Increíbles trabajos que no requieren un título universitario

La vida es una gran escuela y la universidad no es para todo el mundo. Es por eso que me he dado a la tarea de hacerte saber los oficios alternativos a los que puedes dedicarte sin un título profesional. Olvídate de la presión social y échale un ojo a este artículo.

“¡Búscate un oficio!”, es lo que normalmente los venezolanos decimos a las personas cuando son muy ociosas.

Pero ya hablando en serio…

Aunque en varios contextos tener un oficio es lo mismo que tener una profesión, no debe confundirse con aquellos trabajos que requieren de un título universitario.

“Trabajo es trabajo”, eso también decimos.

En la actualidad, son muchos los oficios o trabajos a los que puedes dedicarte cómodamente sin tener un título universitario.

La sociedad, en especial desde el núcleo familiar, puede ser muy dura con las personas que decidieron no ir a la universidad por razones ajenas a su voluntad o por el simple hecho de no sentirse cómodas en un ambiente de academia.

No tiene nada de malo buscar alternativas y cambiar la perspectiva, ya que todo trabajo que no incurra en delitos es honrado. Los oficios que no requieren de un título universitario son igual de estimulantes que aquellos que sí, pues despiertan tu pasión, sentido de autodisciplina y hasta pueden ser mejor pagados.

¿Por qué considerarías no ir a la universidad?


consideraciones para no ir a la universidad, trabajos que no requieren titulo universitario
Considerar no ir a a universidad es una decisión personal y, en muchos casos, una condición inevitable. Foto de rawpixel obtenida de Unsplash

El avance de la tecnología y la búsqueda de más eficientes estilos de vida está creando más vacantes de empleo y posibilidades de emprendimiento como nunca antes. Por tanto, aunque las personas con título universitario tienen otras ventajas a la hora de buscar trabajo, eso no las hace expertas en todas la áreas.

Considerar no ir a a universidad es una decisión personal y, en muchos casos, una condición inevitable si no se poseen recursos económicos suficientes. Pero eso no le resta valor a tu sentido de profesionalismo, ya que quienes ostentan un grado académico superior no solo pueden no terminar ejerciendo en dicha área, sino que también pueden tener poca vocación por aquello que eligieron estudiar.

De manera que si decides que lo tuyo no es la universidad, debes considerar que por estar -aparentemente- en desventaja, tienes que buscar un oficio que te apasione y que sepas hacer bien.

Aunque los trabajos u oficios de los que hablaré a continuación no requieren de un título universitario, es importante que sepas que todos ameritan algún tipo de preparación.

Existen cursos en línea que pueden prepararte y personas dentro de esa rama dispuestas a tenerte como pupilo. En este sentido, las oportunidades para aprender de manera diferente o fuera de lo convencional están al alcance de todos. El conocimiento se ha democratizado.

Una lista completa de los trabajos u oficios que puedes hacer sin tener que ir a la universidad

Varias de las opciones de trabajo que no requieren de un título universitario a continuación son ideas para el emprendimiento y desarrollo de tu marca personal que pueden marcar un antes y un después positivo en tu vida profesional.

profesiones-oficios-trabajos-sin-titulo-universitario
La demanda de oficios que no requieren de un título universitario está en aumento; además de que pueden ser de los mejores pagados. Foto de Zachary Staines obtenida de Unsplash

Asistencia legal o paralegal

Un asistente legal o paralegal se encarga de llevar registro y orden de casos jurídicos. En este caso lo que debes hacer es especializarte en algún área legal como ley penal, compensación al trabajador, negocios, litigación, bienes raíces, pago de impuestos, bancarrota, inmigración, cobranzas, beneficios o derechos constitucionales.

Estudia las opciones más demandas en la sociedad en la que vives y sirve de asistente de un abogado independiente, organización sin fines de lucro, una firma legal o un bufete. Pero recuerda que aunque sientas que conoces todas las herramientas, como paralegal no puedes ofrecer consejo legal o representar a clientes en la corte.

Carpintería

Si tienes la vena artística en ti y te gusta la inventiva, la carpintería u otro tipo de trabajo relacionado con la artesanía es una profesión lucrativa, especialmente ahora que las personas buscan artículos hechos a través del comercio justo. Hacer piezas originales, con buen acabado y calidad requiere de práctica, pero es una inversión porque tienes la oportunidad de trabajar en un proyecto de diseño a la vez y ganar mucho dinero.

Reparación de computadoras

Quien sepa trabajar con computadoras siempre tendrá trabajo. Los técnicos de laptops y de PC de escritorio gozan de estabilidad financiera estos días y los que están por venir. Aprende más sobre el tema, invierte en herramientas y mantente siempre actualizado con los nuevos modelos del mercado, actualizaciones de software y demás. Este oficio te permite trabajar de manera independiente, así que crea un plan de negocios y una cartera de clientes satisfechos que te recomendarán a otros y recurrirán a ti siempre.

Desarrollo web

La programación de computadoras o desarrollo web puede que sea el nuevo oficio más lucrativo. La demanda de estos profesionales es exponencial, miles en cada país de Europa, por ejemplo. Hace unos meses escribí un artículo sobre las razones hacer carrera en programación de computadoras, en este te hablo de los beneficios de elegir especializarse en el desarrollo web.

Servicio de organización profesional

En el mundo hay dos tipos de personas: las que son organizadas y las que no. Si eres una de las primeras y te gusta mantener todo en precioso orden (como yo), puedes ofrecer un servicio de organización profesional a las segundas. Sí, podría ser como los que van a las casas de acumuladores y tiran todo por la ventana, pero en menor escala. Crea tu marca personal, comienza haciéndolo como un favor y ofrece paquetes de servicios.

Hotelería

La globalización ha hecho del turismo más atractivo y accesible para todos los presupuestos. Si ya dominas otro idioma y te gusta tratar con la gente puedes intentar obtener un trabajo en el sector hotelero. Para desempeñarte en esta área también debes aprender sobre protocolo, gestión de personal, trabajo en equipo, historia y relaciones interpersonales.

Café

Los baristas y los profesionales del café tienen el mundo a sus pies actualmente. ¿Quién no ama una buena taza de capuccino? Pues resulta que al igual que un bartender, el oficio de preparar café está en demanda. Pero no cualquier tipo de café, sino los de la más alta calidad. Se trata de un especialista capaz de equilibrar arábica, licores, esencias y leches vegetales y animales. Toma unos cursos y prepárate para tener un oficio exclusivo.

Contenido creativo

Aunque parte de mi tiempo lo dedico al contenido creativo y se me ha hecho más fácil gracias a mi carrera como periodista, resulta que trabajar como articulista, editor de videos y diseño de imágenes es algo que puedes hacer sin tener un título universitario. Existen cientos de plataformas disponibles para freelancers, pero también podrías aplicar a un empleo en una revista, comenzar tu blog o canal de YouTube. Claro, si lo tuyo no es convertirte en un influencer, al menos puedes valerte de estas plataformas para crear un portafolio.

Conseguir un trabajo sin tener título universitario es fácil, pero también lo es hacer de este un oficio que te apasione o desarrollar habilidades que hagan tu sueño posible. Sigo en la búsqueda de más opciones que pueden interesarte para publicarlas en la sección de Profesión en la que también doy consejos laborales. En Nerd Universitaria quiero que encuentres herramientas e información inspiradoras, es por eso que me encuentro en la tarea de crear un Glosario de Profesiones y Oficio.

Si crees que he olvidado algo no dudes en escribir tus recomendaciones con respecto a este tema en la sección de comentarios abajo. También quiero saber tu opinión sobre este artículo y si crees que es oportuno o no.

Nos seguimos leyendo…

Kim




Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Cómo lidiar con el síndrome del burnout en tu profesión

Burnout viene del inglés y significa “quemado”, lo cual en este contexto es sentirse como un cerillo o un fósforo usado. Cumples tu función y ya no sirves para más nada.

Si este término no se te hace familiar, puede que lo hayas oído llamar de esta manera: 

  • Síndrome de desgaste profesional.
  • Síndrome de sobrecarga emocional.
  • Síndrome del quemado.
  • Síndrome de fatiga en el trabajo.

Esto quiere decir que el síndrome del burnout está más relacionado con una sensación de agotamiento o pérdida de motivación para realizar las tareas pertinentes con el ejercicio de tu profesión o en tu trabajo. Se manifiesta tanto en el comportamiento y la toma de decisiones como en el estado físico. 

El síndrome del burnout fue declarado en el 2000 por la Organización Mundial de la Salud como un riesgo laboral latente que afecta a quien lo desarrolla psicológicamente, lo que también altera el estado físico y sus habilidades sociales. 


¿Qué es el síndrome del burnout?
que es el sindrome del burnout
El síndrome del burnout es un padecimiento que se produce como respuesta a presiones prolongadas en el trabajo. Foto de Nathan Dumlao para Unsplash
El síndrome del burnout es “una respuesta al estrés laboral crónico integrado por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional, así como por la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado“, Pedro R. Gil Monte, Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia. Lee el artículo completo de Gil Monte aquí.

Según Roger Forbes Álvarez, consultor de CEGESTI (Fundación Centro de Gestión Tecnológica e Informática Industrial), los síntomas relacionados con el síndrome del burnout son los siguientes: 

  • Fatiga o cansancio elevado.
  • Dificultad para la concentración.
  • Irritabilidad hacia clientes y compañeros de trabajo.
  • Migrañas.
  • Dolores musculares.
  • Insomnio.
  • Desórdenes gastrointestinales.
  • En mujeres, problemas relacionados con el ciclo menstrual.
  • Sentir que no se logran los objetivos.
  • Disminución en la calidad o productividad del trabajo.
  • La necesidad de abusar de sustancias para tratar el estrés. 

Combate el síndrome del burnout sin que tu jefe se de cuenta

Para hacer este artículo usé publicaciones científicas relacionadas con el tema, los cuales están enlazados dentro del contenido. No soy una experta, pero decidí aprovechar esta plataforma para iniciar una conversación sobre el síndrome del burnout porque a muchos de los síntomas mencionados anteriormente no se les pone nombre o se malinterpretan. Sigue leyendo si sientes que esto puede servirte de ayuda. 

como controlar el síndrome del burnout en el ambiente laboral
Sin importar cuánto uno ame su carrera, todos somos propensos a sufrir del síndrome del burnout. Foto obtenida de Pexels.

Haz una cura de sueño el fin de semana

Aunque los seres humanos estamos condicionados para lidiar con situaciones de estrés, en las que liberamos hormonas que nos ayudan a sobrellevarlas, a veces la habitualidad con la que estas pasan nos pasan factura y terminan por agotar nuestras reservas.

De manera que, para tratar con los síntomas físicos del síndrome del burnout, los expertos sugieren que descansemos. Apaga todas las luces, viste tu cama con las mejores sábanas, toma un baño y acuéstate a dormir. No es buena idea eso de tomar decisiones agotado o cuando uno está a la defensiva.

Opta por remedios naturales

En los artículos científicos sobre el síndrome del burnout encontré que el uso de sustancias recreativas o medicamentos no prescritos es una práctica común entre las personas que sufren de estrés laboral. Aunque parece el camino más sencillo ir a un bar un tomarse unos tragos luego de una jornada agotadora en la oficina, se tiene la propensión de hacer de esto un hábito que luego puede convertirse en una adicción.

Los remedios naturales como el té, los aceites esenciales, vitaminas, baños, masajes y  jornadas de sueños son mejores opciones para estos casos. 

Practica el hygge 

Hace ya un tiempo publiqué un artículo sobre cómo los daneses lidian con los meses de invierno en los que el sol aparece muy pocas veces. Se trata del hygge y es una práctica que adopté cuando trabaja en Venezuela como periodista de sucesos criminales porque al final del día estaba agotada de tanta negatividad.

Da la casualidad que ahora vivo en Dinamarca y, aunque ya no trabajo en escenas del crimen, el clima ha hecho ciertos estragos con mi ánimo. Mientras me adaptaba a este nuevo horario se me era difícil dar el primer paso y motivarme a hacer hygge, pero una vez que empiezas, se vuelve una necesidad bastante saludable. 

Pide apoyo a tus compañeros

El síndrome del burnout es el resultado del estrés laboral, el cual está asociado a una carga de tareas que no sabemos cómo llevar a cabo con eficiencia. Esto se debe a que estamos trabajando más tiempo del debido o asumiendo responsabilidades que no nos competen. 

En este caso, es muy probable que no seas la única persona que se siente de esta manera en tu oficina. Es probable que la carga de trabajo esté distribuida inadecuadamente, por lo que pedir asesoría o crear equipos puede hacer el proceso más llevadero para todos. Cuando existe armonía o camaradería entre tus colegas, demás personal y tú, algunos síntomas asociados con el síndrome del burnout desaparecen por esto que llamamos empatía por asociación.   

Sí deberías hablar con tu jefe

Cuando digo que puedes lidiar con el síndrome del burnout sin que tu jefe se de cuenta me refiero al hecho de que una vez que reconozcas que estás siendo condicionado por estos síntomas y logras identificarlos y asociarlos con ciertas situaciones laborales, te dirijas a tu jefe directo o al departamento de recursos humanos para dar con soluciones que beneficien el servicio que prestan y la efectividad en su rutina laboral.

Y es que las causas que provocan el síndrome del burnout son problemas de raíz que pueden arrancarse o circunstancias ineludibles que pueden contrarrestarse. Entre ellas: 

  • Altos niveles de exigencia sin oportunidad de descanso.
  • Horarios de trabajo excesivos.
  • Tener pocas oportunidades para tomar decisiones.
  • Lidiar con labores fuera de nuestra competencia.
  • Desvalorización del puesto de trabajo por parte de superiores.

La Organización Mundial de la Salud en asociación con la Red Mundial de Salud Ocupacional tienen a su disposición recursos estratégicos para empresas que experimentan con el síndrome del burnout entre sus empleados o con que el desgaste del personal va en aumento. 

Aquí te dejo algunos de los artículos o recursos que pueden ayudarte a exponer tu caso frente a tu jefe o con el departamento de recursos humanos.

Para el OMS el estrés laboral se ha convertido en una epidemia. Yo he experimentado varios momentos en los que me siento incapaz de continuar y, debo admitir, que me rendí muchas veces. Quizás esa sea la principal razón por la que decidí crear la sección de Profesión en Nerd Universitaria, no solo como una suerte de extensión entre nuestros estudios superiores y la vida laboral, pero como una alternativa para tratar tópicos y circunstancias que están cambiando la conversación sobre lo que significa el trabajo y los valores asociados a éste.

No dudes en dejar un comentario si te identificas con los temas que he tocado en este artículo. Haz que esto se convierta en parte de la conversación y comparte en el enlace en tus redes sociales.  

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Aprende a trabajar desde casa con profesionalismo

Trabajar desde casa es cada vez más común en la sociedad del milenio. La tecnología lo ha hecho tan fácil que muchos se ven tentados a dejar su trabajo tradicional en una oficina para emprender o servir el mismo propósito pero desde la comunidad de su hogar. Si este es tu caso, aquí te he explico cómo hacer dicha transición con profesionalismo.

Tener un side hustle o un trabajo de tiempo completo que puedes hacer desde casa te ahorra tiempo y energía. Es cómodo no tener que lidiar con el caos de una oficina, tomar el transporte público o conducir, gastar en almuerzos y cafés con sobreprecio.

En el pasado hice varios trabajos desde casa y aunque ciertamente es más relajante sentarse frente al escritorio en pijamas, cuando no tienes una autoridad directa vigilando tu desempeño o la interacción de un ambiente de trabajo físico y social para motivarte, es un reto adquirir la disciplina para cumplir con tus tareas.

Cuando me refiero a trabajar desde casa con profesionalismo, no hablo de aprender a cumplir con nuestros deberes, sino de encontrar la suficiente disciplina como para no abrumarnos.

Lo que sucede es que cuando trabajaba desde casa repetía un patrón: me enfocaba en terminar mis asignaciones y no en eliminar distracciones y crear reglas. Al final del día había logrado mi cometido pero había descuidado otros aspectos.

Esos aspectos son el tiempo, el cuidado personal y mis deberes para con mi hogar. Terminaba agotada porque trabaja horas de más, olvidada cuidar de mi misma como comer o darme un baño y dejé de priorizar mi rutina de limpieza, compartir con mi familia y prestar atención a lo que pasaba a mi alrededor.

En fin, es muy fácil perderse a uno mismo cuando se trabaja desde casa, especialmente cuando se trata de un proyecto personal al que le has invertido tu dinero. Sigue leyendo para que conozcas lo que tuve que hacer para dejar esos malos hábitos de lado.

Cómo adquirir la disciplina para trabajar desde casa

Trabajar desde casa tiene más ventajas que desventajas. Para que esta transición no te agobie he creado para ti una lista de recomendaciones que me sirvieron para disfrutar de esta experiencia al máximo que me ahorraron mucho tiempo y disgustos. 

como trabajar desde casa con disciplina y profesionalismo
Cuando se trabaja desde casa es muy fácil descuidar el tiempo, tu cuidado personal y los deberes para con el hogar. Foto de Manny Pantoja para Unsplash

Ten un escritorio despejado

Para trabajar desde casa necesitas un espacio que grite productividad. Con el tiempo he aprendido que entre menos cosas estén en mi campo visual es más fácil para mí enfocarme en lo que realmente importa. En mis años de pregrado me encantaba coleccionar artículos de escritorio que luego terminaron ocupando 40% de su superficie.

Era mucho con demasiado: colores, papeles, bolígrafos, libretas y un montón de cosas más que ya ni servían, estaban vencidas o eran una acumulación del mismo objeto (los que están allí “solo por si acaso”). ¡Despeja tu escritorio! El mío ahora solo tiene mi laptop y… más nada en realidad.

Usa un navegador diferente para tu trabajo

Tener un navegador solo para cosas del trabajo es lo mismo que separar los negocios del placer. Soy de las personas que no les gusta abrir y cerrar ventanas. Esto de cerrar correos y abrir otros, revisar dos calendarios, cambiar contraseñas, echarle un ojo a tus redes sociales y cumplir con tus deberes en un mismo navegador, nunca funciona… nunca.

Es por eso que tuve que descargar un navegador extra para tener solo sesiones que fuesen exclusivas con mi trabajo. Te ahorrará tiempo, evitará distracciones y convencerá a tu cerebro que es tiempo para trabajar only. En mi caso tengo Mozilla para mi vida personal, Ópera para mis estudios de maestría y Chrome para mi blog.

¡Funciona de maravilla! Pero ojo, nunca pueden estar abiertos al mismo tiempo. El multitasking es un mito; además de que tu computadora se congelaría en el intento.

Aprende a decir que no

Trabajar como freelance desde casa también me enseñó a decir que no… pero es algo que aprendí por las malas. Estaba en mis pijamas, muy cómoda, sentía que tenía todo el tiempo del mundo y que en la práctica era mi propia jefa, pero la verdad es que solo podemos trabajar en una cosa a la vez. Si quieres dedicar un tiempo prudencial al trabajo sin que ello te consuma la energía, no aceptes proyectos que requerirán que te salgas de tu horario.

Rígete por un horario

Aunque puede que una empresa te establezca fechas y horas límites como empleado outsourcing, si este no es el caso, es tu tarea crear esos parámetros. Por tu propia cuenta crea un horario de oficina al que puedas regirte pero que a la vez sea flexible. Ya sean ocho o siete horas diarias. Cócalo en un lugar visible o activa alarmas en tu teléfono; será una presión necesaria y beneficiosa.

Crea una lista de metas diarias

Antes de sentarte a trabajar crea una lista de tareas diarias. Por lo general yo tengo dos. La primera es sobre cosas que forman parte de la rutina y que por ende debo repetir diariamente y la segunda es para anotar al menos tres tareas que deben estar listas para cuando la alarma que pone fin a tu jornada laboral se active. Ordénalas por orden de importancia.

Practica estiramientos

Cada cierto tiempo haz estiramientos y pércatate de tu postura. Trabajar varias horas seguidas detrás de un escritorio me provocó un terrible dolor de espalda que me desmotivaba para hacer otras actividades en mi vida personal. Por supuesto, es un tema de salud y hay que cuidarla. Crea alarmas para hacer al menos 10 minutos de estiramientos. En YouTube hay muchos videos dedicados a recomenzar los efectos negativos de trabajar sentado por mucho tiempo.

Haz que los demás respeten tu tiempo

Mucha gente cree que trabajar de casa es tan sencillo que no debería ser tomado en serio. Si no vives solo, debes explicarle a tu familia y amigos lo importante que este oficio para ti aunque estés en la comodidad de tu hogar y, en cierta forma, disponible para cualquiera de sus solicitudes. Cuando trabajaba desde casa en Venezuela este aspecto de mi jornada fue el más difícil de cumplir. Todos me interrumpían porque no lograban entender que mientras más me distraía más tarde me vería terminando todo.

Dependiendo de qué tan abiertos sean al concepto de trabajar desde casa puede que les disguste tu actitud “distante” o que respeten por completo tu decisión. Lo que si es realmente efectivo en todos los casos es colocar en tu puerta un cartel de no molestar y pasarle seguro. Perdón mamá.

Sé honesto con tus clientes o superiores

Es un trabajo y al fin y al cabo hay que rendir cuentas. Me pasaba que cuando trabaja desde casa para otros olvidaba comunicarles a mis jefes y clientes sobre mi progreso. Es muy fácil olvidar que tienes que informar de todo lo que haces cuando no tienes a nadie que te supervise en persona. Sabiendo que esto generaba disgusto opté por escribir correos del antes, durante y después de cada tarea. También puedes optar por enviarles tu lista de tareas o una suerte de plan de acción.

Como habrás notado no existen excusas para no ser profesional cuando se trabaja desde casa. Adquirir la disciplina para hacerlo eficientemente es una combinación entre administrar tu tiempo, establecer reglas y saber comunicar tus necesidades y progreso a quienes interfieren directa o indirectamente en tu desempeño. En Nerd Universitaria podrás encontrar más consejos laborales en la sección de Profesión.

Si trabajas desde casa y crees que olvidé algo (que es lo más seguro) no dudes en dejar tu recomendación en la sección de comentarios abajo. También apreciaría mucho si compartes este artículo en tus redes sociales. 

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Lo que debes hacer para conseguir empleo sin experiencia laboral

Buscar trabajo es uno de los procesos más estresantes que nos toca hacer cuando terminamos lo estudiar, pero no siempre es fácil encontrar oportunidades si no se tiene la experiencia. En este artículo te cuento cómo puedes conseguir tu primer empleo

Antes de comenzar es importante que sepas que el primer empleo no tiene por qué ser el trabajo de tu sueños. En realidad casi nunca lo es. Las profesiones siempre están en constante evolución y lo más probable es que te canses de hacer lo mismo luego de un tiempo, especialmente si eres millennial.

Lo que quiero decir es que no tienes por qué preouparte si esa bacante está por debajo de tus espectativas ya que, aunque suene cliché, toda experiencia es un aprendizaje.

Para conseguir tu primer empleo como si ya tuvieras experiencia laboral no tienes que dejar de lado el orgullo de ostentar un título universitario, sino cambiar el concepto que tienes de orgullo.

Y es que muy probablemente estés subestimando cuán honrado es el trabajo en sí mismo, especialmente si estás apenas en el primer escalón de tu carrera. Cuando el tiempo pase sentirás mucho orgullo de cuanto has hecho, incluso de si se trata de empleos que no están relacionados con tu campo.

Desde que comencé a trabajar en medios de comunicación en 2012 como asistente de producción, e inlcuso antes, cuando ayudaba en el negocio de mi familia como cajera en vacaciones de bachillerato, he aprendido sobre desempeño, disciplina, socialización y empatía. Ninguno de esos aspectos está relacionado con periodismo, pero son cualidades valiosas para escalar posiciones.

Créeme cuando te digo que valen tanto, o más, estas cualidades que cualquier experticia en tu campo.

Consigue tu primer empleo como si ya tuvieras experiencia

Los consejos a continuación no son más que estrategias que pueden ayudarte a conseguir tu primer empleo más rápido. De ponerlos en práctica parecerá que ya tienes experiencia, o mejor dicho, hará ver que tienes potencial.

como conseguir tu primer empleo sin experiencia laboral
Para conseguir tu primer empleo debes estar dispuesto a cambiar tus expectativas. Foto de LinkedIn Sales Navigator por Unsplash

Opta porpasantías

Parece obvio, pero te sorprenderá saber cuántos recién graduados no están dispuestos a hacer pasantías porque piensan que solo es trabajo para estudiantes. La verdad es que las pasantías son muy valiosas. Las empresas aprecian profesionales que están dispuestos a aprender y asumir responsabilidades que “perecen estár por debajo” de sus credenciales.

Para que tengas una idea, me encuentro estudiando una maestría de periodismo político en Dinamarca y he trabajado en medio por seis años; sin embargo, encuentro súper fascinante poder hacer una pasantía en algún departamento de medios de alguna empresa danesa. Estoy abierta a aprender cosas nuevas, especialmente si trata de vivir cómo es el ambiente laboral es un país tan distinto al mío, aunque FOX News diga lo contrario.

Busca ser independiente

No puedo dejar de bloguear, aunque sé que lo he abandonado un poco  y en parte se debe al gran cambio que ha representado mudarme a otro continente. Pero estoy de vuelta por aquí para contarles sobre mi experiencia y todas las cosas nuevas sobre productividad, educación y trabajo que he encontrado tan solo con interactuar con mis nuevos compañeros de clases.

Ahora bien, ser independiente en tu campo es la manera más auténtica de crear un portafolio. Y te lo digo yo que Nerd Universitaria me ha abierto muchas puertas. Si tu carrera te permite trabajar como outsource, te recomiendo que lo hagas a modo de side hustle. Tu empleador agraderá saber que puedes desempeñar tareas administrativas y que eres capaz de seguir parámetros. Por supuesto, si se trata de un proyecto personal, encontrará que tienes pasión y determinación.

Aprende a hacer networking

Networking es el término utilizado para referirse a las relaciones que emprendedores y trabajadores desarrollan dentro de su campo. Para ello que te recomiendo que asistas a seminarios, conferencias y ferias profesionales con una buena cantidad de tarjetas de presentación y la disposición de tener valiosos contactos. Esto aumentará las posibilidades de conseguir empleo o de que te tomen en cuenta para participar en proyectos temporales, lo cual es treméndamente positivo también.

Aplica a cursos de capacitación

Los cursos de capacitación sirven para actualizar tus conocimientos en este mundo tan cambiante y para adquirir habilidades prácticas que no siempre se aprenden en la universidad. Páginas web como Future Learn e instituciones especializadas en tu localidad seguramente ofrecen cursos que pueden hacer que tu currículo sea más atractivo para tu futuro empleador.

Conseguir el primer trabajo es dificíl porque no se tiene experiencia en el campo, pero si te capacitas en un todavía inexplorado tema o experticia, las posibilidades que te contraten son más altas. Por ejemplo, gracias a mi blog he aprendido sobre SEO (Search Engine Optimization), un concepto que jamás vi durante mis años universitarios pero que sigue apareciendo como un requisito indispensable en casi todos las ofertas de trabajo relacionadas con mi carrera en Europa.

Encuentra un mentor

Luisa, Lucía y Estefanía fueron mis mentoras cuando comencé mi carrera. Tener un mentor en el campo no solo es una excelente forma de hacer networking, sino que también una manera de poner los pies en la tierra cuando te encuentras en la búsqueda de tu primer empleo. Ya sea un profesor, un conocido o alguien que admires mucho desde la distancia, hazle ver que tienes la disposición de aprender cosas nuevas y de adentrarte en el mundo laboral.

Lo más probable es que recibirás el empujón que necesitas. ¡Acércate a ellos con la mejor actitud! Agradecerás cualquier consejo que puedan darte.

Trabaja en tu presencia en línea

Tu presencia en línea es monitoreada por tus potenciales empleadores cuando entregs tu currículo, y en muchos casos es un tema de conversación que sale a flote durante la entrevista. Lo que publiques en internet dice bastante de tu integridad personal y profesional. Por ejemplo, Wix o WordPress son excelentes plataformas para crear una página de perfil curricular que rompe el esquema de LinkedIn que todos conocemos.

No olvides prestarle atención a lo que publicas en Twitter, Facebook e Instagram. ¿Qué tanto de tu vida personal quieres que tu potencial jefe sepa? ¿Qué contenido puede que sea considerado ofensivo o poco profesional? Hacerte estas preguntas puede que te motive a depurar tus redes asap.

Las ONGs necesitan gente quiera trabajar 

Uno de mis side hustles mientras estudiaba fue trabajar para la Fundación de Lucha Contra el Cáncer de Mama (Funcamama) en Valencia. Las organizaciones sin fines de lucro son grandes plataformas para el networking y también para aprender sobre la marcha cuando tienes proyectos o metas que hacer realidad. Lo bueno de las ONGs es que siempre necesitan de personas dispuestas a contribuir. Están llenas de mentores y demás gente que naturalmente les gusta ayudar.

Aunque no fue mi primer empleo, creo que fue uno de los más gratificantes y lamenté mucho tener que dejarlo. Si te interesa el trabajo en equipo y las buenas causas, esas organizaciones necesitan saber de ti.

Como habrás notado, conseguir tu primer empleo es más fácil de lo que crees. Solo debes tener disposición para hacer cosas nuevas y una buena actitud. En Nerd Universitaria puedes encontrar artículos relacionados a este tema en la sección de Consejos Laborales en Profesiones. También te invito a que explores la sección de Productividad, ¡es una de mis favoritas!

Si crees que he olvidado algo o quieres contar tu experiencia sobre cómo conseguiste tu primer empleo, por favor dinos en la sección de comentarios qué te ayudó a conseguirlo. ¡No olvides compartir este artículo en tus redes sociales!

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Conviértete en un científico de datos o experto en Big Data

Ser un científico de datos o experto en Big Data es lucrativo y necesario en el mundo del marketing y la creciente tecnología. Con este artículo quiero motivarte a considerar esta profesión…

Los científicos de datos saben leer y traducir lo que para los mortales no está a simple vista.

Se trata de una profesión intuitiva y a la vez técnica que sirve para analizar grandes cantidades de información. Dichos análisis son útiles para empresas e instituciones que necesitan conocer más a sus clientes como consumidores y también como ciudadanos.

Estos datos se obtienen en las redes sociales, de encuestas y por medio de información de uso interno de las organizaciones. Es por tanto que el arte de la ciencia de los datos es un oficio multidisciplinario que muchas empleadores buscan.

Debido a creciente avance de la tecnología, las empresas tienen vacantes disponibles que tu podrías ocupar si se haces un experto en este campo.

¿Qué es la Big Data?

| De acuerdo con Power Data, la Big Data “describe el gran volumen de datos, tanto estructurados como no estructurados, que inundan los negocios cada día”; mientras que la ciencia de datos no es más “extraer conocimiento a partir de los datos para poder responder a las preguntas que se le formulan”, según In Lab |

¿Qué hace un científico de datos?

Conoce los pormenores de esta nueva profesión e inspírate. Los científicos de datos están dando el batacazo en las grandes corporaciones. Este oficio podría ser tu gran oportunidad.

que hace un cientifico de datos
Un científico de datos es un profesional multidisciplinario que puede descifrar comportamientos complejos a través de un clic. Foto de William Iven para Unsplash

¿Cómo se estudia para ser científico de datos?

En la actualidad (2018), no existen universidades que te enseñen cómo ser un científico de datos, pero existen muchos cursos en Internet gratuitos en los que puedes aprender lo básico sobre este oficio. Sin embargo, las carreras afines o relacionadas con lo practicado por los analistas de Big Data pueden ser marketing, comunicación social, matemáticas, sociologías…

Características básicas de un científico de datos

El análisis de datos exige que la persona a cargo sea alguien con visión y amplio entendimiento de cómo obtener la información a través de estrategias sociales, tecnológicas y matemáticas, en tanto que los científicos de datos se caracterizan por ser:

  • Curiosos.
  • Pragmáticos.
  • Amantes de métodos científicos.
  • Expertos en tecnología.
  • Creativos.
  • Conocedores de negocios.

Habilidades de un científico de datos

Cuando una empresa contrata a un científico de datos, debe encargarse de analizar la información para responder a las preguntas de dicha organización. Se trata, pues, de una inversión que debería dar resultados certeros.

Es por ello que, aunque seas naturalmente intuitivo, no puede haber espacio para las adivinanzas y suposiciones. De convertirte en un científico de Big Data, tendrías que tener las siguientes habilidades:

  • Buscar información de todos lados -incluyendo libros- y clasificarlas en categorías y tipos de fuente.
  • Hacer una limpieza o cortes en el ya encontrado océanos de datos a través de palabras claves y de técnicas de muestreo.
  • Ilustrar los datos en estadísticas y gráficos.
  • Analizar las tendencias y rectificarlas con encuestas o consultas a expertos; para ello se necesita conocimiento de computadores, aplicaciones y dominios.
  • Ofrecer soluciones, respuestas y propuestas comprobables.
  • Hablar de probabilidad, veracidad y eficiencia.
  • Preparar una presentación que no deje espacio para las dudas.

Mercado de trabajo de un científico de datos

El mercado laboral de un científico de datos es realmente amplio. Debido a que pueden predecir y describir comportamientos complejos para luego simplificarlos, son muchas las industrias que podrían quererlos en sus equipos. He aquí unos ejemplos:

  • Turismo.
  • Marketing digital.
  • Partidos políticos.
  • Retailing
  • Salud.
  • Seguridad.
  • Mercados financieros.

Lo que un científico de datos debe seguir estudiando

Si las universidades crearan un pregrado o postgrado en análisis y la ciencia de datos, muy probablemente se quedarían cortos, pues es una carrera que requiere de constante aprendizaje y actualización. Más no es un reto imposible de lograr. Por lo pronto, cómo debes estudiar por tu cuenta, un científico de datos tendría que saber lo siguiente:

  • Ciencias de la computación.
  • Leyes de privacidad y seguridad.
  • La nube.
  • Programación de computadoras.
  • Metodología de la investigación.
  • Internet de las cosas.
  • Desarrollo de aplicaciones.
  • Conocimiento de dominios.
  • Estadísticas.
  • Inteligencia artificial.
  • Tendencias sociales.
  • Comportamientos conductuales.
  • Análisis de gráficos.

Ideas de emprendimiento para un científico de datos

Un científico de datos independiente puede emprender con la creación de una consultoría, centro de estadísticas y hasta con una agencia de inbound marketing. Puede incluso tener una empresa tecnológica que desarrolla aplicaciones digitales.

Toda una ciencia ¿no? Esta profesión es rentable por su juventud y demanda. Sigue investigando sobre cómo convertirte en científico de datos y no dejes de leer Nerd Universitaria para que te mantengas al tanto de las últimas tendencias sociales y métodos para tener una vida más productiva.

Quiero saber tu opinión sobre este tipo de artículos y si quieres que hable de alguna profesión en específico. Deja tu comentario abajo y no olvides compartir esta información en tus redes sociales.

Nos seguimos leyendo…

Kim



Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Todo lo que debes saber sobre cómo organizar reuniones de trabajo

La reuniones de trabajo tienen objetivos claros. Si te han dejado la tarea de organizar una, en este artículo tengo unas sugerencias para ti…

Las reuniones de trabajo tienen varias funciones:

  • Planificar proyectos.
  • Solucionar problemas.
  • Organizar eventos especiales.
  • Informar sobre nuevas directrices de trabajo.
  • Dar la bienvenida a un nuevo miembro en el equipo.

Estas reuniones de trabajo son muy distintas a las conversaciones en pasillos o a las largas charlas durante el almuerzo.  De manera que, para su organización se requiere crear una atmósfera semi formal que evite desviaciones.

Organizar una reunión de trabajo por primera vez no tiene por qué significar una gran reto. Una vez en marcha que solo se requiere sentido común y un poco de protocolo para que descubras que son un increíble recurso para el correcto funcionamiento de una empresa.

En el pasado he podido constatar cuán beneficioso es tener reuniones de trabajo periódicamente, pero también, cuán desastroso puede ser el resultado si no se maneja con lujo de detalle.

Sigue leyendo para que evites a toda costa que una convocatoria termine sin resultados positivos.

Organiza reuniones de trabajo como todo un profesional

Asume la responsabilidad de organizar una reunión de trabajo como todo un profesional tomando en cuenta ciertas consideraciones de sentido común que te dejará bien frente a tu jefe.

Todo-lo-que-debes-saber-sobre-cómo-organizar-las-reuniones-de-trabajo
Como pasante organicé reuniones de trabajo a pesar de lo intimidante que pueden ser al principioFoto de Annie Spratt para Unsplash editada por Nerd Universitaria

Convócala con días de anticipación

Recuérdales a tus compañeros de trabajo o empleados que en cierto número de días se dará lugar una reunión. Esto para que se planifiquen. Cada quien tiene funciones, entregas, medidas y lapsos de tiempo que atender y deben cubrir la mayoría de esos oficios sin que una convocatoria altere su ritmo.

Utiliza medios que sirvan de registro

El boca a boca en estos casos es medianamente efectivo. La verdad es que solo sirve para malentendidos. Si no quieres que lleguen tarde, no sepan el punto a tratar o simplemente no aparezcan en la reunión de trabajo, manda un correo con las especificaciones, publica en grupos de mensajería (de tenerlo), o imprime un anuncio en cartelera. Si yo fuera tú, utilizaría todos estos recursos.

Establece una agenda de tópicos

En una lista de ítems, anota los tópicos a tratar. Colócalos en el orden en el que consideres más oportuno y cerciórate de explicar las razones por las que se hablará de estos temas en la reunión de trabajo. Piensa en su urgencia, su importancia, la oportunidad y el contexto de la situación.

Traza objetivos y soluciones

Luego de que traces los tópicos de la agenda, traza los objetivos y las posibles soluciones que deseas que resulten de la discusión sobre cada uno de esos temas. Sucede mucho que cuando se organizan reuniones de trabajo y no se establecen metas, esta puede prolongarse por días debido a la falta de enfoque de sus participantes.

Coloca una duración

En la convocatoria a la reunión deberías especificar no solo la hora de inicio, sino que también el tiempo de duración. Esto sirve para que tus compañeros planifiquen jornada y para que cada uno se enfoque en cumplir con los objetivos dentro de lo previsto.

Delega funciones

Delegar funciones o pedir ayuda hará que todo funcione mejor. Cuando se organiza una reunión de trabajo es importante contar con personas que puedan orientarte y hacerte ver diferentes perspectivas sobre los tópicos a tratar y sus posibles soluciones.

Deja un espacio para sugerencias fuera de la agenda

En caso de que se desvíe la conversación o surgan ideas fuera de la agenda de tópicos, tomas las riendas de la situación y sugiere organizar otra reunión de trabajo para tratar dichas ideas.

Esto me recuerda otro punto a considerar…

… Toma notas 

Al igual que la técnica del boca a boca, ser todo oídos en una reunión de trabajo, no es muy profesional que digamos. Toma nota de las opiniones y aportes de cada uno de tus compañeros. Si puedes señalar quién dijo qué, tendrás un mejor registro de lo que se habló y no pasará eso de “no recuerdo que hayamos hablado de eso”, “creo que no te explicaste bien”, “tenía entendido que no habíamos llegado a nada con respecto a eso”.

No elijas los viernes

Los viernes la gente quiere salir más temprano de la oficina, ¿por qué torturarlos con una reunión de trabajo? Tampoco deberías llamarlos justo antes de la hora del almuerzo. El hambre no es buen consejero de nadie.

Mejor opta por los lunes o los miércoles

Sí, los lunes y los miércoles tienen efectos interesantes en nosotros: por un lado, estamos listos para lo que viene en la semana y, por el otro, ya estamos empapados con la carga laboral sin añorar tanto el fin de semana.

Pero no todo amerita plantearse en una reunión

No todo amerita que organices una reunión de trabajo. Existen temas que pueden discutirse con informes o encuentros de tú a tú con el jefe inmediato. Pueden hacerse encuestas y pruebas diagnósticas digitales para llegar a un acuerdo general.

Este espacio de Nerd Universitaria es para convencerte de que la experiencia laboral durante tus años de estudio es también una excelente escuela. Como pasante organicé reuniones de trabajo a pesar de lo intimidante que pueden ser al principio y que las primeras veces no sale como uno lo espera. Lo importante es que tomes la iniciativa…

Quiero saber qué te ha parecido este artículo y si pudieras contarme en los comentarios alguna anécdota sobre reuniones de trabajo. ¡Te espero en la sección de abajo! 

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Aspectos que debes considerar para diseñar un buen currículo

Ya está por terminar la segunda década del milenio y no puedo permitirte que sigas usando el mismo formato de currículo que el de tus padres. Renuévate y diseña uno que de verdad te represente…

Incluso las fuentes o tipos de letras ya no son las mismas. Sí, hasta en eso hay que seguir el último grito de la moda.

Sin embargo, diseñar un buen currículo también es cuestión de demostrar que tienes lo que se necesita para que te contraten. Antes de meternos de lleno en el artículo, está de más decir que el currículum vitae es tu carta de presentación y debe reflejar la versión de ti que más te llena de orgullo.

En líneas generales cuando te sientes a diseñar tu currículo considera los siguientes aspectos con detenimiento:

  • Sé honesto.
  • No exageres.
  • Cada experiencia es importante.
  • Mantén la pulcritud del documento que entregarás a posibles empleadores.
  • Usa las plantillas de Canva para que parezca hecho por un diseñador gráfico.

La tarea de reestructurar tu currículo es un ejercicio que sirve para poner sobre la mesa todo lo que puedes ofrecer y lo que quieres aprender; es decir, te representa a cabalidad sin más ni menos adornos. O como se dice en Venezuela: ni tan calvo ni con dos pelucas.

Lo que debes considerar para armar tu currículo

Haz tiempo para actualizar tu currículo y hacerte merecedor del trabajo que tanto anhelas. ¡Un buen currículo es incluso indispensable para optar por la beca de tus sueños!

como armar u buen curriculo
Diseña tu currículo pensando en cada detalle y léelo. Si es un reflejo honesto de ti, imprímelo. Foto de Maria Fernanda Gonzalez para Unsplash

Sé comedido

Sí, ni tan calvo ni con dos pelucas. Sería una pena que te contrataran por aptitudes falsas o exageradas y que eso te dejara en evidencia durante tu trabajo. Por otro lado, los empleadores buscan la sinceridad y notarán si has mentido en una entrevista preliminar.

Por supuesto, actualizar el currículo es una oportunidad para que ser honestos con nosotros mismos y poner en perspectiva nuestros logros, ambiciones y disposición para ser mejor. Claro, encontrarás cosas que quisieras mejorar, pero si todavía esa mejoría no ha pasado, entonces no te corresponde alterar nada.

Dale personalidad

Dile a alguien que sepa de fotografía y te tome una foto menos seria de la que ya tenías en el viejo currículo. ¡Sonríe! ¡No uses fondo blanco! Aquí es importante que reflejes cuál es tu carácter y si concuerda con el espíritu del ambiente laboral en dicha organización. Recuerda que ellos buscan un perfil, no una cara sin un mensaje claro.

Describe tu experiencia

Además de colocar tus experiencias en orden cronológico, siendo la primera que el posible empleador vea tu última o actual posición laboral, es importante que describas las tareas o responsabilidades de cada una en una línea o en varios ítems.

Es decir, si trabajabas como periodista en un periódico, ¿a qué te dedicabas? ¿Cuál era tu fuente? ¿Qué eventos cubrías? ¿Para qué formato escribías? ¿Página web o imprenta? Esos detalles en tu currículo le permitirán evaluar a tu posible empleador si estás familiarizado con el campo.

Informa de tus actitudes

En el pasado era común limitarse a hablar sobre lo que sabías hacer; o sea, tus aptitudes, pero no se prestaba atención a las actitudes; es decir, a cómo disponías de tu tiempo y de inteligencia emocional para cumplir con tus responsabilidades. De ser tu caso, podrías hacer una lista de los valores agregados del trabajo que aseguras que sabes hacer.

He aquí unos ejemplos:

  • Trabajo en equipo.
  • Multitareas.
  • Liderazgo.
  • Innovación y nuevas tecnologías.
  • Talento para la comunicación.
  • Buena presencia.
  • Capacidad de organización.
  • Talento para los idiomas.
  • Discreción.
  • Planificación de proyectos.
  • Manejo de grupos.
  • Capacidad de análisis.
  • Resolución de problemas.

Puedes especificar que se tratan de habilidades y describir en qué experiencias de tus trabajos anteriores estas te fueron de mucha ayuda. Por ejemplo:

  • Habilidad de multitareas durantes mis pasantías como asistente de producción.
  • Capacidad de organización mientras era jefa de proyectos en la constructora.
  • Talento para la comunicación desarrollado en la cobertura diaria de noticias de la comunidad.
  • Capacidad de análisis adquirida mientras fui asistente de investigación de los profesores en el departamento de ciencias de la Universidad Arturo Michelena.

Siéntete libre de describir cada habilidad, pero te recomiendo que no elijas más de cinco, porque de lo contrario será muy tedioso de leer y algo pretencioso. Trata de mantener todo en una sola línea.

Anexas copias de referencia

Si tienes algún certificado de idiomas, cartas de referencias laborales y certificaciones que vayan acorde con el trabajo al que estás aplicando, saca copias y grápalas junto a tu ficha curricular. Esto le dará mayor credibilidad a tu postulación y podría impresionar a tus futuros empleadores, ya que por lo general, la gente solo deja su currículo y se va.

Crea un perfil en LinkedIn

Es tiempo de actualizarse de verdad. Por si lo no sabías, pero es muy probable que sí, LinkedIn es una red social parecida a Facebook pero que es exclusivamente profesional. A través de tu perfil creas conexiones y funciona como una suerte de currículo digital. Mi recomendación es que coloques tu usuario de LinkedIn en tu ficha técnica.

Depura tus redes sociales

De ser contratado por un millennial te deberás atener a la idea de ya revisó todas tus redes sociales antes de la entrevista de trabajo. ¿No tienes nada de lo que sentirte avergonzado? ¿Qué cambiarías ahora antes de que le muestres tu currículo a posibles empleadores?

Sí. Haz los cambios que creas pertinentes y mantén privada tu vida personal. Yo lo hice y de verdad te quita un peso de encima.

Lo que deberías obviar

Como ya lo pasado es pasado, creo que no sirve de nada que indiques a qué liceo o preparatoria fuiste. Lo que importa es la carrera que estás estudiando, de la que ya te graduaste o la experiencias que has adquirido por tus propios méritos.

Lo importante es que evalúes lo que quieres hacer, lo que eres ahora, lo que has alcanzado y lo que quieres lograr de aquí a unos años y determines qué vale la pena mencionar y que no en base a tus respuestas. Quizás sea válido hablar de tu tesis de grado, de tus servicios comunitarios y de tus proyectos si crees que podría mejorar tus posibilidades.

En fin, diseña tu currículo pensando en cada detalle y léelo. Si es un reflejo honesto de ti, imprímelo. Si no, edítalo hasta que se adapte al momento profesional y académico en el que te encuentras.

Por favor échale un vistazo a LinkedIn y a Canva, son dos herramientas que te ayudarán a materializar tus ideas. Mientras tanto, sigue leyendo los consejos laborales que se publican en Nerd Universitaria y las increíbles nuevas profesiones que se están gestando gracias al avance de la tecnología.

Sé parte de la conversación y comenta qué otro aspecto deberíamos considerar para la creación de nuestro currículo. ¡Y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales!

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Cómo ser un influencer auténtico en medio de tanta competencia

Ser influencer es una profesión muy lucrativa actualmente. Son muchos los que intentan hacerse un nombre en las redes sociales, pero terminan perdiendo la batalla frente a los que llevan más tiempo en contienda. En este artículo te explico su secreto mejor guardado…

El secreto ya todos lo saben…

La clave del éxito de un influencer reconocido es ser auténtico.

La marcas buscan a gente de verdad, incluso si en la mayoría de sus fotos están posando, porque aunque ellos jueguen con la búsqueda de la estética perfecta, los influencers más famosos del mundo saben cómo transmitir su mensaje y redireccionarlo a las personas correctas.

La autenticidad es quizás el reto más difícil para quien quiera lanzarse en las aguas turbulentas de las redes; lo que es curioso si sabemos que cada individuo es único.

Pues resulta que una de las razones por las que los aspirantes a influencer fallan en el intento de conseguir seguidores y mantenerlos fieles, es la falta de personalidad propia.

Sí, es realmente complicado tratar de desviarse de una fórmula que parece funcionarle a todo el mundo, pero la verdad es que lo que se repite aburre y quienes siguen el patrón de los grandes terminan hechos polvo por dos razones:

  • Falta de motivación como resultado de pretender ser algo que no eres por mucho tiempo.
  • Seguidores agotados de lo mismo y que se aburren fácilmente, por lo que se quedarán con quienes lo hayan hecho primero que tú.

Sin embargo, es una profesión rentable y vale la pena intentar si tienes la disposición de marcar la diferencia.

¿Por qué ser influencer es una profesión rentable?

| Ser influencer es una profesión rentable gracias a los exitosos resultados de utilizar a estas personas como imagen de marcas. Las empresas que los contratan llegan a recibir un retorno de su inversión de 7.65 dólares de media por cada dólar que gastan.|

De acuerdo con el sitio web Influencer Marketing Hub el marketing de influencers puede ser tan lucrativo que un patrocinante llega a ganar 20 dólares por cada dólar invertido. ¡Dichos márgenes de beneficios son exorbitantes!

Ya sea porque has decidido hacerlo o tienes solo mera curiosidad de cómo funciona el mundo del influencer exitoso, aquí te dejo unos consejos de mi experiencia como blogger, el proceso de aprendizaje en el que estoy todos los días y ciertas aspectos de mi carrera de comunicadora social y periodista que podrían servirte.

Tómate en serio esto de ser influencer manteniendo tu autenticidad

Destacarse de la competencia a través de las redes sociales es cuestión de estrategia, incluso si se trata de encontrar el estilo que vaya acorde con tu personalidad. Toma nota de estos consejos y salte del montón. 

como convertirse en un influencer de verdad
Los influencers son su propia marca y, por ello, deben crear una estética reconocible y hasta única. Foto de Josh Rose obtenida de Unsplash

Trabaja en el crecimiento orgánico

El crecimiento orgánico en la web se refiere a la popularización de tus plataformas usando estrategias en el uso de contenido que sean naturales. Es decir, que no requieras de aplicaciones milagrosas para ganar seguidores o que tengas que comprarlos. Las empresas que contratan influencers en su zona son cada vez más conscientes de esta estafa, así que edúcate sobre la estrategias SEO para redes sociales y blogs.

¡Tómate tu tiempo y deja que las cosas fluyan!

Desarrolla una estética coherente

Los influencers son su propia marca y, por ello, deben crear una estética reconocible y hasta única. Si miras en sus redes sociales usan el mismo filtro, los mismos colores, la misma iluminación y tienen un particular estilo de vestir y sitios que visitan similares.

Esto es porque saben lo que quieren, cómo lo quieren y lo que funciona. Son coherentes con el estilo de vida que promueven. Al igual que el plan de negocios de una empresa, traza tus objetivos, misión, visión, nicho y elige una estética acorde a esos principios.

Encuentra un propósito

Aunque la mayoría solo busca la fama que trae tener muchos seguidores, los influencers que se mantienen en este negocio a través de los años tienden a promover el empoderamiento; es decir, sus redes son una ventana a su vida y por medio de ella puedes conseguir herramientas para superarte.

Si eres fitness, emprendedor, ambientalista, vegano, psicólogo, comunicador o hacer cualquier oficio o habilidad que pueda enseñarse, es una muy buena estrategia combinar eso que sabes con el mundo vertiginoso de las redes sociales. ¡Encuentra un propósito mayor!

Define tu nicho

El crecimiento orgánico de tus redes crecerá en la medida que definas el nicho o el grupo de personas al que te vas a dirigir. Esto debe aparecer en tu plan de negocios. En él debes establecer las edades de tu audiencia, sus intereses, sus principios y motivaciones. Como influencer, quieres que las marcas que se parecen a ti y a tu nicho te busquen, mientras más definido sea tu contenido, mejor.

Calidad sobre la cantidad

Es recomendable que solo publiques una vez al día como mínimo, nadie quiere que lo bombardeen que más de lo mismo. Si tienes muchas cosas que quieres compartir de una con tus seguidores porque puede que los emocione tanto como a ti, espera.

Ser influencer implica un trabajo editorial en el que vale más el ser constante que volverte un spam de contenido, de manera que enfócate en hacer algo bien y no muchas cosas a medias solo por el propósito de tener presencia en las redes. Organiza tus ideas, materialízalas con mucha pasión y calidad y reserva lo demás para los días por venir.

Sé realista sobre tu vida

No puedes desconectarte de tus seguidores con la idea de que tienes una vida perfecta. Lo menos que quieres es deshumanizarte y ser una dañina influencia para quienes han decidio apoyarte. Los influencer más famosos son sinceros con su audiencia y cuentan el lado de negativo de su vida sin que les quede nada por dentro.

Si estás vendiendo un estilo de vida más productivo y exitoso, recuérdales que para llegar a donde estás tienes que tomar decisiones difíciles todos los días y que a veces las cosas no salen como esperabas. Solo recuérdales que lo importante es no rendirse.

Aprende a adaptarte a los cambios

Como dependes enteramente de las plataformas digitales, debes estar un paso adelante de los cambios y decir que sí antes que un rotundo “no”. Para que tengas una idea 80% de los usuarios utilizan las historias para conseguir más seguidores y son relativamente nuevas.

Esta herramienta cambió las reglas de juego ya que más allá del uso de etiquetas, ahora los influencers se valen de álbumes para poder subir más imágenes que relaten su vida sin filtros sobre una mismas publicación, así como una suerte de detrás de cámaras. Puedes hacer en vivos, tener un podcast, conectarte con otros, crear grupos en Facebook y más.

En líneas generales ser un influencer auténtico en sencillo, el reto está en que es una profesión que depende enteramente de ti. Tienes que ser constante y dedicado. Y te lo digo yo que llevo la labor de mantener Nerd Universitaria yo sola y todavía estoy aprendiendo sobre este mundo del Internet donde gobierna Google.

Agradecería que compartieras este artículo en tus redes sociales y dejarás un comentario para seguir alimentando la conversación.

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Requisitos para convertirte en auxiliar de vuelo de primera clase

Ya sea que quieras ser aeromoza o sobrecargo, ser tripulante de cabina de avión o auxiliar de vuelo es una profesión diferente. Pero si lo que quieres es salir fuera de tu zona de comodidad, quizás en este artículo encuentres la información que necesitas para dar el siguiente paso…

Esta profesión tiene muchos nombres, y dependerá del país que visites. Sí, irás a muchos países con algo de suerte y aprenderás de otras culturas.

En fin, en ocasiones se les conoce como auxiliares de vuelo, en otras como tripulantes de cabina de avión, también se les dice aeromoza y azafatas a las mujeres y a los hombres se les conoce como sobrecargo, mayordomo o anfitriones del aire.

Si decides dedicarte a este oficio, como aeromoza o sobrecargo te encargarás de que los pasajeros se sientan cómodos y seguros mientras vuelan en una línea aérea. Dependiendo de la agencia que te contrate, podrás trabajar en vuelos nacionales, internacionales e incluso solo de origen militar.

De entrenarte bien, estarás en la capacidad de ejecutar las siguientes tareas:

  • Atender las consultas de los pasajeros y servir bebidas y comidas.
  • Revisar que el material de emergencia está en óptimas condiciones como el extintor de incendios.
  • Percatarse de que el pasaje o ticket de avión respeta las indicaciones de seguridad.
  • Saber manejar con calma situaciones de emergencia como informar las salidas y procedimientos pertinentes.
  • Chequear periódicamente los lavabos para prevenir incendios.
  • Comunicarse con los pasajeros a través de megafonía sobre las normas del vuelo, el destino y otros avisos como posibles turbulencias y la duración del vuelo.
  • Los sobrecargo y azafatas tienden a ayudar a los pasajeros a cargar su equipaje de mano.
  • Comprobar que las puertas, luces, escaleras, rampas y cinturones de seguridad estén en buen estado y sirvan correctamente.

Por otra parte, debido a que estamos en un mundo más conectado y a la vez más propenso a los hechos violentos. Los auxiliares de vuelo son entrenados para detectar comportamientos sospechosos de los que puedan inferir un posible ataque terrorista o secuestro.

El ambiente laboral en el que se desenvuelven los tripulantes de cabina de avión cambia constantemente, pero en su contrato siempre tendrán estipuladas una acumulación de horas permitidas de vuelo y otras para permanecer en tierra haciendo arreglos y tomando otras medidas de seguridad.

Por lo general, el máximo de horas diarias es entre 12 y 16 horas, lo que quiere decir que no pueden volar todos los días, descansan lo suficiente en hoteles y pueden regresar a sus casas con regularidad. Sin embargo, ser auxiliar de vuelo sigue siendo un trabajo atípico por la forma en el que se administran los horarios.

Pasos a seguir para convertirte en auxiliar de vuelo

Conoce qué cualidades debes tener para ser un profesional en esta área. Tu trabajo nunca será igual, conocerás lugares nuevos en tu país o alrededor del mundo, personas de todas partes y tendrás beneficios de por vida.

como convertirse en auxiliar de vuelo o aeromoza
Visita las principales aerolíneas de tu país y prepárate para una vida de primera clase. Foto de Hanson Lu para Unsplash, editada por Nerd Universitaria.

¿A dónde acudir?

Ser tripulante de vuelo es una profesión, por lo que debes prepararte con disciplina y mucho protocolo. Las aerolíneas de tu país abren cursos y especializaciones todos los años. Visita la que mejor se adapte a tus necesidades e inscríbete con mucho optimismo.

Sin embargo, eso no garantiza que te seleccionarán para trabajar con ellos. Busca destacarte y acumular experiencia en otras áreas. Si ya tienes una especialización o título superior asociados a las comunicaciones, psicología, sociología relaciones institucionales, idiomas y otras afines, tus posibilidades aumentarán.

Requisitos básicos que probablemente te exijan

Ahora necesitas un golpe de realidad, ya que lamentablemente no todos pueden dedicarse a este oficio. Es importante que tengas mucha voluntad para adquirir nuevas disciplinas y saber manejar tus niveles de estrés. Por otro lado, cuando vayas a inscribirte en un curso, estos son los requisitos que en líneas generales, deberás cumplir:

  • Tener un título de educación superior o técnica media, aunque existen empresas que estarán más que bien con tu título de bachillerato o secundaria.
  • No importa qué nacionalidad tengas, con tal de que no poseas antecedentes penales que impidan tu acceso a otros países.
  • Deberás hacer un examen para determinar qué tanto sabes de reglas, normas internacionales, protocolos y todo cuando hayas aprendido que pueda aumentar tus posibilidades de contratación.
  • Te harán exámenes médicos y psicológicos. Tu salud física y mental debe ser estable. El sector aeronáutico evaluará esto con detenimiento.
  • Es muy posible que te pidan que hables al menos dos idiomas. Puede que te hagan una prueba interna o que te pidan algún certificado.
  • El perfil físico también será evaluado y es diferente a los exámenes médicos. En este tomarán en cuenta tu altura, peso los tatuajes y perforaciones que tengas visibles y otros aspectos de consideración interna.
  • Tramita un pasaporte actualizado y ten todos tus documentos de identidad en regla.
  • Aprende a nadar con cierta destreza: es muy probable que te evalúen eso en el curso y te enseñen muchas cosas de natación, pero es mejor que te prepares antes.

Lee también: 

Trabaja en tu vocación de servicio

Destaca tanto como puedas en ese curso de capacitación y desarrolla tu vocación de servicio. Recuerda que interactuarás con muchas personas a diario y eso puede agotarte socialmente. Es por ello que debes sincerarte y evaluar tu carácter. Sé paciente y amable y te traerá más beneficios a ti que a los pasajeros.

Familiarízate primero

Antes de iniciarte en el curso te harán una entrevista que será el primer filtro de tu admisión. Prepara un currículum honesto y familiarízate con las funciones del oficio de azafata o sobrecargo y échale un ojo a las Regulaciones Federales de Aviación. Si puedes, haz un curso de primeros auxilios y estudia aspectos básicos de medicina aeronáutica.

Visita las principales aerolíneas de tu país y prepárate para una vida de primera clase. Si tu sueño es cambiar de ambiente y salir de una oficina, esta profesión es ideal para ti. Sigue leyendo Nerd Universitaria para que aprendas sobre otras profesiones para nada típicas que pueden cambiar tu concepto de superación laboral.

Si te gustó, comparte este artículo en las redes sociales y deja un comentario en la sección de abajo. Amaría saber que algún tripulante de vuelo me ha estado leyendo.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

 

 

Errores que se comenten con el uso de una agenda y cómo solucionarlos

Tener una agenda es uno de los hábitos más difíciles de adoptar y para muchos se debe a que “no es realmente efectivo”, pero resulta que quizás están cometiendo algunos errores; aquí te digo cuáles son…  

Las personas más ocupadas ven este método de organización como una salvación, pero solo les funciona en pocas ocasiones.

El tema con el uso de la agenda es que es un hábito, y como todos los hábitos, lleva algo de tiempo adaptarse.

En mi blog he dedicado varios posts en los que explico por qué es importante tener una agenda, ya sea electrónica o física. Y he aquí un resumen:

  • Te mantiene al tanto de tus compromisos.
  • Es más fácil organizar los pasos que te ayudarán a alcanzar tus metas.
  • Planificar proyectos de emprendimiento.
  • Recuerdas cumpleaños y otras fechas importantes como el pago de servicios.
  • Sirve para hacer listas y tener control de tus compras.

Pero si llevar una agenda no es lo tuyo, te invito a que leas un artículo que escribí sobre el método del Bullet Journal y cómo me ayudó a terminar mi tesis a tiempo.

Lo que NO debes hacer con tu agenda

Tener una agenda es beneficioso para ti si tienes metas a largo plazo como estudios universitarios, emprendimientos y otro tipo de proyectos personales. Toma en cuenta estos errores que todos cometemos al principio y los métodos que puedes usar para corregirlos.

errores que se cometen con el uso de una agenda
La agenda te ayuda a cumplir con tus compromisos, no necesariamente con tus hábitos. Foto de Cathryn Lavery para Unsplash

Anotar cada detalle

Tuve mi primera agenda cuando tenía unos 10 años (sí, soy de personalidad tipo A), y en mis inicios tendía a anotar cada detalle de mi rutina: desde hacer la cama hasta escribir cómo hacer cada tarea del colegio.

Claro, eso es un caso de estudio algo exagerado, pero resulta que es también lo que le pasa a muchas personas cuando compran una agenda y quieren reformar sus vidas con nuevos hábitos de un solo golpe.

Sin embargo, los hábitos y los compromisos no van de la mano, a menos no despiertan las mismas motivaciones en uno: los primeros son aspectos condicionales y los segundos son responsabilidades incondicionales.

La agenda te ayuda a cumplir con tus compromisos.

  • Solución: Anota eventos, días no laborales, cumpleaños, citas, reuniones y tareas con fechas de cumplimiento específico.

No saber darte un descanso

Esto pasa cuando las agendas dedican una sola página por día. Uno ve el espacio que sobra y cree que así sucede con el tiempo. Pero no es así. El error va de la mano con eso de que a veces no sabemos decir que no.

Al final del día, terminamos tachando más las cosas que no hicimos que las que sí. Es por ello que debes darte un descanso.

  • Solución: Dependiendo de cuánto dediques a tu trabajo y vida personal, plantéate un número limitado de compromisos y, si lo deseas, puedes establecer un equilibrio entra los que se pueden realizar en corto tiempo y los que te tomarán varias horas.

Dejarla tirada

Si compraste una agenda física y es tu primera agenda, es muy probable que uno de los errores que sueles cometer es dejarla tirada en no sé dónde. Te vas al trabajo sin ella o solo la usas en el trabajo.

Dejarla olvidada, también te hará olvidar lo que tienes que hacer. Cuando la tengas, trata de convertirla en una prioridad, tal y como lo es tu teléfono o las llaves de tu casa.

  • Solución: Consigue una agenda pequeña para que no represente un estorbo. Dependiendo de tus preferencias puede ser de bolsillo, compacta para tu bolso o como para llevarla tranquilamente en la mano. Ponla junto a tus llaves, celular y demás cosas sin las que nunca saldrías.

Desactivas notificaciones

Pero en caso decidas llevar una agenda digital, existen muchas aplicaciones que puedes descargar. Prueba la que mejor se ajuste a tu estilo y por favor no olvides activar  las notificaciones

Sí, uno de los errores que se comenten cuando te tiene una agenda es no revisarla. Sucede si es física o si es digital.

  • Solución: Por al menos 21 días coloca cerca de ti, por ejemplo, al lado de tu cama o en el escritorio hasta que se haga un hábito, pero debe estar abierta. Nunca cierres tu agenda, ten siempre la página de “hoy” visible.

Tener más de una agenda

Aunque quieras, no puedes tener una agenda en el trabajo y otra en la casa. Sí, el tiempo y los compromisos son otros, pero siguen siendo tareas dividas de un mismo día. Ni siquiera yo soy tan obsesiva.

Es confuso y complicado.

  • Solución: Solo ten una agenda.

Pro tip

Esto lo he hecho por varios años. Se trata de pegar post it notes o tacos para poder hacer listas o para cualquier otra función que quieran darle.

Me gusta anotar cosas en los post its porque no siempre sé cuando las puedo hacer, pero es bueno que las anote para que no las olvide. Mientras estén allí no dejaré nada por fuera. Así las ideas no se escaparán.

El rosado es de ideas para el blog, el azul es para asignaciones o investigaciones de la universidad, el naranja es para lista de comprar y quehaceres del hogar y el amarillo es para anotar información que alguien me pida.

Si se fijan, las dos tiritas rosa y naranja son separadores de páginas.

agenda3
Esto lo que agregará un peso significante a tu agenda o libreta, para mí es súper práctico. Foto de Kimberly Yánez para Nerd Universitaria.

Nerd Universitaria no sería lo que es si no es porque manejo un agenda para honrar los compromisos que tengo contigo. Mientras tanto, puedes seguir el blog en las redes sociales para darle el empujón que tanto necesita y compartir este artículo.

Quiero saber tu opinión sobre cómo manejar un agenda y si vale la pena. Deja tu comentario en la sección de abajo.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales: