Deja de temerle a las clases o asignaturas que parecen ser demasiado difíciles y prepárate para hacerles frente

Todos tememos a una clase o asignatura difícil, especialmente si es un lunes. La mejor manera de curar el miedo es a través de la preparación, por eso en este artículo quiero decirte cómo puedes hacerle frente con inteligencia…

Me ha pasado y me sigue pasando… La noche anterior sueño con que todo me sale mal y que no escucho el despertador.

Cuando se acercan las clases siempre tengo pesadillas de que pierdo el control de la situación. No llego a tiempo, entro al salón en pijamas, olvido mis cuadernos, me quedo dormida… en fin, mi mente juega con mis miedos.

Las clases o asignaturas difíciles son un reto al que debemos enfrentarnos. Cada vez que siento que es demasiado para mí o creo que es el síndrome del impostor que me está saboteando.

Prepárate para pasar las clases o asignaturas más difíciles

Entra con confianza a la clase de una asignatura difícil tras conocer estas simples técnicas de preparación que son a prueba de malas calificaciones. 

como prepararse para clases dificiles
Solo tú llevas las riendas de tu carrera universitaria. ¡Hazle frente a las asignaturas difíciles! Foto obtenida de Unsplash

Prepara guías digitales de las clases

En un artículo anterior te conté cómo crear guías de estudios digitales, lo que es un hábito muy efectivo, especialmente si las haces con anticipación a la clase y no después. Cuando se te informe sobre el contenido programático del semestre, toma nota de los puntos y haz una guía por clase. Dicho documento debería tener:

  • Conceptos.
  • Contexto históricos.
  • Ejemplos.
  • Infografías.
  • Noticias de actualidad relacionadas.
  • Hipótesis.
  • Postulados.
  • Ejercicios.

Y todo cuánto creas que enriquezca el contenido para corroborarlo con lo impartido por tu profesor. La gran ventaja de hacer guías es que como si estudiaras para los exámenes finales sin mucho esfuerzo. El conocimiento se mantiene por más tiempo y, hasta para siempre, con este tipo de técnicas.

Haz un glosario de términos

Prepararse para clases de asignaturas difíciles ayuda mucho cuando realizo un glosario de términos. En Internet puedes conseguir sitios especializados en recopilar la información en este formato. Conocer los términos básicos de un tópico puede ahorrarte preguntas, confusiones y vergüenzas.

En mi caso, me tomé muy en serio lo de hacer glosarios de términos periodísticos para mi maestría porque aunque me siento realmente cómoda ejerciendo mi carrera en español, muy poco sé cómo hacerlo en inglés. Te llena de mucha confianza cuando logras empaparte con definiciones claves.

Siéntate en medio pero junto a la pared

Las asignaturas difíciles pueden condicionar nuestra disposición para aprender en clases. Es por ello que muchos prefieren sentarse en la última fila, pero resulta que para prestar atención, hacer que el profesor te note y llenarte de confianza, no hay mejor lugar que alguno de los extremos derecho o izquierdo de la fila de en medio.

No hay un estudio científico que lo compruebe (o al menos no que yo sepa), pero puedo asegurarles que es ese punto medio y el estar junto a la pared, lo que te permitirá involucrarte en el proceso de enseñanza-aprendizaje sin hacer notar tu miedo, desinterés  o que lo estás intentando demasiado.

No temas hacer preguntas oportunas

No hay preguntas tontas, y es verdad. Ármate de valor y despeja todas tus dudas antes del examen. Evita salir del salón con ideas para nada claras. Si no quieres hacerlo frente a tus compañeros, puedes consultar a tu profesor en privado. La mayoría tiene oficinas en la facultad. Podría ayudarte que pongas de ejemplo tus apuntes en las guías digitales para que reconozcan tu sincero interés por superar una asignatura difícil.

La verdad es que la preparación, o lo que es lo mismo, tomar el control de tu vida, es más fácil de lo que crees. Soy fiel creyente de que no podemos esperar nada de nada ni de nadie; solo debemos encargarnos de velar por superar las dificultades a partir de lo que sabemos trabajar de y en nosotros. En Nerd Universitaria quiero alentarte a que tomes el control de tu futuro sin miedo.

Sigue uno de los consejos de este artículo y haz todas las preguntas que quieras en la sección de comentarios. También puedes compartirlo en tus redes sociales.

Nos seguimos leyendo…

Kim



Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

 

Conoce cómo puedes tomar apuntes para aprender otro idioma más rápido que inmediatamente

En varias ocasiones te he comentado que aprender idiomas es primordial para tu desarrollo profesional y académico. En este artículo te explico cómo tomo apuntes cuando estudio uno nuevo…

En estos momentos estoy aprendiendo danés (una larga historia), pero puedo desenvolverme muy bien en inglés y algo de francés.

Aprender idiomas abre muchas puertas, por eso nunca desestimo darme la oportunidad de estudiar uno nuevo.

Y es que aunque el inglés es fundamental, cuando se emigra a un país donde el idioma oficial no es ni inglés ni español, los habitantes saben apreciar si puedes comunicarte con ellos en su lengua. En muchos sentidos es visto como una señal de cortesía.

Por otro lado, está científicamente comprobado que aprender un idioma tiene grandes beneficios para el cerebro, además de abrir tus horizontes, te permitirá adquirir una mejor capacidad para solucionar problemas, saber adaptarte a los cambios, puede detener el desarrollo del Alzheimer, las decisiones son más razonadas y es como predisponerte a controlar tus emociones más fácilmente.

En tanto que no solo te invito a que estudies un idioma ajeno al de tu lengua materna o te esmeres más en perfeccionar el que ya sabes, sin que te abrume el vocabulario y la gramática.

Aprende un idioma más rápido tomando notas de esta manera

Aprenderás más rápido un idioma si tomas apuntes correctamente. Ya sea que estés en un curso, clase o lo estudies por tu cuenta, aquí te explico las estrategias que lo harán parecer pan comido.

pinterest-tomar-apuntes-para-aprender-un-nuevo-idioma
Aprender idiomas abre muchas puertas, por eso nunca desestimo darme la oportunidad de estudiar uno nuevo. Foto de Tamarcus Brown para Unsplash

Anota primero su abecedario

En la primera página de tu cuaderno o libreta anota el abecedario de este nuevo idioma. Puede que tengas más o menos letras que el español y los sonidos sean muy diferentes. Así lo entenderás desde su núcleo. Familiarízate con cómo se oyen y se pronuncian, así se te hará más fácil leer palabras nuevas.

Busca fórmulas de oraciones simples y complejas

Luego deberías crear fórmulas básicas para oraciones simples y complejas. En español sabemos que es sujeto+verbo+predicado, pero en otros idiomas la cosa puede cambiar; por ejemplo, en inglés el adjetivo va primero que el sujeto y en danés los artículos no se anteponen al sujeto sino que se convierten en sufijos.

Escribe tantas fórmulas como puedas, incluyendo las que se usan para frases cortas, preguntas y respuestas abiertas y cerradas.

Aprende los tipos de palabras y figuras gramaticales

Es más fácil y rápido aprender un idioma nuevo cuando entiendes los significados de pronombre, verbo, adverbio, sufijo, prefijo, artículo, artículo neutro, determinado e indeterminado, nombre, adjetivo y demás figuras gramaticales. En un apartado define cada una, coloca al menos tres ejemplos y tradúcelos.

No olvides las oraciones de cortesía como buenos días, gracias, por favor y de nada.

Escribe frases inspiradoras o expresiones idiomáticas

Más de una vez me he encontrado hablando o pensando en inglés de forma casi involuntaria. No me quejo porque you only live once, you know y es así cómo mi mente funciona ahora. Aprender frases inspiradoras o expresiones idiomáticas mejora mucho la lógica con la que percibes el idioma, haciéndolo menos complejo.

Contextualiza el vocabulario

También te recomiendo que en tu libreta contextualices el vocabulario. Con esto me refiero a que identifiques situaciones en las que podrías desenvolverte como ir al supermercado, al banco, en un hotel o en un salón de clases. Luego busca las palabras o frases que sabes que usarás en esos contextos.

Distingue la palabra de su pronunciación y significado

En tus apuntes recuerda distinguir la palabra que estás aprendiendo de su pronunciación y significado. En este caso lo que hago es escribirla en bolígrafo negro, su significado en paréntesis y la pronunciación la resalto con marcador amarillo. Me pasaba que a veces uno se va de confiado y cree que recordará cada nuevo vocabulario que conoce por primera vez, pero la mente es traicionera. No des nada por sobreentendido.

Parece muy fácil y lo es. En Nerd Universitaria encontrarás otros artículos relacionados a este tema como “Hacer el examen TOEFL abrirá tus horizontes académicos y profesionales” y “Qué es y para qué sirve hacer la prueba de IELTS” para que tengas una idea de cuán beneficioso es que aprendas otro idioma.

Por favor comparte este artículo con tus amigos en las redes sociales o deja un comentario en la sección de abajo si crees que debo agregar más consejos sobre cómo aprender un idioma más rápido.

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

 

 

Tesis de grado: Las etapas de elaboración de un trabajo de investigación

Antes de adentrarte en la etapa final de tu carrera universitaria, quiero que leas este artículo sobre las consideraciones que podrías tomar en cuenta para elaborar tu tesis de grado

Cuando comenzamos a cursar asignaturas afines a la elaboración de la tesis de grado, inmediatamente nos damos cuenta que es mucho con lo que lidiar al mismo tiempo.

Mi experiencia como tesista fue dulce amarga, pero menos amarga que dulce.

Decidí hacer mi tesis sola y que el tema me condujera a convertirlo en un proyecto factible para beneficio de una comunidad. Hacer algo así implica dos cosas: por un lado, es un proceso apasionante porque terminarás con un estudio aplicado en el campo, y por el otro, te va a quitar más tiempo del que esperabas.

Lo anterior me recuerda al artículo que escribí sobre lo que uno puede hacer para terminar su tesis de grado a tiempo, pues como sabía que mi trabajo de investigación ameritaba mayor dedicación, no tenía otro remedio que estar muy adelante de las circunstancias, especialmente de la Ley de Murphy.

Pero sea cuál sea el caso de estudio de tu tesis de grado, el tiempo del que dispones para entregarla y, para tú de contar los pormenores que se aparecerás en tu camino, mi misión con este artículo es que te lleves pocas sorpresas durante el proceso.

 

Listas de pasos a seguir mientras trabajas en tu tesis de grado

En este artículo describo etapas de la elaboración de un trabajo de investigación con las que, posiblemente, te toparás cuando estés haciendo tu tesis de grado. ¡Puedes usarla como lista de tareas! 

elaboracion de una tesis de grado
Ir colocando tus deberes como tesista en una lista hará que el proceso de elaboración de tu tesis sea más rápido y sencillo. Foto de Element5 Digital para Unsplash, editada por Nerd Universitaria.

Introducción a la metodología

La mayoría de las universidades ofertan materias explicativas previas a la del trabajo de grado. O también suelen contemplar otorgar un año entero para finalizar esa tarea. En esta etapa te darán una introducción a la metodología de la investigación.

Es quizás aquí en la que tomarás más notas, pero como está uno o dos semestres anteriores a la de la entrega del anteproyecto de tesis, puede que olvides aspectos fundamentales y termines excusándote así: “nadie me dijo que se hacía así“, “¿dónde se supone que va eso?”.

Probablemente sí te lo dijeron. Nos pasa a todos. No dejes que te pase a ti.

Decidir si estar solo o en pareja

Esta decisión no se toma a la ligera. Tanto a así, que llevo un tiempo postergando escribir un artículo sobre cómo elegir a tu compañero de tesis; probablemente porque existen muchas razones por las que decidí no tenerlo. En fin…

Tener un compañero de tesis es como crear una sociedad que no es fácil de disolver una vez que haya sido aprobado tu anteproyecto de grado. Considero que en caso de que decidas hacerlo con alguien más, llegues a un acuerdo de cómo lidiar con discusiones o malentendidos. Dicen por allí que uno tiene que elegir a un amigo que no sea tu mejor amigo para trabajar en un proyecto como este juntos.

Búsqueda del tema

Encontrar un tema del qué hablar no es difícil. Al menos no lo fue así en la experiencia que mis compañeros de promoción y yo tuvimos. A este punto ya se está lo suficientemente empapado con la carrera o profesión como para comprender en qué dirección irá tu caso de estudio. Mi recomendación es que sea un caso innovador pero probable; es decir, que se adapte a un contexto inmediato.

También cerciórate en Internet y en la biblioteca de tu universidad que no se haya hecho algo en extremo parecido al caso de estudio que quieres y su enfoque. Pueden acusarte de plagio o reprobar tu anteproyecto.

Determinar su factibilidad o viabilidad

En relación con el punto anterior, deberías determinar la factibilidad o viabilidad de tu caso de estudio si no quieres crear vacíos en las conclusiones o durante el análisis de los resultados. Para ello se requiere un poco de intuición, consulta de expertos y hasta fórmulas matemáticas.

Si durante la elaboración del primer borrador de tu trabajo de grado existen dudas de carácter metodológico o documental y no encuentras solución después de muchos intentos, podrías terminar siendo víctima de muchas preguntas sin respuestas al momento de tu defensa.

Y es que aunque se supone que hacer un trabajo de investigación es un proceso de descubrimiento, puedes determinar con antelación si terminarás o no en un callejón sin salida.

Establecer un presupuesto

Hacer una tesis de grado implica varios gastos. Y con esto no pretendo cortarte las alas, pero si tu trabajo es muy ambicioso y no posees los recursos para llevarlo a cabo, por favor no continúes con la esperanza de que ese dinero te caiga del cielo. Mantente dentro de un presupuesto. Siempre existe la posibilidad de buscar patrocinadores, mas nunca cubren la mayoría de los gastos.

Encontrar tutores

Dependiendo de las exigencias de tu universidad, necesitarás no uno, sino varios tutores. Mientras más preparados estén, mejor -parece obvio, ¿no?-, pero te sorprendería saber cuántos optan por buscar tutores “buena onda” en lugar de los que sacan canas verdes. Busca uno que sea experto en el área de tu caso de estudio, otro que te oriente metodológicamente y, en caso de necesitarlo, uno institucional; esto si quieres aplicar un proyecto factible.

Dentro de este mismo orden de ideas, te recomiendo que busques a los que tienen una buena relación con sus otros colegas en la facultad. Lamentablemente, esos roces entre profesionales terminan segando a muchos jurados y afectando tu trabajo a modo de venganza, incluso si tienes todo en perfecto orden.

Entrega de anteproyecto de tesis

Tu tesis grado primero es un anteproyecto, el cual es una propuesta que será evaluada por una junta antes de permitirte siquiera comenzar de lleno la investigación. Aunque se trata de un documento corto y en teoría sencillo de explicar, pueden reprobarte y pedirte que lo mejores o que busques otro tema. Doloroso eso, ¿verdad? Pues, es por ello que te mencioné que debes asegurarte de que sea viable.

Crear horarios y delegar funciones

Una vez que tengas tu anteproyecto de grado, eres oficialmente un tesista. ¡Felicidades! Reúnete con tu compañero de tesis y tus tutores para establecer tareas, funciones y disponibilidad. Nunca asumas que alguien te debe algo o que todo lo que se plantean entre ustedes queda sobreentendido.

Es que nada se supone que debe ser como uno piensa. Un poco difícil aceptarlo. Entre el caos de la rutina las confusiones pasan muy a menudo. Ten tacto, opta por la pasividad, pero sé constante.

Aprender normas APA

En un artículo sobre cómo citar en una tesis de grado y escribir sus referencias siguiendo las normas APA, expliqué un poco sobre la delgada línea entre lo que uno considera estético y las normas APA. Yo te que tú me las aprendo de cabo a rabo, especialmente para prevenir correcciones innecesarias de tutores y jurados quisquillosos. Toma en cuenta que las universidades también exigen parámetros únicos y que nada tienen que ver con estas normas.

Investigación documental y teórica

Cuando estés en el proceso de la investigación documental  para que tu trabajo de grado tenga suficientes bases teóricas, por favor ve colocando todas las referencias bibliográficas y electrónicas inmediatamente después de que las incorporas en tu redacción.

La teoría suele ser evaluada con mucho detalle por el jurado, de manera que debes buscar fuentes de carácter muy académico y, como puedas, bien certificadas o reconocidas. No te tomes esta parte a la ligera. En ella encontrarás muchas respuestas para determinar tus conclusiones.

Redactar cartas

Ya sea porque necesitas financiamiento o porque quieres asesoría especial de un experto, redactar cartas de solicitud es como tener un registro más de todo cuánto has investigado. Le da la formalidad que la elaboración que un trabajo de grado amerita y, por supuesto, los profesionales y las instituciones a las que las dirigas te tomarán verdaderamente en serio y querrán ayudarte.

Estar al día con las correcciones

No dejes las correcciones para el último minuto. Sí, esa coma, párrafo o idea fuera de lugar que tu tutor te advirtió que arreglaras. Puede que se te olvide una que otra y terminen en el trabajo final que entregarás a tus jurados. Yo corregía ese mismo día en la noche después de nuestra reunión semanal.

Aplicación de instrumentos

Los instrumentos de una tesis de grado sirven para la recolección de datos o información que buscan la resolución de la hipótesis o la determinación de variables. Los instrumentos deben estar validados por expertos para que lo que descubras durante su aplicación se acerque o acierte más con el contexto de tu caso de estudio.

Yo disfruté mucho esta parte, porque era como ver materializadp lo que me suponía y entender otros aspectos que resultaron no ser tan predecibles. En esencia, cuando haces tu trabajo de grado debes dejarte llevar por la metodología de la investigación y lo que esta pueda arrojar, pero también sentir que tienes el control en el proceso.

Conclusiones

Las conclusiones tomarán el control de tu cabeza y tu capacidad de análisis tendrá un colapso mental. Quiero que sepas que eso es normal y fascinante a la vez. Habrás de concluir sobre los resultados, sus implicaciones, contexto y acerca de tu experiencia como investigador. Las recomendaciones son el aporte final de tu estudio a la sociedad. Tómate tu tiempo para colocar cada detalle y permítete tener un poco de jocosidad en la redacción.

Asignación de jurados

Luego de que se venza el plazo y debas entregar la tesis de grado, la facultad te asignará al menos dos jurados. Serán profesores o profesionales invitados que son expertos en el área de tu caso de estudio. ¡No te asustes! Nadie conoce este trabajo mejor que tú. Ellos están allí para evaluarte y también para aprender de ti.

Presentación

Evita ser muy terco con tu punto de vista o ser muy dócil cuando estés ante el jurado. En Venezuela llamamos a la presentación de este trabajo defensa de tesis, porque se trata en cierta forma de un espacio para establecer tus motivaciones de algo que ya está hecho y concluso. Es tu momento de brillar, de ser humilde, pero firme. Cede espacio para el debate y enaltece el valor académico que resultó tener tu investigación.

Si quieres leer más sobre la elaboración de una tesis de grado, en Nerd Universitaria encontrarás una sección solo para este tema, la cual estoy alimentando con más consejos y anécdotas poco a poco. Realizar este trabajo de investigación final no tiene por qué ser tan estresante como muchos lo pintan. Si lo haces bien puedes usarlo para concursar por premios y becas académicas.

Si crees que dejé algo por fuera o quieres contar tu experiencia, no dudes en dejar un comentario en la sección de abajo para iniciar una amena conversación.

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Cómo crear un plan de estudios personalizado

Cuando se trata de aprobar un examen la repetición del contenido es un método que solo sirve para el corto plazo. Diseñar un plan de estudios personalizado, por otro lado, hará duradero tus conocimientos. En este artículo te explico cómo puedes crear el tuyo… 

Creo que a todos nos pasa que no sabemos por dónde empezar cuando tenemos que estudiar para un gran examen.

¡Es agobiante pensar en todas las clases que tienes que refrescar en tu memoria!

Hay mucho contenido en nuestros cuadernos, apuntes por doquier. Y quizás en los primeros semestres de la carrera todavía uno se estaba conociendo y comenzando a comprender cómo es que se aprende o se retiene mayor cantidad de información.

Tú debes tener momentos, métodos y técnicas especiales incorporados en un plan de estudios personalizado que sea inmune a los errores. Es por ello que quiero que hagamos una suerte de prueba diagnóstica para determinar las estrategias que sirven para ti.

Encuentra el plan de estudios que mejor se adapte a ti

No dejes que el peso de tus responsabilidades condicionen tu premura por estudiar y crea un plan de estudios personalizado que se adapte a tu proceso de aprendizaje. 

como crear un plan de estudios personalizados que se adapte a ti
Una vez que encuentres un plan de estudios que se adapte a ti, no te perturbará más la idea de tener cumplir con tus deberes. Foto de Lonely Planet para Unsplash.

Escoge un horario

Primero determina el tiempo del día en el que estudiar se te hace más fácil. A mí me gusta aprovechar las tardes de lunes a viernes y las mañanas de los fines de semana. Incluso en las madrugadas mi cerebro absorbe más información que durante otras horas.

El horario que elijas no puede coincidir con el final de una larga jornada. Cuando uno está cansado, nada de lo que se lee queda grabado por mucho tiempo. Si no tienes otra opción, es mejor que primero duermas 45 minutos y te des un buen baño antes de sentarte frente a tu escritorio.

Sé consciente de cuál es tu distracción

Un plan de estudios es realmente personalizado cuando sabes qué distracción debes eliminar durante ese tiempo. Sé consciente de cuáles son los dispositivos y circunstancias que te quitan la energía para estudiar. Cuando estudio desactivo las notificaciones del teléfono y solo escucho música instrumental.

Muchas personas se hacen la vista gorda ante los malos hábitos que adoptan y que interrumpen su proceso de estudio. A mí me pasaba constantemente cuando intentaba estudiar con la televisión encendida. Aunque parece algo obvio, a veces uno está tan entretenido que no es capaz de notar que está cometiendo un error garrafal en un momento que requiere de su entera concentración.

Practica un método de visualización

Los métodos de visualización son a prueba de distracciones y de pequeños momentos de amnesia cuando queremos recordar un dato importante. Me refiero a diagramas, mapas mentales, esquemas, lista de datos y hasta gráficos. Antes de intentar de memorizar todos tus apuntes y grandes cuerpos de texto, sintetiza el contenido con flechas, dibujos, formas y colores.

Practica cualquiera de estos métodos hasta que se convierta en una tarea indispensable dentro de tu plan de estudios personalizado. No solo sentirás motivación y sabrás por dónde empezar, sino que descubrirás que el simple ejercicio de esquematizar todo ya te habrá ayudado a estudiar de principio a fin el orden o la secuencia del contenido.

Si deseas, lee mi artículo sobre cómo puedes redactar un buen resumen para estudiar durante finales en el que explico otras técnicas de sintetización.

Reconoce cuándo deberías descansar

De acuerdo a diferentes investigaciones, los seres humanos tenemos la capacidad de estudiar por al menos unos 45 minutos. De manera que se recomienda que se tomen descansos de 20 minutos. Algo parecido a la técnica de pomodoro que te obliga a ser fiel al tiempo del que dispones.

Incorpora en tu plan de estudios personalizado los momentos que son para el descanso. Estudia y calcula hasta cuándo eres capaz de concentrarte sin bostezar. Así sabrás cada tanto tiempo es de descanso y trabajo.

Elige cómo repasar lo aprendido

Luego de estudiar deberás encontrar una técnica para repasar lo aprendido que sea realmente efectiva. Dentro de las más conocidas y prácticas se encuentra la de explicar a alguien como si se tratara de una clase. Otros optan por escribir desde cero todo cuanto saben sin parar.

Esto quiere decir que en tu plan de estudios personalizado no puede faltar un momento en el que concluyas si de verdad estás en la capacidad de hacer el examen sin tantas inseguridades. Puedes incluso preparar un cuestionario o discutir el contenido con tus compañeros de clases en la biblioteca. Evaluarse al final puede ser tedioso al principio, pero una vez que lo hagas sentirás un alivio indescriptible.

Escribe tu plan de estudio

Luego de que hayas identificado los elementos de tu plan de estudios personalizado, anota ese itinerario en una suerte de lista de tareas en tu calendario. Así como cuando un entrenador nos asigna repeticiones en las rutinas de ejercicios en el gimnasio. Nada se compara con tener claros los objetivos del día, en especial si tienen que ver con un gran examen.

Tu desarrollo académico y profesional no tiene que ser un proceso agotador. No tenemos por qué sentir miedo cada vez que llega la temporada de exámenes finales. En Nerd Universitaria encontrarás herramientas para que te sientas a gusto con el proceso de estudiar la carrera que, al fin y al cabo, elegiste como oficio de vida.

Quisiera saber qué métodos utilizas para personalizar tu proceso de estudio o si has adoptado alguna rutina especial. ¡Deja tu comentario en la sección de abajo!

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

De esta manera puedes redactar un buen resumen para estudiar durante finales

Reducir todo el contenido de un semestre para estudiar durante los exámenes finales puede provocarnos un terrible dolor de cabeza. Es por ello que quiero compartir contigo cómo redactar un buen resumen

Redactar un buen resumen para estudiar no es fácil al principio, pero como todo lo que vale la pena requiere de bastante fuerza de voluntad, una vez que comienzas, ya le habrás agarrado el hilo como para no terminarlo.

Cuando adoptas el genial hábito de escribir resúmenes cada vez que terminas un módulo de estudios, te conviertes en mejor estudiante y te ahorras muchas noches en vela.

Hacer un buen resumen también es un requisito para muchas evaluaciones de clases teóricas. Quizás debas explicar de qué trata un libro, un postulado o un hecho histórico.

Y es que con solo el simple ejercicio de poner en orden las ideas e investigar lo impartido en clases o leído en guías, ya estás estudiando como debe ser: con estrategia; pues aprendes lo necesario, ganas tiempo y dejas de verlo como una obligación tediosa o estresante.

Prepara un buen resumen para estudiar en temporada de exámenes

Preparar un buen resumen requiere de nuestra entera concentración, es por ello que te recomiendo leer el artículo sobre la técnica de pomodoro en caso de que estés buscando una manera de administrar mejor tu tiempo para hacerlo.

consejos prácticos para redactar un buen resumen
Destaca estas ideas principales y secundarias con colores o fuentes distintasFoto de LinkedIn Sales Navigator para Unsplash

Divide el tema principal en sub-temas

Es más fácil hilar las ideas cuando dividimos el contenido en temas principales y subtemas. Esta técnica esquematiza la información y hace la suerte de un mapa mental que te ayudará a recordar el orden de las cosas. Aprovéchate del uso de colores, tipos de letra y resaltadores para distinguirlos.

Por otro lado, puedes hacer un mapa mental o diagrama; en especial si son demasiados subtemas.

Destaca personajes o exponentes

En un buen resumen no puede faltar los personajes principales o los exponentes de dicho tema o historia. Dedica al menos dos líneas para explicar sus aportes. No es necesario que hables de su vida entera. Toma en cuenta que si sus ideas, descubrimientos u opiniones se contraponen a otras, ese puede ser un punto de partida para hacer un análisis y sacar provecho durante las respuestas de un examen o ensayo.

Haz una lista de cifras

En periodismo, por ejemplo, las cifras juegan un papel importante durante los exámenes de la facultad de comunicación. Claro, esto depende enteramente del tema en cuestión, pero sirve de mucho cuando tienes una lista de al menos cinco cifras.

Te da una idea más detallada de la circunstancia que estás estudiando, pues para algunos es más sencillo aprender sobre la base de lo que un número representa. Pueden ser estadísticas, poblaciones, porcentajes, encuestas, cantidades de algo, pérdidas de algo…

Trabaja en orden cronológico 

En caso de que las fechas determinen la relevancia del contenido, recomiendo que escribas los hechos en orden cronológico. Puedes incluso hacer una línea de tiempo, cuya descripción por fecha no sea mayor de tres líneas. Como se trata de un resumen, debes crear un método que te ubique rápidamente en tiempo y espacio sin que tu mente quede inmersa en mucho texto. Usa viñetas si es necesario.

Prueba las notas al margen

Las notas al margen son como una especie de engaño al resumen ¡Jajajaja! Pues es una invitación a que leas un texto extendido de algo. Pero en muchos casos podrás requerir hacer un inciso sobre un punto si fuera necesario contextualizar. Quizás debas explicar una ley, un término, definir una palabra, destacar una aclaratoria.

Evita aquello que es más de los mismo

Créeme que puedes prescindir de los tres autores que definen el mismo concepto a su manera. Eso lo hace el profesor para que cada quien elija el concepto que mejor se adapte a sus ideas. Y como esos, hay muchos ejemplos en clases, en las guías que se repiten mucho.

Si ya explicaste o contextualizaste algo, no tienes por qué repetirlo más adelante en el resumen. Hacerlo, solo te quita tiempo, espacio y energía. Es algo que ya sabes y que puedes consultar una vez. Sucede que cuando las cosas se repiten en diferente puntos por el mero hecho de servir de recordatorio, es común confundir conceptos durante un examen.

Recuerda que si algo se repite mucho en clases es porque es muy importante. Destaca estas ideas principales y secundarias con colores o fuentes distintas. Es mejor así que repetirlas en todo momento.

No olvides las referencias

Respeta los derechos de autor agregando referencias en el texto o al final del resumen. Esto le da validez a lo que investigas y puede ser de ayuda mientras respondes un examen. Muchos profesores exigen que seamos diligentes con las fuentes que usamos para que no se pierda la credibilidad.

Relacionado con este tema puedes leer más artículos en Nerd Universitaria como aprender a hacer guías digitales y consejos para estudiar guías. En este blog siempre habrá un espacio para motivarte a ser mejor estudiante cada día, por lo que amaría que me escribieras al correo electrónico kimberlyyanez@nerduniversitaria.com en caso de que necesites algún consejo relacionado con la vida en el campus.

También podemos iniciar la conversación en la sección de comentarios abajo. No olvides compartir esto con tus amigos en la redes sociales.

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Recursos de evaluación en línea para profesores universitarios

Hacer evaluaciones en línea o enviar asignaciones por correo electrónico es cada vez más común entre la dinámica relación de los profesores con sus estudiantes. Y sin embargo, muchos desconocen que existen plataformas especializadas para tales fines. En este artículo te reseño cuáles son…

De seguro ya sabes que Nerd Universitaria es un espacio para los estudiantes, pero no cabe duda que los profesores también juegan un papel importante en nuestra experiencia en el campus.

Es por ello que estoy en la búsqueda de herramientas que sirvan para mejorar la dinámica entre nosotros y ellos y hacer que el proceso de enseñanza sea uno más productivo.

Muchas universidades tienen plataformas internas que utilizan como método de interacción entre el personal docente y los estudiantes, pero no siempre son tan intuitivas.

Por fortuna, existen recursos de evaluación en línea para profesores universitarias que facilitan mucho las cosas, especialmente cuando se trata de exámenes cortos, clases personalizadas y planificación de proyectos.

¡Sigue leyendo!

Increíbles plataformas en línea para profesores universitarios

La mayoría de los recursos son gratuitos e intuitivos, incluso para aquellos con problemas de adaptación a la era digital, son de fácil manejo. La mayoría de los estudiantes estima mucho que sus profesores tengan alternativas de evaluación. 

plataformas-en-internet-para-profesores-recursos
Los docentes recibirán de manera automática las calificaciones, las cuales pueden ser editadas. Foto de Tra Nguyen para Unsplash

Edmodo

Esta plataforma es ideal para crear cuestionarios y tener un interacción de tú a tú entre los estudiantes y profesores universitarios. Edmodo permite crear juegos de preguntas y respuestas, los cuales terminan siendo evaluados. Esa ponderación automática puede ahorrar a los docentes la tarea de puntuar el desempeño de la clase.

También funciona como una red social educativa en la que se pueden hacer anuncios importantes relacionados con la asistencia, el contenido programático y más…

Moodle

Moodle es uno de los recursos en línea para profesores universitarios más utilizados por sus múltiples opciones de interacción. En lugar de papel, los docentes pueden evaluar en clases mientras los estudiantes usan sus computadoras. Esto automatiza el proceso de evaluación, incluyendo su calificación final y el período en el que deben terminarlo.

En este caso, lo que los profesores deben hacer es diseñar la prueba, redactar las instrucciones y estar atentos a las dudas que puedan surgir.


Lee también:

Zaption

Un buen profesor siempre va a querer que aprendas y es sobre la base de este principio que Zaption tiene un rol importante. Básicamente es una plataforma que sirve para reforzar los conocimientos dados en clases de manera que los estudiantes se sientan mejor preparados para los exámenes.

En otras palabras, con este recurso se digitaliza el contenido programático y se preparan cuestionarios, cuyo resultado le da una idea al docente del nivel del aula.

Plickers

Plickers es también muy popular entre los profesores universitarios que necesitan tener un repertorio de las clasificaciones más allá del que posiblemente ofrece la universidad. Con esta herramientas se registran las notas y una vez actualizadas, los estudiantes pueden acceder desde sus teléfonos celulares o por computadora.

Además, permite crear cuestionarios, los cuales, de ser impresos, pueden escanearse y adjuntarse junto al expediente de calificaciones de los estudiantes.

Classflow

Con Classflow los profesores universitarios pueden dar clases en línea mejor que a través de Skype. Estas lecciones son interactivas y pueden evaluarse inmediatamente sin que esto afecte la nota final del estudiante. Básicamente serviría para examinar el desempeño del docente y la capacidad de atención prestada en el aula. Crea, además, una relación agradable entre los involucrados a pesar de la distancia.

Khan Academy

Khan Academy es ideal para los profesores que se ven obligados a dictar clases a distancia. Ya está más que aceptado que las personas estudien cursos en línea, y de eso se trata esa herramienta. Pues sirve para diseñar semestres enteros de clases a las que los estudiantes pueden acceder a través de una aplicación.

Muchos docentes utilizan esta plataforma para nivelar el conocimiento básico que sus futuros alumnos habrán aprendido en la secundaria, de manera que todos estén en la misma página cuando inicien su primer semestre de la universidad.

Formative

Formative ofrece una experiencia de interacción en tiempo real, pues una vez asignada una evaluación, los profesores desde la distancia pueden ver su desarrollo desde el comienzo hasta el final. Los docentes recibirán de manera automática las calificaciones, las cuales pueden ser editadas en caso de que consideren que el desempeño del estudiante haya merecido más o un menor reconocimiento.

¡Explora las opciones a continuación y elige las que mejor se adapten a tus exigencias!

Los profesores universitarios deben actualizarse lo más pronto posible, es por ello que con este primer post deseo que Nerd Universitaria también sea un espacio de consulta para ellos. Mantente al tanto de lo que publique en esta sección para que juntos contribuyamos con el mejoramiento del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Mientras tanto, agradecería en creces que compartieras este artículo en tus redes sociales y me dijeras en los comentarios lo que piensas sobre la digitalización de la educación.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Aprende a estudiar cursos por internet sin que parezca un reto a tu disciplina

Hacer estudios a distancia o tomar cursos por Internet no es para todo el mundo. Sin embargo, puedes aprovechar estas herramientas con pequeñas acciones que no drenarán tu energía…

Y es que si sumamos los estudios, el trabajo, la vida social y los compromisos familiares, hacer un curso en línea de varias semanas -e incluso meses- parece un gran reto a nuestra disciplina.

Pero gracias al Internet no hay excusas para decir “no consigo trabajo porque no tengo la suficiente experiencia o preparación”.

Sin importa que profesión tengas, puedes especializarte en áreas con demasiada demanda dentro de tu campo cuyos conocimientos no tienen una oferta académica en las instituciones de tu región.

De manera que hacer un curso por Internet significa que eliminas fronteras y tienes la oportunidad de certificarte por grandes universidades alrededor del mundo y otras instituciones de renombre.

Si te interesa, luego de que termines de leer este artículo, te invito a que le eches un ojo a estas publicaciones:

Prepárate correctamente para hacer un curso por Internet

Haz todo lo que esté a tu alcance para prepararte profesionalmente pues solo de ti depende tu éxito. Aprovecha de hacer cursos en Internet y una vez que empiezas ya no hay vuelta atrás.

Haz todo lo que esté a tu alcance para prepararte profesionalmente pues solo de ti depende tu éxito. Aprovecha de hacer cursos en Internet y una vez que empiezas ya no hay vuelta atrás.  #cursos #estudios #study #studyonline #university #college
Aprovecha de hacer cursos en Internet y una vez que empiezas ya no hay vuelta atrás. Foto Andrew Neel para Unsplash

Elige uno a la vez

Uno de los primeros errores que cometí cuando incursioné por primera vez en el mundo de los cursos por Internet fue elegir o inscribirme en muchos al mismo tiempo. Estaba fascinada por todo lo que podía aprender que me creí Doctor Strange con la capacidad de controlar mi el tiempo y el espacio.

Planifica y prioriza los cursos en línea que quieres hacer de acuerdo a su oportunidad, las horas de estudio y nivel de exigencia. Te darás cuenta que con uno que haga al mes es más que suficiente. Evita a toda costa obligarte a cursar muchos a la vez, porque empezarás con muchos tropiezos y es probable que nunca termines.

Destina un cuaderno o libreta

Destina un cuaderno o libreta nuevos o usados para tomar notas de lo que aprendes en el curso. Resulta que cuando anotas lo que aprendes, no solo te da chance de repasar cuando no puedes ver las clases, sino que mantiene tu motivación. Es que es muy fácil deslindarse de un compromiso cuando no es físico.

Piensa en oportunidades en lugar de horas

Mientras estudiaba para mi prueba de IELTS en un curso de Future Learn, me di cuenta que para poder cumplir con las clases sin sentirme culpable de no ingresar a la plataforma a causa del trabajo o del cansancio, en lugar de planificarme para estudiar -por ejemplo- los lunes, los miércoles y los viernes a las 7:00 de la noche, decidí hacerlo cuando fue oportuno.

Es decir, me propuse que debía hacerlo tres veces a la semana. Sin importar qué día, a qué hora y por cuánto tiempo, la misión era que se hiciera tres veces. Así pude planificarme sin sentir una presión innecesaria.

Escucha clases en YouTube

Ahora bien, si por alguna circunstancia no puedes ingresar a la plataforma del curso en línea, escucha videos que expliquen el tema mientras trabajas, limpias tu casa o te arreglas para comenzar tu día.

Incluso, muchos cursos en línea tienen clases en videos. Si no puedes hacer toda la instrucción porque estás en medio de una tarea de tu vida cotidiana, deja que se reproduzca en el fondo. Podrás retomar cuando lo veas oportuno.

Involucra a colegas y amigos

Entre las desventajas de estudiar en línea está que puede ser un proceso muy solitario; claro, dependiendo de la plataforma. Sin embargo, al igual que un club de lectura, puedes compartir la experiencia con tus colegas y amigos interesados en el mismo tema y retroalimentarse en grupos de whatsapp o mientras toman un café.

Busca un rincón a prueba de interrupciones

Para estudiar un curso en línea tengo que irme a un rincón de mi casa en el que sé que no seré interrumpida, pero también un espacio que solo lo pueda relacionar con esa tarea, pues predispone mi mente a solo concentrarme en la única tarea de aprender.

Déjame ver si me explico mejor con respecto a esto último: mi escritorio es para trabajar, bloguear, organizar mi día y entretenerme, mas cuando tengo estudiar, me gusta tomar mi laptop e irme al sofá más cómodo de mi sala.

Como última recomendación te sugiero que durante tus clases en línea bloquees las notificaciones de tu teléfono y de la computadora para que no te distraigas de tu objetivo. Recuerda que en Nerd Universitaria encontrarás más consejos para ser productivo y mejorar como estudiante.

Agradecería mucho que compartieras este artículo en tus redes sociales y comentaras qué te ha parecido

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

¿Y ahora qué voy a estudiar?: Elige tu carrera universitaria

Sonya Pérez es una de mis escritoras invitadas y espero te guste tanto como a mí. Escribió para ti un artículo que te ayudará a escoger tu carrera universitaria. ¡Sigue leyendo!
Kim

Decidir qué camino vamos a tomar no es tarea fácil, ni mucho menos lo es despedirnos de una etapa en la que hicimos amigos, hermanos de vida, dónde quizás conocimos el amor, un espacio en el que construimos y forjamos nuestra personalidad.

Se trata de ese período en el que descubrimos nuestros gustos, nuestras habilidades, nuestras aptitudes y entendemos qué papel deseamos desempeñar en nuestro entorno, qué persona seremos dentro de la sociedad en la que convivimos.

Nos llega la gran pregunta cuando sabemos que hay que elegir una carrera universitaria: “¿Qué camino voy a tomar?”

Es un ciclo complejo, nos llenamos de inseguridades y creemos que nuestro futuro depende únicamente de esa decisión que vamos a tomar, que debemos tomarla para ya, sin dudar, sin tener miedo…

Cuando la realidad es que es normal y está bien temer, necesitamos sentir temor, necesitamos dudar y sobre todo debemos saber que podemos cambiar de decisión, que hacerlo también está bien y que la decisión debemos tomarla solo al sentirnos seguros

“¿Medicina? ¿Comunicación? ¿Leyes? ¿Se me dará la ingeniería? ¿Publicidad? ¿Freelance? ¿O mejor Economía?”

Son muchas preguntas constantes que todos nos hacemos y que me gustaría poder ayudarte a contestar con mayor claridad y seguridad, me gustaría llamarle:

El top 5 para una sabia elección

Lo que debes hacer si no sabes qué carrera estudiar, por Sonya Pérez

Sonya Pérez es una de mis escritoras invitadas y espero te guste tanto como a mí. Escribió para ti un artículo que te ayudará a escoger tu carrera universitaria. ¡Sigue leyendo!  #college #university #universidad #universitarios
¡Pregunta todo sobre la carrera universitaria que vas a elegir! Foto de JodyHongFilms editada por Unsplash

1. Hazte preguntas

¿En qué soy bueno? ¿En qué me destaco? ¿Qué me veo haciendo los siguientes años de mi vida?

¡Pregunta todo sobre la carrera universitaria que vas a elegir! A tus padres, amigos, familiares y sobre todo ¡A ti mismo! Es más fácil tomar una decisión si te enfocas en aquello que te gusta. La escuela funciona para saber si se te dan los números y cálculos, o si destacas por leer y escribir, si investigar es lo tuyo, hacer música.

¡Piensa en todo lo que te guste y más que nada en lo que no! Jamás tomes una decisión por lo que otros dirán; aquí tu propia opinión es la única que importa.

Sólo debes tomar en cuenta que no se trata de una sentencia: la elección que hagas la puedes cambiar, modificar, moldear, se trata de conocerte a ti mismo, de comprender poco a poco qué habilidades posees y deseas pulir, cuáles deseas adquirir, qué deseas aprender y de qué deseas alejarte porque simplemente no es lo tuyo.

No es fácil, pero es un camino súper divertido, toma todo lo que esté a tu alcance, aprende y no te limites a las posibilidades, podrías sorprenderte a ti mismo.

2. Investiga y compara

Más que una recomendación considero que es necesario buscar toda la información que puedas sobre las carreras universitarias que te interesan.

Las universidades en las que puedes estudiarlas, las similitudes entre las carreras que te agradan y sus diferencias, el campo laboral, cuál sería tu trabajo de elegir, qué otros estudios podrías hacer luego, habilidades complementarias a adquirir, cursos, talleres, carreras afines…

¡Investiga, investiga e investiga!

3. Sé realista

Para tomar una sabia decisión debes considerar tu alcance para estudiar la carrera universitaria que te gusta es real: si ingresarás a una institución pública o privada, si recibirás apoyo de tus padres o familiares, si te tocará correr con los gastos, si te residenciarás o no.

Toma en cuenta factores económicos y psicosociales porque es primordial para no solo iniciar el camino sino también culminarlo. La constancia es lo principal al comenzar la vida universitaria por lo que debes evaluar todos estos factores y así no abandonar la carrera antes de cruzar la meta.

4. Tómalo con calma y piensa en positivo

Elegir una carrera universitaria se trata de una nueva aventura, de emprender una nueva etapa, y no hay mejor manera de hacerlo que con los mejores pensamientos y las mayores ganas de darlo todo. Cada decisión que tomamos en nuestras vidas debe ir acompañada de la certeza de que todo estará bien, si esta vez no es así, deberías pensarlo un poco más.

Ten en cuenta que al final todos los caminos llevan a Roma y la realidad es que nunca nos perdemos, cada paso cuenta tanto como el primero o el último y dónde estamos es donde debemos estar.

Lo importante es mantenernos en movimiento, equivocarnos y caer, levantarnos y volver a andar; detenernos a dar un respiro, enfocar nuevamente la mirada en nuestra meta y continuar, siempre continuar.

5. No te limites

Todos tememos, pero el miedo nos puede hacer perder las mejores oportunidades de nuestra vida. Hay que tomar decisiones aún dudando, aún temiendo, aún queriendo gritar a todo pulmón por no saber si el camino que tomamos es el correcto, pero jamás, jamás, ¡jamás te limites!

No pongas peros, no pongas excusas, aléjate de las quejas y propón siempre una solución. La vida es maravillosa, vive la tuya para que al final de todo tengas una historia grandiosa que compartir.

La decisión que hoy tomes es la correcta y la que tomes mañana también, cree en ti y todo saldrá bien. Te lo aseguro.

Comenta qué piensas del artículo de Sonya en la sección de abajo y si te gustó, compártelo en las redes sociales

 

escritora invitada, sonya perez

 

Estrategias que puedes aplicar para graduarte de la universidad antes de tiempo

Aunque la etapa universitaria es irrepetible y muchas veces necesaria, puede que tengas entre tus planes graduarte antes de tiempo. Yo pude obtener mi licenciatura un año antes de lo esperado aplicando estas estrategias…

La razón por la que quería graduarme rápido se debe a que ya había iniciado la carrera de idiomas modernos en la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda.

Pero el periodismo siempre fue lo mío. De manera que abandonar una carrera para iniciar otra te quita tiempo.

Cuando comencé Periodismo en la Universidad Arturo Michelena sabía que tenía que recuperar el tiempo que había perdido en una carrera que no me gustaba y enfocarme en esta que me apasionaba.

Una licenciatura en Comunicación Social mención Periodismo se estudia por cinco años en Venezuela y logré terminarla en cuatro. Por eso quiero compartir contigo mi experiencia y todo lo que tuve que hacer para que fuera posible que me graduara de la universidad antes de tiempo.

Cómo graduarte rápido de la universidad

Aquí te explico lo que tuve que hacer para recuperar de una vez por todas el tiempo que había perdido en una carrera que no me gustaba.

Aunque la etapa universitaria es irrepetible y muchas veces necesaria, puede que tengas entre tus planes graduarte antes de tiempo. Yo pude obtener mi licenciatura un año antes de lo esperado aplicando estas estrategias…  #universidad #studytips #university
Si quieres graduarte de la universidad antes de tiempo debes estar al tanto de los requisitos administrativos. Foto JodyHongFilms para Unsplash

Esfuérzate desde el principio

Si quieres graduarte de la universidad antes de tiempo no puedes descuidar ni una materia. Te podría sorprender cómo se mueven los porcentajes de las evaluaciones y la facilidad con la que un descuido puede hacer que repruebes. Reprobar una materia es una gran pérdida de tiempo. No te saltes asignaciones por medio de cálculos personales de lo que para ti es una calificación más que suficiente.

Imagínate que el profesor le da más ponderación de la que esperabas a un examen para el que no te sientes list@. El contenido de una asignatura se estudia completo, si estudias para unas cosas y para otras no, te podría ir mal en las evaluaciones de mayor peso.

Por otro lado, cuando realizas sin falta las evaluaciones y asistes a todas las clases, tienes un colchón del que apoyarte en caso de que te enfermes.

Estudia bien tu pensum

El pensum es el conjunto de materias o asignaturas que verás en tu carrera y que están distribuidas en trimestres, semestres o años. Al estudiar tu pensum notarás las materias que prelan entre sí. Es decir, las que tienes mayor peso o carga académica y aquellas que no se pueden cursar sin haber visto una previamente.

Para graduarte rápido de la universidad tienes que ser consciente de la importancia de cada asignatura. Una de las razones que me ayudó a ahorrarme un año de estudios fue que pude adelantar todas las asignaturas que prelavan la tesis.

Aprovecha todos tus créditos

Por semestre la universidad te permitirá usar cierto número de créditos. Mi consejo es que los uses todos. Claro, esto requerirá que le dediques más tiempo para estudiar y que pasarás más horas en el campus. Pero créeme que vale la pena cursar siete materias en lugar de cuatro, cuando te des cuenta de todo el tiempo que te has ahorrado.

Los créditos también son acumulativos, si tienes créditos suficientes puedes optar por hacer pasantías adelantadas, las cuales en la mayoría de los casos, son requisitos indispensables para graduarse.


Lee también:

Ve materias en verano

Hace unos años escribí un artículo sobre las razones por las que deberías ver clases de verano y lo reitero nuevamente. Y para los últimos semestres de mi carrera hice verano sin descanso. Aproveché esta oportunidad para ver mis electivas y las materias más sencillas. Acumulé créditos y pude reducir la carga de asignaturas cuando comenzó el periodo regular de clases.

No olvides las electivas

Muchas universidades -sino todas- exigen a sus estudiantes que cursen electivas, es decir, materias o asignaturas de escogencia libre que son necesarias para la acumulación de créditos. Si dejas las electivas de último puede que los números no te den como para inscribir tu servicio comunitario, las pasantías y el anteproyecto de grado.

Cumple con requisitos administrativos

Poniéndonos serios, si quieres graduarte de la universidad antes de tiempo debes estar al tanto de los requisitos administrativos. En Venezuela la burocracia es el pan de cada día. Cuando estés más cerca de tu meta, pregunta sobre todo tipo de papeleo relacionado con tu proceso de entrega y defensa de tesis, de graduación y cualquier otro trámite que sea necesario.

Ingresa en los grupos de promoción

La mejor manera de informarte sobre anuncios relacionados al punto anterior es a través de grupos en Whatsapp o en Facebook de la promoción en la que piensas graduarte. Allí te enterarás de todo: exámenes finales, fiestas, papelos, fechas de defensa, asignación de jurados y más. ¡No te duermas en los laureles!

Lleva un bullet journal de tu tesis

Y por si no fuera poco, cuando me tocó hacer mi tesis también la terminé con un mes de antelación a la defensa. Lo que me mereció un viaje a Tucacas en Semana Santa sin ningún tipo de culpa. Tenía todo listo y podía sentarme a corregir con mi jurado con calma. Para que eso fuera posible, utilicé la técnica de organización del bullet journal. Hice una lista de tareas por cada capítulo y el progreso. Me funcionó de maravilla.

Y eso fue todo. Me mantuve enfocada de principio a fin y valió 100% la pena. En el proceso tuve chance de crear Nerd Universitaria y contarles mis anécdotas. Ahora que el blog está en su versión mejorada, me he dado a la tarea de mejorar los artículos más antiguos con más consejos. ¡Mantente al tanto de esta sección!

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales y no olvides decirme qué te pareció en la sección de comentarios.

Cómo crear un club en la universidad que trascienda de generación en generación

Crear un club en la universidad puede ser el legado que dejes en tu Alma Máter. Se trata de un espacio para el intercambio de ideas y prácticas que apasionan a un mismo grupo de personas. ¡Aquí te enseño cómo puedes iniciar el tuyo! 

Para muchos las universidad es un refugio.

En ella encontramos a personas que comparten los mismos intereses que nosotros, pero a veces, se queda corta cuando se trata de espacios de encuentro.

Sí, se organizan eventos y actividades al aire libre y, sin embargo, queremos un rincón que sea nuestro, en el que podamos sentir algo de estabilidad. Esto se consigue si te inscribes en un club universitario.

Los clubes en la universidad son ese espacio para crear identidad y motivación directa. Pero si crees que los nichos de tu interés no están cubiertos y todavía te quedan unos cuantos años en el campus, deberías crear uno.

Consejos para fundar tu propio club universitario

Toma nota de la lista de tareas que necesitas tachar una a una para que crees un club en tu universidad que trascienda de generación en generación.

Crear un club en la universidad puede ser el legado que dejes en tu Alma Máter. Se trata de un espacio para el intercambio de ideas y prácticas que apasionan a un mismo grupo de personas. ¡Aquí te enseño cómo puedes iniciar el tuyo!   #blogpost #club #college #university #studytips
Presenta tu proyecto de club universitario a las autoridades del campus para que tenga carácter oficial y te sirva de currículo. Foto de Naassom Azevedo para Unsplash

Define el nicho

Los clubes en la universidad están dirigidos a nichos específicos. Dependiendo de tus gustos o de las habilidades que quieras aprender, debes elegir un nicho sólido y delimitado. Para que tengas una idea dejo una lista de clubs y sus temáticas que te servirán de inspiración:

  • Club de lectura: En este artículo te conté del club de lectura que creé cuando estaba estudiando mi pregrado en la UAM.
  • Club de poesía: Organízate con escritores aficionados de tu universidad y crea tertulias de lectura y escritura espontánea de poesía.
  • Club de arte: Este tipo de club está encargado de organizar actividades artísticas, dictar talleres teórico-prácticos sobre el arte y crear discusiones con artistas invitados sobre técnica y estética.
  • Club de mecánica y diseño industrial: Si estudias ingeniería o una carrera afín reúne un grupo de inventores que dejen el nombre de la universidad en alto con grandes y pequeños diseños.
  • Club de teatro: Los amantes del teatro en la universidad pueden emular los clásicos de la dramaturgia, dar clases de actuación y escribir sus propias obras.
  • Club de debate político: Desarrolla la habilidad para defender y saber comunicar tus ideas, al mismo tiempo que aprendes a respectar el punto de vista de los demás.
  • Club medioambiental: Conscienciza sobre el impacto negativo de los seres humanos en el planeta y cómo reducir nuestra huella de carbono con charlas educativas y campañas.
  • Club deportivo: Recluta a los mejores y más entusiastas estudiantes en la disciplina deportiva de tu interés y suban los escaños hasta que puedan participar en todas las competencias.

Y he aquí unos más rebuscados pero mega interesantes:

  • Club de asistencia animal: Si a tu universidad llegan perritos y otros animales de la calle, crea un club que coordine su atención y cuidado para que sean adoptados por los estudiantes.
  • Club de cambalache de libros: En mi universidad aparecían libros de la nada en todas partes. Resulta que un grupo de estudiantes se reunía, recolectaba libros usados y los dejaba en todo el campus. Quien recogía uno, o lo adoptaba, tenía que dejar otro a cambio.
  • Club de estudios sociales: No sé tú, pero últimamente ando enganchada con el montón de experimentos sociales que salen en las redes. ¿Te imaginas algo así en la universidad? ¿Qué te gustaría estudiar de la conducta en el campus?
  • Club de inventores: Parecido al club de mecánica y diseño industrial, este club podría servir para encontrar soluciones a problemas cotidianos. Se necesita de ingenio y de muchas mentes creativas.
  • Club de juegos de mesa: Mi familia y yo amamos reunirnos los fines de semana para jugar Rummy y dominó. Es relajante y nos distrae del estrés de la rutina. Siendo un club, se podría aprender muchísimo de estrategia y de trabajo en equipo. Incluso habría cabida para inventar uno nuevo.
  • Club de idiomas: Los amantes de los idiomas pueden reunirse para ayudarse entre sí, reforzar sus conversaciones y prepararse para pruebas como la TOEFL o la IELTS.
  • Club de cine: Tus amigos cinéfilos y tú pueden reunirse para ver clásicos del cine y hacer crítica sobre los filmes, su mensaje, la intención del director, los detalles ocultos y más.

Dale una identidad

Una vez que hayas elegido de qué quieres hacer el club universitario, definir su identidad es un proceso difícil pero divertido. Lo que tienes que hacer es pensar en un nombre, un lema, los colores, el logo o estandarte y el simbolismo detrás de cada una de esas elecciones.

Escribe un proyecto

Para definir la identidad y convencer a otros a que se unan, deberías escribir un proyecto que explique las funciones del club universitario, las reglas, los objetivos a corto y largo plazo, sus principios y filosofía. Cuando haces todo eso por escrito, le das el carácter de seriedad que este tipo de organizaciones amerita para que perdure y se mantenga bajo control.

Diseña la propuesta para las autoridades

Lo que le vas a añadir al proyecto escrito es una propuesta a las autoridades universitarias para solicitar la creación del club y la asignación de algún espacio físico para reuniones y eventos. Esto le dará la oficialidad que necesita para ser reconocido. Para hacerles la tarea más fácil, en la propuesta sugiere los lugares, horarios y días que pueden ser lo más acordes.

Explica también los beneficios que traería ese club a la universidad. Cuando un club es oficial, se tiene más apoyo y sirve de currículo para aplicar a becas y a puestos de trabajo.

Recluta

Luego de que tu club universitario sea aprobado, empieza reclutar gente. Párate en sitios estratégicos y crea volantes de convocatoria a una reunión en la que hablarás sobre los objetivos del club (agradecerás tener todo por escrito en ese momento). Déjate bombardear por ideas que podrían mejorar el proyecto y lleguen a un acuerdo. Toma datos de contacto.

Otra lista de tareas

Puede que necesites hacer una que otra cosa para terminar de pulir tu idea y disfrutar de este nuevo espacio que has creado

  • Crea un correo destinado al club.
  • Crea un grupo en Facebook para interacción fuera del campus.
  • Planifica una fiesta o evento semestral en el que tu club sea anfitrión para que se vaya ganando prestigio.
  • Prepara una especie de test de iniciación para conocer el perfil de quienes ingresan al club universitario.
  • Reúnanse fuera del campus en una suerte de actividades de integración.
  • Define de cuánto sería el número límite de miembros y sus funciones.
  • Establece una directiva que se rote cada semestre para evitar autoritarismos.
  • Cada vez que puedas haz énfasis en generar sentido de pertenencia usando lemas e imágenes relacionadas con el club.

Recuerda: el club universitario que te atrevas a crear puede convertirse en el mejor legado que hayas dejado en tu alma máter. Sigue al blog de Nerd Universitaria en las redes sociales para que estés al pendiente de más contenido como este.

Por lo pronto, me gustaría saber tu opinión sobre este artículo y si tienes alguna experiencia que contar con respecto a la fundación de clubes en la universidad. Siéntete libre de hacerlo en la sección de comentarios de abajo