept, ideas, man

La mayoría de los momentos incómodos no nos lo merecemos, jajajaja. Siempre hay un personaje muy inseguro que buscará humillarnos.

Las mujeres, en especial, somos las más peligrosas, y esto porque no somos directas, creo que todas podríamos mentarnos la madre de la forma más amable.

Cuando eso pasa, llego a mi casa y me consiento. Sí, tengo que estudiar y trabajo que hacer, pero hago un paréntesis hasta que me sienta mejor; solo así es que podemos ser más eficientes.

Por ejemplo, a mi me encanta leer y escribir ¿qué puedo hacer que sea diferente? Busco una lectura apasionante, esas que hacen que vibre tu cuerpo, algo romántica, algo erótica… o algo demasiado gracioso e incluso morboso.

Eso me distrae. También recupero un placer abandonado: ¿Tengo una bicicleta amiga de las telarañas?

Sin compromisos es mejor

Man Wearing Blue and Black Dress Shirt Holding Black Book While Sitting during Daytime

No hay situación más incómoda que no poder responder por lo que te habías comprometido.

Mi espíritu maternal siempre quiere ayudar, pero yo no tengo ni giratiempo ni dispongo de mil virtudes como para querer reparar todo.

Primero agendo mis estudios, placeres y trabajo, de segundo mi placeres otra vez. Si estoy pasando por una situación difícil, de mucha tensión, presión o incluso tristeza me alejo, creo que esta regla la cumplo al pie de la letra ahora.

Las palabras mágicas ya no son “por favor”, “gracias” y “expelliarmus”, son “NO” y “no puedo”; se siente como un masaje en la espalda.

¡Descubre lo que haces cuando terminas en situaciones incómodas y deja tu comentario abajo!

Nos seguimos leyendo…

Kim

Conoce el reto ahorro de las 52 semanas y por qué puede ayudarte a engordar tu alcancía

Engordar tu alcancía no es fácil cuando vivimos en un mundo consumista, pero resulta si hacemos un cambio en las estrategias que ya conocemos de ahorro, podemos hacerlo sin mucho esfuerzo. Sigue leyendo para que te unas al reto de las 52 semanas.

He descubierto en Internet una nueva tendencia de ahorro de lo más interesante.

Se trata de un sistema que ha adquirido gran popularidad en Estados Unidos y Canadá como alternativa para sobrellevar la crisis monetaria.

Es el reto de ahorro de las 52 semanas.

Según el sitio web oficial del reto 52 Week Money Challengecada semana se ahorrará una cantidad determinada de dinero en una cuenta de nuestra elección, pero también puedes colocar el dinero debajo del colchón o en un cochinito.

Cada semana añadiremos un dólar, bolívar, euro, corona danesa o la moneda que sea, a la cantidad que estemos guardando.

La segunda semana, agregaremos $2, la tercera $3. Continuarás con este desafío hasta la semana 52, y como resultado, ¡habrás acumulado $ 1.378!

Este reto tiene que ver con el establecimiento de buenos hábitos. Aunque parezca poco, el truco es que lo estás haciendo cada semana.

Si te suscribes al sitio web oficial de forma gratuita, recibirás notificaciones sobre alguna responsabilidad, motivación y consejos cada semana para asegurar que alcances tus metas.

Considero que es una forma muy interactiva para comenzar a ahorrar si nunca lo has hecho en tu vida.

Creo que debemos aprovechar esta etapa para ahorrar porque no tenemos tantas responsabilidades, lo que nos permitirá asegurarnos un mejor futuro.

de que se trata el reto de ahorro de las 52 semanas
Cada semana añadiremos un dólar, bolívar, euro, corona danesa o la moneda que sea, a la cantidad que estemos guardando. Foto de Pina Messina para Unsplash

Otro método de ahorro que funciona

La mayoría de las personas, especialmente los universitarios, no llevan un control de sus finanzas.

El método que yo utilizo es el de 50, 30 y 20:

  • 50% de lo que obtengo de mi trabajo es para el pago de la universidad, comida y transporte.
  • 30% es para las actividades de ocio.
  • 20% va a mis ahorros para el “futuro lejano”, es decir, que no pienso tocar en unos años.

Si gano dinero extra en otras actividades hago lo siguiente:

  • 50% va para mis ahorros para un “futuro lejano”.
  • 50%  a mis ahorros “para emergencias” que siempre me sacan de apuros.

En caso de no gastar el 30% del mes para recrearme, lo guardo para el mismo propósito, y tendré luego un 60% el siguiente mes.

Aunque los métodos de ahorro parecen algo rígidos al principio, evita que tengamos momentos de pánico cuando no contamos con alguien que resuelva nuestros problemas financieros.

El punto de tener en orden tus finanzas es que siempre vas a tener dinero y te habrás hecho cargo de tus gastos por prioridad.

En Nerd Universitaria encontrarás herramientas para potenciar tu estilo de vida. Como amantes de la academia, podemos embarcarnos juntos en la intrincada búsqueda del equilibrio, mientras reestructuramos la visión que tiene la sociedad sobre el dinero.

Cuando se trata de temas como estos, tu opinión es importante para mí. Cuéntame qué te ha parecido este post y si te unirías al reto. No olvides mencionar tu método de ahorro.

El método SMART: 5 pasos que seguir para trazar metas realistas

 Es muy fácil comprometerse a cumplir nuestras más alocadas ideas sin pensar si son posibles porque nos dejamos llevar por la emoción del momento, como en Año Nuevo, por ejemplo. En este artículo te exploraremos el método SMART que promete ayudarnos a trazar metas realistas…  

Para fijar objetivos o trazar metas nos llena de mucha ilusión, pero no siempre logramos todo lo que nos proponemos. Desde hace mucho tiempo que no me trazo metas de año nuevo por miedo a decepcionarme de mí misma.

Con esto no estoy diciendo que no vayas tras tus sueños, tan solo que existen situaciones que están fuera de tu control, circunstancias inesperadas o que el momento o el lugar no es el adecuado. A mí, por ejemplo, me limitaba la terrible situación en Venezuela y aunque ya no estoy allá (Aquí la Kim del 2019 reeditano un post de la Kim del 2013), sigue siendo mi más grande obstáculo.

Con el tiempo entendí que debía irme y tenía que trazarme una meta realista, y resultó que también era difícil, pero no imposible. Volví a leer este post, ya resignada que mis días en Venezuela estaban contados y que tenía que empezar de cero; posponer mis metas profesionales y personales que soñaba con lograr en mi país y mirar a otra parte.

Luego de un primer intento fallido, apliqué por segunda vez a la beca del programa Erasmus Mundus y la gané. Este artículo me sirvió de mucho para entender por qué no obtuve la beca la primera vez y las razones de por qué aplicar era una meta realista, así que te invito a que sigas leyendo.

El método SMART para trazar metas realistas

Las personas que consiguen sus objetivos los planean de forma que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y oportunos. De eso se trata el método SMART, el cual, aunque en siglas, significa inteligente en inglés.

traza metas realistas con el método de planificación SMART
Trazarse metas realistas con el método SMART pondrá tus sueños en perspectiva y sus pasos a seguir en orden. Foto de rawpixel.com obtenida de Pexels.

George T. Doran, Director de Planeación para la Compañía de Agua de Washington fue quien ideó esta manera de ver nuestras metas y manejar el tiempo.

  • Specific (Específico)
  • Mesurable (Mensurable)
  • Attainable (Alcanzable)
  • Relevant (Relevante)
  • Timley (Oportuno)

De manera que el método SMART sugiere que evaluemos y tracemos nuestras metas sobre la base de estas cinco consideraciones:

1. Específico

Un objetivo general sería: “Ponte en forma”. Pero una meta específica relacionada sería una meta específica tiene muchas más posibilidades de ser cumplida “Únete a un club de salud y entrenamiento de 3 días a la semana”, porque definimos los parámetros y limitaciones.

2. Mensurable

Tiene que haber un sistema lógico para medir el progreso de una meta. Para determinar si nuestra meta es mensurable, hagámonos preguntas como: ¿Cuánto tiempo? ¿Cuántas total de? ¿Cómo sabré cuando se logra el objetivo? Si lo puedes medir, lo puedes alcanzar.

 3. Alcanzable

Para ser alcanzable, una meta debe representar una meta por el que estemos dispuestos y seamos capaces de trabajar. En otras palabras, el meta debe ser realista y metódica. La gran pregunta aquí es: ¿Cómo se puede lograr el objetivo?

4. Relevante

La relevancia destaca la prioridad de la elección de las metas que importan y que son coherente. Por ejemplo, yo sé que puedo hacer 20 sándwiches de atún en una noche para no preocuparme por mi comida de toda la semana. Es una meta específica, mensurable y alcanzable, pero hay un problema, soy vegetariana y comer solo sándwiches no es balanceado. Por tanto, esta meta carece de relevancia.

5. Oportuna

Las metas deben ser oportuna porque el tiempo es circunstancial, dando a la meta una fecha límite o el momento indicado para realizarla. El compromiso de una fecha límite o el conocimiento de que este es el momento ideal para trabajar en ese proyecto u objetivo, nos permite concentrar nuestros esfuerzos en la realización de la meta.

En Nerd Universitaria encontrarás más artículos de administración del tiempo en la sección de Productividad. Sigo trabajando en la reedición de artículos antiguos para hacerlos relevantes a los tiempos de ahora y para eliminar ciertos errores de redacción. ¡Necesito limpiar mi nombre!

Tu opinión es importante para mí. ¿Alguna vez te has trazado una meta que no cumple con las consideraciones SMART? ¡Deja un comentario!

Nos seguimos leyendo…

Kim



Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

 

3 recomendaciones para aprovechar tu tiempo en la mañanas

Kim-yanez

Las mujeres nos caracterizamos por querer hacer muchas cosas al mismo tiempo.

La planificación es la clave para que podamos cumplirlas, pero ¿qué sucede cuando nuestro tiempo es pequeño y nuestra energía sufre un trastorno de cámara lenta?

A continuación les daré unos consejos que podemos poner práctica para que nuestras mañanas sean más productivas sin que implique que lo hagamos a un ritmo acelerado.

Respetar tiempo de estudio y de descanso

Sé que en temporada de exámenes es difícil acostarse temprano si le agregamos el hecho de que el estrés antes de una prueba produce pesadillas, por lo que, si logramos hacer tiempo para dormir probablemente lo hagamos con perturbaciones del subconsciente.

Cuando eso sucede, se debe a una sola cosa, y es que no nos sentimos bien preparadas y la inseguridad se refleja en nuestros sueños; como cuando soñamos que todo nos sale mal, que olvidamos algo en casa, que reñimos con el profesor… o bueno a mí me ha pasado.

En fin,  aunque suene como una melodía fastidiosa, si repasáramos todos los días durante 20 30 minutos las clases, el día anterior al examen sería un día relajado y de investigación para reforzar lo que ya sabemos. Luego publicaré mis técnicas de estudio con más detenimiento.

Es casi imposible dormir las 8 horas recomendadas, sin embargo, expertos también recomiendan que se puede dormir en la noche por 5 horas y media, y tomar un siesta en la tarde de 30 minutos a una hora.

Aprovecha la noche anterior

Antes de acostarte puedes preparar tu atuendo para el día siguiente, y hacerte un sándwich que requiera solo ser calentado por la mañana.

También arregla tu bolso; particularmente lo hago guiándome por una lista de acuerdo a las asignaturas que tengo por día y el material que necesito para ellas. Recomiendo que hagan lo anterior sin son quienes les gusta cambiar de bolso de acuerdo al atuendo, así evitarán olvidar algo. 

Podemos ducharnos la noche anterior, pero si hacemos el resto de los consejos, podemos hacerlo por la mañana sin problema. Seamos ecológicas, a menos que debamos lavarnos el pelo, el baño debe durar 5 minutos.

Optimiza el tiempo de tu rutina de belleza

Menos es más cuando hablamos del maquillaje que debemos usar para la universidad. Sutileza, naturalidad… eso.

Les recomiendo los videos de mi Vlogger o YouTuber favorita: Michelle Phan, de cómo aplicarse un maquillaje de 5 minutos para ir a clases, para chicas con lentes y sin ellos.

 

¡Espero te haya gustado! ¿Qué otra técnica para ahorrar tiempo recomiendas? Coméntanos… 

Nos seguimos leyendo

Kim