Valentina Cipriany: “Hay que vivir a través del amor”

untitled Por Kim Yánez

Valentina Cipriany es una fotógrafa venezolana que retrata la naturaleza del ser en blanco y negro

Cuando una amiga periodista puso en sus manos una cámara, ya no pude dejar de hacer fotos.

Cipriany con su Olympus E-500 balancea su vida entre el arte y la crianza de sus hijos. Sus fotografías, publicadas diaramente en su cuenta de Instagram, capturan la sombra de un momento. El silencioso encuentro entre el ser y la acción. 

14940125_703946496425719_731319571145813989_o

Como todo artista, Valentina tiene su estilo. Una vez que te familiarizas con su trabajo es fácil identificarla dónde sea. 

Y es que las siluetas femeninas cargadas de vulnerabilidad y convicción no solo son su sello distintivo sino que también una proyección de su espíritu.

“Me gusta explorar la sutileza femenina en todos sus estados anímicos. Creo que todo empezó gracias al autorretrato”.

 15129604_712033158950386_6257412059853838324_o

“Es la mujer en su máxima expresión, es su caminar, como habla, la calidez que puede transmitir con una simple sonrisa, como piensa, sus ideas, su amor de madre, de esposa, de hermana, de hija, de abuela, la sensibilidad con que enfrenta la vida en cada faceta…eso es feminidad”.   

Sin embargo, deja que su lente también capture objetos y cotidianidades.

12916264_593133400840363_6824141492880079254_o

Todos los artistas son buenos en lo que hacen por esencia, pero dicen que cuando se trata de las voces del arte, solo debemos confiar en aquellos que son capacaes de expresar su opinión.

Lo que sucede es que aunque Valentina no es de la generación del milenio, tiene algo que decir sobre esta nueva ola de jóvenes profesionales.

“Tengo un hijo de 12 años que quiere resolver todo con internet. Trato de incentivarlo hacia ese sentido de investigación que me inculcaron y que hoy en día se ve poco, ir a una biblioteca, museo o exposición para realizar un trabajo de campo, donde pueda sentir algún tipo de esfuerzo y dedicación o sencillamente ir a un parque, hacer deporte o volar un papagayo. Pienso que son cosas que no deberían reemplazarse jamas”.   

10572182_350229685130737_4554732274575924202_o

Cipriany asegura encontrar la belleza en todos lados, pero especialmente en la naturaleza. Los diferentes paisajes y ecosistemas son símbolos de la belleza más pura.

“Es una lástima que muchas personas no sepan mirar la belleza del mundo o en un peor caso, la destruyen”.        

11802697_504962269657477_6314448399765951562_o

Vivir de lo que amas es una virtud que no todos experiementan, especialmente en medio de la peor crisis en la historia de Venezuela. No obstante, la fórmula no falla si sabes encontarle un negocio a tu pasión.

Lee también: | Stefanie Michelle: “respira, suelta, confía” |

Valentina hace hincapié en que la situación del país no ha debilitado su espíritu por lo que es más fácil para ella refugiarse en el amor.

12232790_542201792600191_8518778201360529556_o

“Vivo el amor por mi hijo, por mi pareja, por mi familia, por lo que se hacer y busco hacerlo mejor cada día. Hay que vivir a través del amor, es nuestro motor principal para seguir el camino”.  

Stefanie Michelle: “respira, suelta, confía”

Todos tienen su mantra: unos les hablan a Dios y otros a su subconsciente. Lo cierto es que durante esos momentos de instrospección esperamos cambiar algo de nosotros… purificar el espíritu. Stefanie, por ejemplo, se repite a sí misma: “respira, suelta, confía”

Stefanie Michelle tiene mucho que agradecerle a la yogui Andrea Cuevas, quien la inició en el mundo del yoga, hasta el punto de convertirse en instructora de hatha yoga, certificación avalado por la Asociación Internacional de Yoga y Yoghismo.

El yoga es una disciplina de origen hinduista que en su mayoría combina la meditación con el ejercicio físico, de manera que se cultiva el cuerpo y el alma. 


  • Yogui: Adjetivo utilizado para clasificar a una persona que busca alcanzar el equilibrio espiritual a través del yoga.
  • Yoghismo: Es un término acuñado por el Maestre Serge Raynaud de la Ferriere en su libro “Yug Yoga Yoghismo”, para referirse al yoga como todo aquello que se concentra en la perfección del espíritu, pero alejada de cultos y divinidades. 
  • Hatha yoga: Es el estilo de yoga más practicado actualmente. Se basa en la práctica física (asanas) de esta disciplina sin olvidar la cultivación del espíritu.
  • Asanas: Posturas físicas utilizadas en el yoga.

Si siguen su cuenta en Instagram (@stefaniedoesyoga), notarán inmediatamente que esta disciplina se ha convertido en su estilo de vida. Verla hacer las asanas, no solo es inspirador, sino que también my relajante.

Y es que en este mundo tan caótico es admirable conocer personas que se toman el tiempo de meditar.

“Definitivamente llevo un estilo de vida tranquilo, suave y ligero. Buscando que el estrés nunca me agobie”, expresa Stefanie

stefany-delgado-yoga-instructora-venezuela

Esta millennial de 23 años es además estudiante de Fisioterapia en la Universidad Arturo Michelena. Admite que su carrera y el yoga están íntimamente relacionados debido a que la ha ayudado a entender mejor cómo funciona su cuerpo, de manera que le permita conocer los límites físicos, pero también cómo superar tales límites.

“Honestamente, fisioterapia, no era lo que quería estudiar, tomé esa desicion estando un poco influenciada. Sin embargo, hoy en día no me arrepiento y siento que estoy donde tengo que estar”, confieza

Actualmente, Stefanie está trabajando en sus tesis de grado, la cual consisté en un abordaje fisioterapéutico para optimizar la resistencia y flexibilidad de un practicante de yoga.

“Utilizo el yoga como método preventivo a lesiones, a incrementar el estilo de vida saludable y como método terapéutico también. Tengo una alumna con una condición especial y ambas nos estamos ayudando”, dice con entusiasmo.

stefany-delgado-yoga-instructora-venezuela

Más que una rutina de ejercicio

La palabra rutina no forma parte de su vocabulario. No tiene fijo un horario y mucho menos un orden o número específico de asanas que hacer por día, esto porque considera que hay que “fluir con espontaneidad, el cuerpo no siempre reacciona igual”. Cuenta que puede sentir la necesidad de hacer yoga en la mañana apenas se levanta o muy tarde en la noche antes de dormir.

Sea cuál sea el caso, es consciente de que prácticar yoga es una experiencia personal, debido a que se está en constante conversación con uno mismo. Los benedicios que ofrece son muchos, especialmente cuando saturamos nuestra vida con demasiada tecnología.

“Tanta tecnología nos alejan de esa conexión con nosotros mismos, llegan a quitarte esos momentos mágicos de introspección (esto para mí es necesario) y digamos que puede ser una puerta a la meditación”, opina. 

stefany-delgado-yoga-instructora-venezuela

Según la organización argentina El Arte de Vivir, el yoga contribuye con los siguientes aspectos del yogui: 

  • Aptitud física durante todo el año.
  • Pérdida de peso.
  • Alivio de tensiones.
  • Paz interior.
  • Mejora el sistema inmunológico.
  • Vivir con mayor conciencia.
  • Mejoramiento de las relaciones.
  • Aumento de la energía.
  • Flexibilidad y postura.
  • Mayor intuición.

Stefanie se gana la vida haciendo lo que más le gusta. Como instructora comparte su práctica y al mismo tiempo confieza que sigue aprendiendo más sobre el yoga de la mano de sus alumnos.

stefany-delgado-yoga-instructora-venezuela

El yoga no me ha cambiado, me ha transformado. Me transformó en una persona disciplinada, positiva y feliz. Esto me llena. Cuando tengo miedo me repito tres palabras “respira, suelta, confía” 

 

Romero’z lo dice literalmente

El venezolano es sarcástico, ingenioso, imprudente y humorista; en otras palabras, un creativo comediante sin reparto.

Tuve la oportunidad de conversar con Luis Eduardo Romero Márquez, caricaturista mejor conocido como Romero’z, quien dibuja la venezolanidad de la forma más literal posible.

Con tan solo 24 años, este oriundo de San Cristóbal, estado Táchira, es uno de los humoristas gráficos más queridos del país, esto luego de egresar del Instituto Universitario Antonio José de Sucre como diseñador y buscar suerte en el terreno del emprendimiento artístico.

Quienes lo siguen en sus redes sociales reciben una dosis de humor diario.

Sus caricaturas son el resultado de una malintencionada frase venezolana vista desde un óptica literal de nuestro imaginario colectivo.

Una tía muy joven estaba en artes plásticas, yo de niño me situaba junto a ella a mirar y aprender, desde allí nació la pasión por el dibujo, comenta Luis Eduardo.

 

Gracias a los avances tecnológicos, Romero Marquez se vale de su laptop y del programa de edición Photoshop para materializar sus ideas, dando vida así a personajes que seguramente se volverán icónicos de la cultura venezolana.

El diseñador gráfico cuenta que su personaje más querido es La Marica, sustantivo utilizado en el país para deferirse a una joven, generalmente en sustitución de la palabra Chama.

En sus caricaturas es representada por una coqueta mariquita, con la que muchas mujeres pueden sentirse identificadas.

Es mi personaje favorito aparte de ser el más conocido y mi personaje principal, le agarre demasiado cariño, afirma.

Y como éste, muchos son los momentos de nuestras vidas como venezolanos que Romero’z ilustra sin tapujos y sin la más pequeña dosis de vergüenza.

Es precisamente por esta razón que sus perfiles en las redes sociales generan adicción: una vez allí es difícil dejar de mirar.

Aunque sus caricaturas consistan en chistes muy evidentes, requiere de mucho esfuerzo pensar en nuestras frases cotidianas y transformarlas en ficción, y por eso, se ha ganado el respeto de otros profesionales en el gremio.

Luis Eduardo expresa que lo inspira Venezuela, en especial sus seguidores, porque gracias a ellos tiene su propio negocio de artículos Romero’z; es decir, puede ganarse la vida haciendo lo que le apasiona.

Sí hay futuro en Venezuela, solo hay que ver las necesidades de las personas, buscar la forma de ganarse la vida con lo que más te gusta y se verá reflejado en tus servicios, afirma.

Su mensaje para los estudiantes venezolanos es que de las crisis nacen las oportunidades.

En tiempos de guarimbas encerrado en mi casa, sin poder ir al trabajo, decidí hacer algo, pensé en hacer reír a los venezolanos con mi arte para despejar su mente un poco, fue algo nuevo y fue muy oportuno para dar a conocer mi talento, no lo planee pero cuando haces las cosas con amor por tu país, la gente lo va a valorar. dijo.

Imagen destacada: Correo del Orinoco 

¿Te gustó esta entrevista? Compártela en tus redes sociales o deja un comentario abajo con tus impresiones.

Los amigurumis de Daniela Avendaño

La técnica de tejido crochet, con la que emprende la estudiante de Comunicación Social, Daniela Avendaño, se ha convertido en su sello personal.


Cuando decidió aprender este arte por medio de videos en Internet, desconocía el poder que sus amigurumis tendrían en las personas.

Daniela estudia conmigo en la Universidad Arturo Michelena. Es un persona de voz fuerte, que no tiene miedo a decir lo que piensa, incluso cuando la conocí me sentí intimidada por su seguridad. Muchos supondrían que es tosca y desenfrenada, pero en realidad es alguien muy dulce y centrada, cualidades que pocos tienen.

Ayer pasé la tarde con ella en el Parque Fernando Peñalver de Valencia. Dios nos regaló un día soleado en plena temporada de lluvia. Era la primera vez que compartíamos juntas sin la presencia de nuestros amigos, solo así pude ver su lado más vulnerable, y no, su voz seguía siendo fuerte al igual que sus convicciones, pero con una sensibilidad hacia la vida, su familia, la fe católica y a la naturaleza que me conmovió.

daniela

Esa energía soñadora y bondadosa es la que transmite en su trabajo. Daniela aprendió la técnica de crochet con tutoriales en YouTube, la cual es el arte de tejer figuras tridimensionales, en especial muñecos. Comenzó a crear animales y personajes de Disney, mas sin duda mi creación favorita es la iguana, quizás se deba a que soy falconiana, pero tienen que admitir que es realmente hermosa, fotogénica como ninguna otra y la más solicitada por sus clientes.

Los amigurumis

The Granny, es el nombre de su marca, con la que logra despertar el espíritu del niño que todos llevamos dentro. Cuando le dio vida a Kero, uno de los personajes favoritos de Sakura Cardcaptor, descubrió que Kero es un amigurumi, el cual, en la cultura kawaii japonesa es un juguete para todas las edades que genera complicidad y compañía, además de protección y seguridad a su dueño.

Kero es el guardián solar de las cartas de Clow. Ayuda a Sakura a capturar las cartas y le da consejos sobre magia. Su apariencia inicial es la de un osito de peluche, pero más tarde se revela que su verdadera forma es la de una especie de felino alado.

kero

Daniela, quien al igual que yo está en el noveno semestre y con la tesis sobre sus hombros, aprovecha sus tiempos libres entre clase y clase para tejer. Asegura que es un pasatiempo relajante además de la satisfacción de que con sus ventas ayuda a pagar los gastos de la universidad.

Sin embargo, admite que se requiere de mucho esfuerzo para emprender en Venezuela, pues para ver buenos resultados hay que realizar un trabajo de hormigas que no todos están dispuestos a hacer. Me explicaba que tomar decisiones respecto a tu negocio es difícil en tiempos de crisis por la escasez de materiales y los altos precios, pero que trabajar para sí mismo y en algo que te gusta es gratificante.

¡Espero que sigas cosechando éxitos, Daniela! ¿O tejiéndolos?

amigurumi

Si eres un estudiante universitario emprendedor y quieres que hable sobre ti. No dudes en escribirme al correo nerduniversitaria@gmail.com 

Nos seguimos leyendo…

Kim