Gestiona proyectos con la técnica del timeboxing

Finalmente la humanidad entendió que el tiempo vale más que cualquier otra cosa. En este artículo te contaré sobre una técnica de gestión de proyectos que te ahorrará horas y hasta días de organización, conocida como timeboxing

La técnica del timeboxing es utilizada para gestionar proyectos. A diferencia de la técnica de pomodoro, la duración del tiempo la decides tú.

Es decir, divides las tareas en espacios de tiempo sin interrupciones con el objetivo de evitar procrastinar en el proceso.

Timeboxing, que significa cajas de tiempo, consiste en culminar proyectos siempre y cuando sus objetivos se organicen por “cajas” o time boxes. Cada uno de esos espacios debe tener una lista de pequeñas tareas paso a paso, fechas límites, presupuestos y delegaciones si fuere necesario.

Lo que hace el timeboxing tan efectivo es que te motiva a enfocarte en el tiempo más que en la tarea en sí. Y aunque parezca que no tiene sentido, resulta que cuando nos ponemos este tipo de límites es que hacemos que las cosas se concreten más rápido.

Es, básicamente, un método de organización a prueba de distracciones.

Domina la técnica del timeboxing siguiendo estas sugerencias

Por cada tarea que completes durante las time boxes, debes analizar tu rendimiento. Pronto te darás cuenta que aunque parezca una técnica estrica, estás siguiendo tus propias reglas de juego.

que-es-el-timeboxing
¡Camina un paso a la vez y aplica la técnica del timeboxing en tu vida! Foto de Kevin Ku para Unsplash

Usa un calendario en la pared

La visualización del tiempo que dispones para lograr una tarea es un gran catalizador. Si no te gusta el calendario de Google, puedes optar por colgar uno en la pared como en la vieja escuela. El timeboxing se trata de trazar un periodo de trabajo antes de una fecha límite para culminar un proyecto importante. Crea una línea de tiempo que conecte varios días.

Redacta un plan de acción

Establece los días y las horas de esos días que trabajarás sin interrupciones. Haz una lista de tareas pequeñas para que no parezca que no sabes por dónde empezar. Un plan de acción implica que también determines objetivos, riesgos y los descansos. Si se trata de un proyecto, divídelo en etapas y luego coordina su aplicación. En caso de que sea una evaluación, crea time boxes sobre cada tema a estudiar.

Balance entre time boxes retadores y los más sencillos 

Una vez que le agarras el gustito a esto del timeboxing, te darás cuenta que todo cuando haces en tu vida puede ser dividido en cajas de tiempo. Es por ello que si quieres aplicarlos a otros aspectos más allá de los laborales o académicos, como comenzar un proyecto personal, recuerda crear un balance entre los más retadores y aquellos que son sencillos. Puedes trazarte un proyecto mensual. Unos meses deben tener menor carga de trabajo que otros.

Aplica cláusulas de flexibilidad

Puede suceder que debido a situaciones ajenas a nuestra voluntad, los planes no se den de la manera que queremos. Es por ello, que debes planificar cláusulas de flexibilidad en caso de que las cajas de tiempo deban extenderse o reducirse. Lo que quiere decir que no es efectivo ser tan extricto en el uso del timeboxing. Luego de que establezcas el tiempo, puedes crear unas reglas de reconsideración.

¿Qué aspectos de relevancia podrían cambiar tus planes? Ten siempre presente que los riesgos existen. ¿De cuánto tiempo dispones para trabajar en contingencia de ser necesario?

Aplica la técnica de pomodoro

Combina el timeboxing con la técnica de pomodoro de la que te hablé hace algunos meses. Es muy probable que te ayude a reducir el tiempo de trabajo en caso de que te encuentres en contingencia. También es a prueba de procrastinadores. Mientras que el timeboxing te sirve para gestionar el tiempo de realización de un proyecto, la técnica de pomodoro ayuda a enfocarte en el proceso.

Date una recompensa

Haz tiempo también para celebrar tus logros. Pensar en una recompensa después de un arduo trabajo es bastante motivador. La recompensa no es lo mismo que los descansos (los cuales deben estar claramente demarcados), mas una manera de dar por terminado el proyecto de forma gloriosa. Puedes ir a comer en un lugar rico, o permitirte una siesta de 12 horas.

El timeboxing es tu aliado, no tu verdugo, así como lo es la sección de Productividad de Nerd Universitaria. A veces nos dejamos invadir por la ansiedad que generan retos en nuestros trabajos o ante un nuevo nivel de exigencia académica. Y por experiencia te digo que establecer líneas de tiempo te libera de esa presión, porque te das cuenta que todo tiene su momento y espacio. ¡Camina un paso a la vez y aplica la técnica del timeboxing en tu vida!

Quisiera que describieras en los comentarios cómo administras el tiempo para llevar a cabo tus proyectos. No olvides compartir este artículo en tus redes sociales y en especial a tus compañeros de trabajo.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Todo lo que debes saber sobre cómo organizar reuniones de trabajo

La reuniones de trabajo tienen objetivos claros. Si te han dejado la tarea de organizar una, en este artículo tengo unas sugerencias para ti…

Las reuniones de trabajo tienen varias funciones:

  • Planificar proyectos.
  • Solucionar problemas.
  • Organizar eventos especiales.
  • Informar sobre nuevas directrices de trabajo.
  • Dar la bienvenida a un nuevo miembro en el equipo.

Estas reuniones de trabajo son muy distintas a las conversaciones en pasillos o a las largas charlas durante el almuerzo.  De manera que, para su organización se requiere crear una atmósfera semi formal que evite desviaciones.

Organizar una reunión de trabajo por primera vez no tiene por qué significar una gran reto. Una vez en marcha que solo se requiere sentido común y un poco de protocolo para que descubras que son un increíble recurso para el correcto funcionamiento de una empresa.

En el pasado he podido constatar cuán beneficioso es tener reuniones de trabajo periódicamente, pero también, cuán desastroso puede ser el resultado si no se maneja con lujo de detalle.

Sigue leyendo para que evites a toda costa que una convocatoria termine sin resultados positivos.

Organiza reuniones de trabajo como todo un profesional

Asume la responsabilidad de organizar una reunión de trabajo como todo un profesional tomando en cuenta ciertas consideraciones de sentido común que te dejará bien frente a tu jefe.

Todo-lo-que-debes-saber-sobre-cómo-organizar-las-reuniones-de-trabajo
Como pasante organicé reuniones de trabajo a pesar de lo intimidante que pueden ser al principioFoto de Annie Spratt para Unsplash editada por Nerd Universitaria

Convócala con días de anticipación

Recuérdales a tus compañeros de trabajo o empleados que en cierto número de días se dará lugar una reunión. Esto para que se planifiquen. Cada quien tiene funciones, entregas, medidas y lapsos de tiempo que atender y deben cubrir la mayoría de esos oficios sin que una convocatoria altere su ritmo.

Utiliza medios que sirvan de registro

El boca a boca en estos casos es medianamente efectivo. La verdad es que solo sirve para malentendidos. Si no quieres que lleguen tarde, no sepan el punto a tratar o simplemente no aparezcan en la reunión de trabajo, manda un correo con las especificaciones, publica en grupos de mensajería (de tenerlo), o imprime un anuncio en cartelera. Si yo fuera tú, utilizaría todos estos recursos.

Establece una agenda de tópicos

En una lista de ítems, anota los tópicos a tratar. Colócalos en el orden en el que consideres más oportuno y cerciórate de explicar las razones por las que se hablará de estos temas en la reunión de trabajo. Piensa en su urgencia, su importancia, la oportunidad y el contexto de la situación.

Traza objetivos y soluciones

Luego de que traces los tópicos de la agenda, traza los objetivos y las posibles soluciones que deseas que resulten de la discusión sobre cada uno de esos temas. Sucede mucho que cuando se organizan reuniones de trabajo y no se establecen metas, esta puede prolongarse por días debido a la falta de enfoque de sus participantes.

Coloca una duración

En la convocatoria a la reunión deberías especificar no solo la hora de inicio, sino que también el tiempo de duración. Esto sirve para que tus compañeros planifiquen jornada y para que cada uno se enfoque en cumplir con los objetivos dentro de lo previsto.

Delega funciones

Delegar funciones o pedir ayuda hará que todo funcione mejor. Cuando se organiza una reunión de trabajo es importante contar con personas que puedan orientarte y hacerte ver diferentes perspectivas sobre los tópicos a tratar y sus posibles soluciones.

Deja un espacio para sugerencias fuera de la agenda

En caso de que se desvíe la conversación o surgan ideas fuera de la agenda de tópicos, tomas las riendas de la situación y sugiere organizar otra reunión de trabajo para tratar dichas ideas.

Esto me recuerda otro punto a considerar…

… Toma notas 

Al igual que la técnica del boca a boca, ser todo oídos en una reunión de trabajo, no es muy profesional que digamos. Toma nota de las opiniones y aportes de cada uno de tus compañeros. Si puedes señalar quién dijo qué, tendrás un mejor registro de lo que se habló y no pasará eso de “no recuerdo que hayamos hablado de eso”, “creo que no te explicaste bien”, “tenía entendido que no habíamos llegado a nada con respecto a eso”.

No elijas los viernes

Los viernes la gente quiere salir más temprano de la oficina, ¿por qué torturarlos con una reunión de trabajo? Tampoco deberías llamarlos justo antes de la hora del almuerzo. El hambre no es buen consejero de nadie.

Mejor opta por los lunes o los miércoles

Sí, los lunes y los miércoles tienen efectos interesantes en nosotros: por un lado, estamos listos para lo que viene en la semana y, por el otro, ya estamos empapados con la carga laboral sin añorar tanto el fin de semana.

Pero no todo amerita plantearse en una reunión

No todo amerita que organices una reunión de trabajo. Existen temas que pueden discutirse con informes o encuentros de tú a tú con el jefe inmediato. Pueden hacerse encuestas y pruebas diagnósticas digitales para llegar a un acuerdo general.

Este espacio de Nerd Universitaria es para convencerte de que la experiencia laboral durante tus años de estudio es también una excelente escuela. Como pasante organicé reuniones de trabajo a pesar de lo intimidante que pueden ser al principio y que las primeras veces no sale como uno lo espera. Lo importante es que tomes la iniciativa…

Quiero saber qué te ha parecido este artículo y si pudieras contarme en los comentarios alguna anécdota sobre reuniones de trabajo. ¡Te espero en la sección de abajo! 

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Cómo crear un plan de estudios personalizado

Cuando se trata de aprobar un examen la repetición del contenido es un método que solo sirve para el corto plazo. Diseñar un plan de estudios personalizado, por otro lado, hará duradero tus conocimientos. En este artículo te explico cómo puedes crear el tuyo… 

Creo que a todos nos pasa que no sabemos por dónde empezar cuando tenemos que estudiar para un gran examen.

¡Es agobiante pensar en todas las clases que tienes que refrescar en tu memoria!

Hay mucho contenido en nuestros cuadernos, apuntes por doquier. Y quizás en los primeros semestres de la carrera todavía uno se estaba conociendo y comenzando a comprender cómo es que se aprende o se retiene mayor cantidad de información.

Tú debes tener momentos, métodos y técnicas especiales incorporados en un plan de estudios personalizado que sea inmune a los errores. Es por ello que quiero que hagamos una suerte de prueba diagnóstica para determinar las estrategias que sirven para ti.

Encuentra el plan de estudios que mejor se adapte a ti

No dejes que el peso de tus responsabilidades condicionen tu premura por estudiar y crea un plan de estudios personalizado que se adapte a tu proceso de aprendizaje. 

como crear un plan de estudios personalizados que se adapte a ti
Una vez que encuentres un plan de estudios que se adapte a ti, no te perturbará más la idea de tener cumplir con tus deberes. Foto de Lonely Planet para Unsplash.

Escoge un horario

Primero determina el tiempo del día en el que estudiar se te hace más fácil. A mí me gusta aprovechar las tardes de lunes a viernes y las mañanas de los fines de semana. Incluso en las madrugadas mi cerebro absorbe más información que durante otras horas.

El horario que elijas no puede coincidir con el final de una larga jornada. Cuando uno está cansado, nada de lo que se lee queda grabado por mucho tiempo. Si no tienes otra opción, es mejor que primero duermas 45 minutos y te des un buen baño antes de sentarte frente a tu escritorio.

Sé consciente de cuál es tu distracción

Un plan de estudios es realmente personalizado cuando sabes qué distracción debes eliminar durante ese tiempo. Sé consciente de cuáles son los dispositivos y circunstancias que te quitan la energía para estudiar. Cuando estudio desactivo las notificaciones del teléfono y solo escucho música instrumental.

Muchas personas se hacen la vista gorda ante los malos hábitos que adoptan y que interrumpen su proceso de estudio. A mí me pasaba constantemente cuando intentaba estudiar con la televisión encendida. Aunque parece algo obvio, a veces uno está tan entretenido que no es capaz de notar que está cometiendo un error garrafal en un momento que requiere de su entera concentración.

Practica un método de visualización

Los métodos de visualización son a prueba de distracciones y de pequeños momentos de amnesia cuando queremos recordar un dato importante. Me refiero a diagramas, mapas mentales, esquemas, lista de datos y hasta gráficos. Antes de intentar de memorizar todos tus apuntes y grandes cuerpos de texto, sintetiza el contenido con flechas, dibujos, formas y colores.

Practica cualquiera de estos métodos hasta que se convierta en una tarea indispensable dentro de tu plan de estudios personalizado. No solo sentirás motivación y sabrás por dónde empezar, sino que descubrirás que el simple ejercicio de esquematizar todo ya te habrá ayudado a estudiar de principio a fin el orden o la secuencia del contenido.

Si deseas, lee mi artículo sobre cómo puedes redactar un buen resumen para estudiar durante finales en el que explico otras técnicas de sintetización.

Reconoce cuándo deberías descansar

De acuerdo a diferentes investigaciones, los seres humanos tenemos la capacidad de estudiar por al menos unos 45 minutos. De manera que se recomienda que se tomen descansos de 20 minutos. Algo parecido a la técnica de pomodoro que te obliga a ser fiel al tiempo del que dispones.

Incorpora en tu plan de estudios personalizado los momentos que son para el descanso. Estudia y calcula hasta cuándo eres capaz de concentrarte sin bostezar. Así sabrás cada tanto tiempo es de descanso y trabajo.

Elige cómo repasar lo aprendido

Luego de estudiar deberás encontrar una técnica para repasar lo aprendido que sea realmente efectiva. Dentro de las más conocidas y prácticas se encuentra la de explicar a alguien como si se tratara de una clase. Otros optan por escribir desde cero todo cuanto saben sin parar.

Esto quiere decir que en tu plan de estudios personalizado no puede faltar un momento en el que concluyas si de verdad estás en la capacidad de hacer el examen sin tantas inseguridades. Puedes incluso preparar un cuestionario o discutir el contenido con tus compañeros de clases en la biblioteca. Evaluarse al final puede ser tedioso al principio, pero una vez que lo hagas sentirás un alivio indescriptible.

Escribe tu plan de estudio

Luego de que hayas identificado los elementos de tu plan de estudios personalizado, anota ese itinerario en una suerte de lista de tareas en tu calendario. Así como cuando un entrenador nos asigna repeticiones en las rutinas de ejercicios en el gimnasio. Nada se compara con tener claros los objetivos del día, en especial si tienen que ver con un gran examen.

Tu desarrollo académico y profesional no tiene que ser un proceso agotador. No tenemos por qué sentir miedo cada vez que llega la temporada de exámenes finales. En Nerd Universitaria encontrarás herramientas para que te sientas a gusto con el proceso de estudiar la carrera que, al fin y al cabo, elegiste como oficio de vida.

Quisiera saber qué métodos utilizas para personalizar tu proceso de estudio o si has adoptado alguna rutina especial. ¡Deja tu comentario en la sección de abajo!

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Aspectos que debes considerar para diseñar un buen currículo

Ya está por terminar la segunda década del milenio y no puedo permitirte que sigas usando el mismo formato de currículo que el de tus padres. Renuévate y diseña uno que de verdad te represente…

Incluso las fuentes o tipos de letras ya no son las mismas. Sí, hasta en eso hay que seguir el último grito de la moda.

Sin embargo, diseñar un buen currículo también es cuestión de demostrar que tienes lo que se necesita para que te contraten. Antes de meternos de lleno en el artículo, está de más decir que el currículum vitae es tu carta de presentación y debe reflejar la versión de ti que más te llena de orgullo.

En líneas generales cuando te sientes a diseñar tu currículo considera los siguientes aspectos con detenimiento:

  • Sé honesto.
  • No exageres.
  • Cada experiencia es importante.
  • Mantén la pulcritud del documento que entregarás a posibles empleadores.
  • Usa las plantillas de Canva para que parezca hecho por un diseñador gráfico.

La tarea de reestructurar tu currículo es un ejercicio que sirve para poner sobre la mesa todo lo que puedes ofrecer y lo que quieres aprender; es decir, te representa a cabalidad sin más ni menos adornos. O como se dice en Venezuela: ni tan calvo ni con dos pelucas.

Lo que debes considerar para armar tu currículo

Haz tiempo para actualizar tu currículo y hacerte merecedor del trabajo que tanto anhelas. ¡Un buen currículo es incluso indispensable para optar por la beca de tus sueños!

como armar u buen curriculo
Diseña tu currículo pensando en cada detalle y léelo. Si es un reflejo honesto de ti, imprímelo. Foto de Maria Fernanda Gonzalez para Unsplash

Sé comedido

Sí, ni tan calvo ni con dos pelucas. Sería una pena que te contrataran por aptitudes falsas o exageradas y que eso te dejara en evidencia durante tu trabajo. Por otro lado, los empleadores buscan la sinceridad y notarán si has mentido en una entrevista preliminar.

Por supuesto, actualizar el currículo es una oportunidad para que ser honestos con nosotros mismos y poner en perspectiva nuestros logros, ambiciones y disposición para ser mejor. Claro, encontrarás cosas que quisieras mejorar, pero si todavía esa mejoría no ha pasado, entonces no te corresponde alterar nada.

Dale personalidad

Dile a alguien que sepa de fotografía y te tome una foto menos seria de la que ya tenías en el viejo currículo. ¡Sonríe! ¡No uses fondo blanco! Aquí es importante que reflejes cuál es tu carácter y si concuerda con el espíritu del ambiente laboral en dicha organización. Recuerda que ellos buscan un perfil, no una cara sin un mensaje claro.

Describe tu experiencia

Además de colocar tus experiencias en orden cronológico, siendo la primera que el posible empleador vea tu última o actual posición laboral, es importante que describas las tareas o responsabilidades de cada una en una línea o en varios ítems.

Es decir, si trabajabas como periodista en un periódico, ¿a qué te dedicabas? ¿Cuál era tu fuente? ¿Qué eventos cubrías? ¿Para qué formato escribías? ¿Página web o imprenta? Esos detalles en tu currículo le permitirán evaluar a tu posible empleador si estás familiarizado con el campo.

Informa de tus actitudes

En el pasado era común limitarse a hablar sobre lo que sabías hacer; o sea, tus aptitudes, pero no se prestaba atención a las actitudes; es decir, a cómo disponías de tu tiempo y de inteligencia emocional para cumplir con tus responsabilidades. De ser tu caso, podrías hacer una lista de los valores agregados del trabajo que aseguras que sabes hacer.

He aquí unos ejemplos:

  • Trabajo en equipo.
  • Multitareas.
  • Liderazgo.
  • Innovación y nuevas tecnologías.
  • Talento para la comunicación.
  • Buena presencia.
  • Capacidad de organización.
  • Talento para los idiomas.
  • Discreción.
  • Planificación de proyectos.
  • Manejo de grupos.
  • Capacidad de análisis.
  • Resolución de problemas.

Puedes especificar que se tratan de habilidades y describir en qué experiencias de tus trabajos anteriores estas te fueron de mucha ayuda. Por ejemplo:

  • Habilidad de multitareas durantes mis pasantías como asistente de producción.
  • Capacidad de organización mientras era jefa de proyectos en la constructora.
  • Talento para la comunicación desarrollado en la cobertura diaria de noticias de la comunidad.
  • Capacidad de análisis adquirida mientras fui asistente de investigación de los profesores en el departamento de ciencias de la Universidad Arturo Michelena.

Siéntete libre de describir cada habilidad, pero te recomiendo que no elijas más de cinco, porque de lo contrario será muy tedioso de leer y algo pretencioso. Trata de mantener todo en una sola línea.

Anexas copias de referencia

Si tienes algún certificado de idiomas, cartas de referencias laborales y certificaciones que vayan acorde con el trabajo al que estás aplicando, saca copias y grápalas junto a tu ficha curricular. Esto le dará mayor credibilidad a tu postulación y podría impresionar a tus futuros empleadores, ya que por lo general, la gente solo deja su currículo y se va.

Crea un perfil en LinkedIn

Es tiempo de actualizarse de verdad. Por si lo no sabías, pero es muy probable que sí, LinkedIn es una red social parecida a Facebook pero que es exclusivamente profesional. A través de tu perfil creas conexiones y funciona como una suerte de currículo digital. Mi recomendación es que coloques tu usuario de LinkedIn en tu ficha técnica.

Depura tus redes sociales

De ser contratado por un millennial te deberás atener a la idea de ya revisó todas tus redes sociales antes de la entrevista de trabajo. ¿No tienes nada de lo que sentirte avergonzado? ¿Qué cambiarías ahora antes de que le muestres tu currículo a posibles empleadores?

Sí. Haz los cambios que creas pertinentes y mantén privada tu vida personal. Yo lo hice y de verdad te quita un peso de encima.

Lo que deberías obviar

Como ya lo pasado es pasado, creo que no sirve de nada que indiques a qué liceo o preparatoria fuiste. Lo que importa es la carrera que estás estudiando, de la que ya te graduaste o la experiencias que has adquirido por tus propios méritos.

Lo importante es que evalúes lo que quieres hacer, lo que eres ahora, lo que has alcanzado y lo que quieres lograr de aquí a unos años y determines qué vale la pena mencionar y que no en base a tus respuestas. Quizás sea válido hablar de tu tesis de grado, de tus servicios comunitarios y de tus proyectos si crees que podría mejorar tus posibilidades.

En fin, diseña tu currículo pensando en cada detalle y léelo. Si es un reflejo honesto de ti, imprímelo. Si no, edítalo hasta que se adapte al momento profesional y académico en el que te encuentras.

Por favor échale un vistazo a LinkedIn y a Canva, son dos herramientas que te ayudarán a materializar tus ideas. Mientras tanto, sigue leyendo los consejos laborales que se publican en Nerd Universitaria y las increíbles nuevas profesiones que se están gestando gracias al avance de la tecnología.

Sé parte de la conversación y comenta qué otro aspecto deberíamos considerar para la creación de nuestro currículo. ¡Y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales!

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Toma el control y organiza tus documentos importantes

Los trámites son el pan de cada día de la adultez y ni se diga de la vida estudiantil. He llegado a un momento en el que me siento conforme con cómo he organizado mis documentos importantes y quiero contarte lo que he hecho…

Siempre he sido una maniaca de la organización, pero no del orden.

Es decir, puedo tener todo planeado, con rutinas bien establecidas, pero mi cuarto está hecho un desastre. Una cosa es ser ordenado y otra muy distinta es ser organizado. Y sobre esto último me siento realmente orgullosa… de lo primero, no tanto.

Sea como sea, estoy bastante complacida de cómo he organizado mis documentos importantes, porque aunque todo a mi alrededor parezca que está patas arriba, me tranquiliza saber que hay aspectos de mi vida que están en su santo lugar.

Cuando se trata de documentos, debemos hacernos responsables de su estado, utlidad, vigencia, validez y resguardo. Créeme cuando te digo que te quitará un peso de encima dedicar al menos una semana para organizar todos tus papeles.

¡Sigue leyendo!

Aprende a organizar documentos importantes

Tómate tu tiempo para hacer este proceso con calma y haz lo cambios que creas pertinente de acuerdo a la manera en la que sientes que te organizas mejor. 

Los trámites son el pan de cada día de la adultez y ni se diga de la vida estudiantil. He llegado a un momento en el que me siento conforme con cómo he organizado mis documentos importantes y quiero contarte lo que he hecho…  #beingorganized #organization #organizacion #orden #documentos #documents #folders #carpetas
Cuando tengas todos tus documentos importantes en su santo lugar te habrás quitado un peso de encima. Foto obtenida de Pexels.

Toma el control

Tú eres la única persona que debería custodiar tus cosas. Toma el control de tus documentos y pídele a tus padres, universidad y empleadores que te den tu partida de nacimiento, actas, títulos, cartas, certificaciones y demás. No tengas todos esos papeles en diferentes manos, especialmente si desconoces el estado en el que se encuentran.

Revisa en todas tus gavetas, archiveros y en tu PC. Coloca todo lo que encuentres en físico en un solo sitio. Apílalo y compra una carpeta archivadora que se asemeja a un acordeón. En una así es donde guardo todos mis documentos importantes.

Sepáralos en categorías

Ahora bien, separarlos por categorías es sencillo y te ahorrará mucho tiempo en el futuro cuando tengas que sacar y meter otros documentos. Para identificarlas escríbelas en un papel o cartón. Cuando compras un acordeón por lo general ya los trae y de diferentes colores.

La categorías a continuación son las que me funcionan a mí. Puedes cambiarle los nombres o agregar más si así lo deseas:

  • Civiles: En el primer compartimiento tengo mis documentos civiles, los cuales son mi partida de nacimiento, carta de soltería, certificado de confirmación católica, carta de residencia, copias de cédula de identidad tamaño pequeño y ampliado, copias de pasaporte, fotos tipo carnet.
  • Laborales: Los documentos laborales son mi currículum, cartas de recomendación de jefes, empresas, certificaciones de trabajo, permisos, licencias, contratos.
  • Bachillerato: Tan claro como el agua, aquí guardo mi título de bachiller, notas certificadas, certificados y todo documento oficial de cuanto hice en las escuela.
  • Pregrado: En esta categoría tengo los documentos oficiales entregados por la Universidad Arturo Michelena, como mis notas certificadas, constancia de buena conducta, acta de grado, título en fondo negro, posición de grado, carga académica, servicio comunitario y para usted de contar.
  • Postgrado: Dentro de poco estudiaré una maestría por la Erasmus Mundus, aquí tengo documentos como mi carta de admisión, contrato estudiantil y especificaciones sobre el contenido programático. Una vez que me gradúe, agregaré título, notas y constancias.
  • Certificaciones: Si amas estudiar y capacitarte probablemente debas tener esta categoría pues sirve para que guardes todas tus certificaciones. Yo tengo mi IELTS, cursos y talleres realizados.
  • Bancarios: Dentro de esta sección guardo mis documentos bancarios como contratos y tarjetas de coordenadas. Puedes agregar préstamos y estados de cuenta también.
  • Salud: En la categoría de salud tengo un registro de mis chequeos médicos especialmente los ginecológicos, de la vista y los de sangre, además de un cartón de vacunas y seguro médico.
  • Inmigración: Si tienes visa, permiso estudiantil, antecedentes penales, es aquí donde debes guardarlos. Me gusta tener estos por separado de los civiles.
  • Finanzas: Si todavía no has tomado el control de tus finanzas, quizás esta sea la excusa perfecta para comenzar. Guarda en esta sección tus declaraciones de impuestos, presupuestos, inversiones e incluso el seguimiento de tu cuenta de ahorros.

Ten una copia de cada uno

Ve a la papelería y saca al menos una copia de cada uno de los documentos importantes y guárdalos justo al lado de del original. Prioriza cuáles deberían estar en blanco y negro y cuáles a color. Esto te salvará de muchos inconvenientes y te ahorrará tiempo cuando debas hacer un trámite urgente.

Digitalízalos

Esos documentos importantes también deberías escanearlos y tenerlos en un CD, pendrive o en una memoria. Es un respaldo en caso de que alguno se extravíe o no los tengas a la mano en un momento de extrema necesidad.

Colócalos en la nube

Luego de haberlos digitalizados opté por colocarlos en la nube. Hace unos años les hablé de las mejores plataformas donde podían almacenarlos y de verdad funcionan de maravilla. En este caso, creé carpetas con las mismas categorías de mi archivero de acordeón y guardé en el mismo orden los documentos importantes escaneados.

Otras consideraciones

  • En el último compartimiento del archivero guardo algunos sobre manila y carpetas listas para cualquier trámite. También puedes tener hojas en blanco.
  • De comprar un archivero compra uno que sea tamaño oficio y no carta. Esto porque la mayoría de los documentos importantes suelen usar un formato de hoja más largo.
  • Legaliza y apostilla tus documentos en los registros civiles de tu país para que sean válidos en cualquier parte del mundo.
  • Coloca tus datos de contacto en un papelito que sea visible justo cuando se abre el archivero, de manera que en caso de que se extravíe algún buen samaritano pueda devolverlo.
  • En cada sección o categoría puedes pegar una lista en el orden en el que se encuentran los documentos importantes.

Cuando tengas todo en su santo lugar te habrás quitado un peso de encima. Tómate tu tiempo y hazlo con calma. Mientras tanto, sigue navegando en Nerd Universitaria para que descubras más contenido sobre cómo tener un estilo de vida más productivo y organizado.

En caso de que haya olvidado alguna importante categoría -lo cual es muy probable- siéntete libre de dejar un comentario en la sección de abajo. ¡Por favor comparte este artículo en las redes sociales!

Nos seguimos leyendo…

Kim

 

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

 

Con el Método Konmari todos pueden ser ordenados

En el libro “La Magia del Orden” de Marie Kondo, una escritora e instructora de estilo de vida japonesa, se estableció el Método de Konmari como una innovadora manera de ser más organizados sin agobiarse en el intento. Sigue leyendo para que conozcas cómo comenzar.

Con al menos 4.000.000 de copias vendidas en 33 de países, Marie Kondo, invitó a la humanidad a deshacerse del caos y por ello, es una de las personas más influyentes del mundo.

Así fue cómo nació el Método Konmari.

Su idea de organización es que una vez que logras habituarte al orden, alcanzas la plenitud que tanto necesitas para hacer tus proyectos.

El Método Konmari es una combinación entre simpleza, manos a la acción y el feng shui.

Y es que una casa ordenada, una oficina limpia y un cuarto libre de pilas de cosas, deja solo espacio para la tranquilidad.

Resultado de imagen para marie kondo
Marie Kondo es considerada la persona con más orden del mundo, entrando así en la lista de las 100 más influyentes de la revista TIME. Foto obtenida de Next Shark

De acuerdo con esta gurú del orden, la organización no es saber almacenar, sino el aprender a eliminar el desorden. El almacenamiento en este caso, solo genera un efecto rebote que no te libera del caos.

Para Marie Kondo, el Método Konmari se trata, en esencia, de conservar solo aquello que es imprescindible y desechar las cosas que no agregan valor o utilidad a nuestras vidas.

Es, por tanto, una limpieza profunda que una vez que se empieza no puedes parar. Dejarlo a la mitad es uno de los errores que se comenten cuando se está adoptando el método.

Cuando le dices “adiós” al desorden, ya no hay vuelta atrás.

Cómo iniciarse en el Método Konmari

El libro de Marie Kondo comienza con esta premisa: “La clave es hacer el cambio de manera tan repentina que experimentes un cambio total de actitud. Si el proceso es gradual nunca podrá lograrse el mismo impacto”…. así que, ¡manos a la obra y que nada te detenga!

todo lo que tienes que saber sobre el método konmari para ser más organizados
“La Magia del Orden” de Marie Kondo ha inspirado a miles alrededor del mundo a ser más organizados sin agobiarse en el intento. Foto de Marcela R para Unsplash.

Visualiza el resultado final

Lo primero que debes hacer es visualizar el resultado final. ¿Cómo quisieras que estuviese tu cuarto, la cocina, los baños y demás? Busca inspiración en Internet y enfócate. Entre menos cosas tengas, mejor. Piensa en espacios limpios y libres de cosas acumuladas y no pierdas esa motivación.

Recuerda que una vez que empiezas no puedes parar. Agenda un día, duerme bien, prepara comida rica y ponte manos a la obra.

Categoriza tus pertenencias

Lo que necesitas debe tener un nombre y un espacio de acuerdo con el Método Konmori. Una vez categorizadas tus pertenencias, establece los lugares en los que deberían estar ubicados. Considera dónde vas a colocar los objetos luego de que los hayas utilizado y si en ese espacio puede ser colocado cómodamente.

Las categorías básicas que Marie Kondo recomienda son las siguientes, aunque si quieres, puedes agregar categorías.

Ropa y zapatos

La ropa y los zapatos solo deberían ir en un solo sitio: tu closet. Si tienes parte de tu guardarropa en otros espacios y no te das abasto, es muy probable que tienes más de lo que necesitas.

Libros

Debes tomar una decisión sobre los libros que has leído o que tienes acumulados por herencia y que no pienses leer. Al igual que la ropa. Búscales un sitio único y elige un lugar cerca o incluso en la misma habitación que designes para leer. Prepara un rincón de lectura cerca de tu biblioteca.

Papeles

Los papeles de la universidad, el trabajo, las propiedades, exámenes médicos y demás aspectos de tu vida que tienes documentadas, no pueden estar regadas por doquier. Designa un solo lugar para eso, quizás una gaveta tipo archivero. Busca carpeta y designa por fecha, categorías y etiquetas si es necesario.

Komono

Komono dentro del Método Konmari es una palabra designada para objetos varios. Los decorativos, utensilios, herramientas, llaves, dinero, artículos de oficina. Escribe las subcategorías que necesites dentro de esta categoría y dedícate a encontrarle un solo lugar a cada una.

Sentimental

Las fotos, los diarios, las cartas y otros recuerdos de valor sentimental puedes colocarlos en una gaveta o un baúl al que recurrir cuando quieres recordar los momentos que marcaron tu vida. Si los guardas en un solo sitio, esto ayudará a preservarlos bien.

Ubica todo y ve parte por parte. En este punto no es necesario guardarlos, solo asignarles un lugar. Ya has avanzado bastante… ¡sigue leyendo!

¿Qué te da felicidad?

Luego de categorizarlo todo y conseguirle sitio, irás de lugar en lugar para sincerarte y seleccionar solo aquellos objetos que te hacen feliz.

Si te incomodan, tienen mucho tiempo sin uso, están vencidos, dañados, mojados rotos, tienes mucho de lo mismo (cinco tijeras, cuatro biblias, seis destapacorchos) o simplemente ya perdieron su utilidad, es claro que no te hacen feliz.

Este ejercicio te hará apreciar lo que tienes.

Descarta

Y este ejercicio te traerá gran alivio.

Descartar es lo primero que debes hacer. Primero desecha lo que no te hace feliz antes de guardar lo que sí, porque puede ser abrumador. Dona, regala y bota todo aquello que está demás y empaña tu visión del resultado final.

Guarda y evita el desorden

Como resultado, te quedarás con lo que es realmente indispensable y es momento de hacer valer el principio de categorización.

Una de las reglas que destacan del Método Konmari es la técnica del doblado, el cual debe ser rectangular, de manera vertical, pero sin apilar. Foto de Melissa Poole para Unsplash
Por supuesto, evita dispersar los espacios de almacenamiento. Busca un solo sitio para cada una de las categorías y sitios cercanos para los que entran dentro de subcategorías. Foto de Christin Hume para Unsplash
Open craft box containing sewing supplies, haberdashery and metal buckles
Bota o dona todo aquello que no sirve, no te hace feliz, que perdió utilidad o que tienes repetido. Foto de Annie Spratt para Unsplash

Aprecia tus posesiones y elimina el ruido visual que tanto te ha estresado. Valora la calidad de los objetos que decidiste conservar y de aquellos que piensas comprar en reemplazo de lo que ya perdieron su vida útil.

He aquí un último consejo…

Todos los días son especiales

No tiene sentido que tengas tu vajilla favorita guardada o tu platería sin al menos un primer uso. Cuando usas cosas de valor diariamente, le das más valor a lo que haces y dejas de necesitar comprar casi compulsivamente. Todo los días son especiales; así que te mereces rodearte de calidad y sencillez.

En Nerd Universitaria encontrarás las últimas tendencias en estilo de vida para que te conviertas en una mejor versión de ti. Sigue buscando la productividad y mantén tu sed por el conocimiento y el cambio de paradigmas. Para ello, ¡hazte fiel lector de este blog y no te decepcionarás!

Si has aplicado este método en tu casa u oficina, no dudes en dejar un comentario sobre tu experiencia. También quiero saber tus opiniones sobre el post y si te gusta este tipo de contenido. 

 

Así es cómo la Técnica de Pomodoro puede hacerte más productivo

La Técnica de Pomodoro es una excelente forma de organización y de gestión de tiempo que puede ahorrarte muchas noches en vela. Sigue leyendo para que descubras de qué se trata

Ser productivo es un dilema entre tus sueños y tus pesadillas.

Como millennials somos la generación de la procrastinación y no se nos da bien eso de terminar todo lo que empezamos.

Una respuesta a ese inconveniente que detiene nuestra motivación, entrega y constancia es la creación y adopción de método de organización como la famosa Técnica de Pomodoro. 

Al igual que la Técnica de Pomodoro, existen muchas maneras de organizarse para ser más productivo, pero lo interesante de ésta, es en la forma en la que te exige gestionar tu tiempo. Sí, el tan preciado, costoso, delicioso y valioso tiempo.

Fue diseñada por Francesco Cirillo a finales de la década de los ochenta. En ese entonces era estudiante –y al igual que nosotros: los nerds que hemos hecho del blog una comunidad– quería desesperadamente mejorar sus hábitos de estudio.

quien inventó la técnica de pomodoro
Cirillo quería crear un método que lo ayudara a ser mejor estudiante a finales de los años ochenta. Foto obtenida de francescocirillo.com

¿Por qué se llama Pomodoro?

La Técnica de Pomodoro se llama así porque, Pomodoro significa “tomate” en italiano. No tiene un origen científico, sino más bien cómico. Resulta que cuando a Cirillo se le ocurrió el método, el único cronómetro que tenía a su alcance era uno en forma de tomate que se usa para cocinar |


 

Por supuesto, la Técnica de Pomodoro tiene detractores, especialmente porque puede considerarse algo rígida. Pero, hay quienes afirman que su productividad ha mejorado. Tanto así que han hecho en meses lo que les tomó años.

Básicamente, Cirillo determinó que al dividir su trabajo en cortos intervalos de tiempo, se concentraba mejor y al final no sentía cansancio mental.

¿Crees que puede funcionarte a ti también?

¡Sigue leyendo para que entiendas cómo ponerlo en práctica!

¿Qué es la Técnica de Pomodoro?

Gestiona tu tiempo con nuevos hábitos y permítete modificar la Técnica de Pomodoro si es necesario para que se adapte a tus necesidades. Adopta lo que mejor te convenga y verás resultados positivos en tan solo días.

la técnica de pomodoro para ser más productivos
La Técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo que puede ayudar a que tu productividad sea mayor. Foto de Pixabay para Pexels

¿Qué necesitas para aplicar la Técnica de Pomodoro?

Para ponerlo en práctica necesitas ciertas herramientas, las cuales son sencillas de manejar como:

  • Un cronómetro: Puedes usar el de tu teléfono inteligente. Con él controlarás tus tiempos de descanso y trabajo. Pero si puedes conseguir uno físico en lugar de uno digital, es mejor porque evita que tengas otros tipos de distracciones.
  • Una hoja de tareas: En caso, si no eres de los que usa agenda o Bullet Journal, puedes buscar un bloc de notas o cuaderno para anotar las tareas del día en una lista simple.
  • Una hoja para tareas que se te ocurran en el camino: Es bueno que tengas una hoja o un espacio extra dentro de tu cuaderno en el que puedas anotar otras tareas o proyectos que quieres hacer pero que todavía no sabes cuándo empezar. Es como estar preparado para una tormenta de ideas.

La dinámica de la Técnica de Pomodoro

Esta es la dinámica de la Técnica de Pomodoro, paso a paso:

  • Lo primero que debes hacer es decidir qué tareas quieres realizar ese día.
  • Anótalas en una hoja.
  • Para comenzar debes colocar tu cronómetro para que se suene en 25 minutos. Este lapso de tiempo se conoce como pomodoro.
  • Ahora ponte a trabajar sin permitirte ningún tipo de interrupciones. Lo que quiere decir que debes apagar todos los aparatos eléctricos y recluirte en tu espacio de trabajo.
  • Una vez que el cronómetro haya anunciado que pasaron los 25 minutos, debes tomarte un descanso de unos 5 minutos.
  • Cuando hayas completado al menos cuatro pomodoros; es decir, unos 100 minutos de trabajo duro, puedes tomarte un descanso más largo. Éste puede ser de hasta media hora.
  • Marca cuántos pomodoros te llevó realizar cada tarea y luego táchala. Esto te sirve como registro para determinar cuántas tareas puedes realizar por día y priorizar su complejidad.

Toma en cuenta estas consideraciones

Sí, hasta ahora parece un método muy estricto, pero realmente funciona. De manera que debes considerar ciertas reglas:

  • En caso de que tengas interrupciones, ese pomodoro ya no cuenta, por lo que debes volver a comenzar.
  • Cuando te toque el descanso, hazlo, incluso si sabes que solo te llevará un par de minutos terminar la tarea completa. En este tiempo su cerebro ya ha trabajado mucho y merece descansar. Tendrás mejores ideas después del break para finalizar con broche de oro.
  • Durante el descanso, evita pensar en la tarea que tienes pendiente. Puedes tomar un vaso de agua, estirarte, prepararte un café, o simplemente echarte en el sofá. Si eres lo suficientemente fuerte, puedes revisar tus redes sociales y acostumbrarte a no tardarte más de 5 minutos en ellas.
  • El pomodoro es una unidad de tiempo de 25 minutos y esta es indivisible, lo que quiere decir que no puedes trabajar por 15 minutos y luego hacer otros 10.

¿Quiénes utilizan la Técnica de Pomodoro?

Las personas que usan esta técnica son por lo general, aquellos que tienen tiempo de estar en espacios confinados y tienen muchas responsabilidades. Además de estudiantes, sirve de ayuda para escritores, desarrolladores, abogados, profesores, padres, directores de cine y gerentes de empresas.

En resumen…

La Técnica de Pomodoro es ciertamente estricta y difícil de adoptar al principio, pero puede ser útil cuando la situación lo amerita. Utiliza el método cuando tienes tareas complejas o largas que realizar en corto tiempo, pues muy probablemente ya tienes hábitos que te funcionan mejor en otras áreas de la vida.

Si lo aplicas en ambientes laborales es complicado escaparse de las interrupciones. Pero, es sin duda, una manera de obligarte a concentrarte y de adquirir disciplina. Cuando el tiempo apremia y se acerca una fecha límite, hacer todo en pomodoros te conseguirá resultados.

Y por último, ¡no te exijas demasiado! En Nerd Universitaria encontrarás más métodos de organización para que adoptes lo mejor de cada uno y alcances ese nivel de productividad que todos anhelamos.

Por lo pronto, puedes comentar en la sección de abajo si has aplicado la Técnica de Pomodoro y si usas otros métodos de organización igual de efectivos.

Nos seguimos leyendo…

Kim



Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Si sigues estos pasos terminarás la tesis a tiempo

Aunque no lo creas, puedes evitar los trasnochos y correderas de último minuto cuando haces la tesis de grado si tomas decisiones que anticipen eventualidades. En este artículo te explico cómo puedes terminarla a tiempo y sin demasiado estrés

Terminar la tesis a tiempo es algo que la mayoría logra, pero no todos lo hacen con gracia. Si quieres ahorrarte momentos de estrés innecesario, haz todo con anticipación.

Para que eso sea posible, debes crear un sistema de organización y ser fiel a éste.

En mi caso, me funcionó tener un Bullet Journal para asignarme tareas por capítulo, basándome en la corrección de mis tutores y las normas de la universidad.

Y es que el alivio es inmediato cuando logras descartar preocupaciones.

Termina tu tesis a tiempo      

No hay nada mejor que tener un merecido descanso antes de tu defensa de tesis de grado. Eso solo se consigue cuando haces todo con anticipación y la terminas más rápido de lo esperado. Así es cómo puedes ahorrarte muchas horas de sueño, incluso si has procrastinado. 

¡Toma notas y termina tu tesis a tiempo!

Haz listas de los requisitos

Tomar en cuenta los requisitos de tu universidad, los que te exige tu tutor y los inherentes a la metodología de la investigación, puede enloquecer a cualquiera. Si quieres salir airoso de asuntos burocráticos,

En este punto, debes saber que está bien hacer preguntas y no asumir nada. Un error que todos comentemos es asumir que las cosas son de cierta manera, porque “es lo más lógico”, pero resulta que los lineamientos de los trabajos de investigación son un tanto ortodoxos, así que haz listas.

Ten un cuaderno solo para la tesis

En relación al punto anterior, compra un cuaderno y destínalo solo para las anotaciones relacionadas con tu tesis.

Escribe los requisitos, posibles referencias bibliográficas, los consejos de tus tutores y tareas relacionada con diligencias, pago de aranceles, entrevistados, aplicación de instrumentos y, por supuestos, ideas y conclusiones que cómo observador y participante has detectado durante la investigación.

Ten los preliminares listos

Los preliminares son aquellas partes del trabajo de investigación como las portadas, el resumen, la dedicatoria, los agradecimientos, los índices, las cartas, formato de anexos y demás.

Aunque parezca tonto, en ellos recae gran parte de los requisitos burocráticos que no puedes dejar de último, porque hacerlos de prisa o en el último minuto puede llevarte a cometer errores.

Prepáralos sin presión.

Actualiza diariamente tus referencias

Cada vez que consigas información relevante o cites a un autor, acostúmbrate a colocarlo inmediatamente en tus referencias bibliográficas o electrónicas. Y la mejor manera de hacerlo es escribiéndolos en el formato que se exige la universidad.

No copies y pegues los nombres y links con la perezosa promesa de que los arreglarás más tarde. ¡Hazlo de una!

Elige tutores atentos

Una de las razones por las que muchos tesistas se retrasan con su trabajo se debe a la falta de asesoría oportuna. Cuando elijas un tutor déjate llevar por las buenas referencias de otros en lugar de cuán bien te cae o lo bueno que es dando clases.

Resulta que no porque sea buen profesor, quiere decir que sabe cómo guiarte con tu tesis. Un tutor responsable debería atenderte al menos una vez a la semana y no dejar tiempo para dudas hasta el próximo encuentro.

Crea un horario fijo

Si eres alguien te trabaja mejor en las mañanas, tardes o por la noches, deberías tomar esos aspectos en consideración. Durante los próximos meses créate un horario fijo para escribir en tu tesis.

Puedes dedicarle una o dos horas diarias. Si trabajas en tu investigación todos los días nunca sentirás agotamiento. Por el contrario, dividirás todo en pequeñas tareas y no tendrás porqué desvelarte o hacerlo todo con demasiada rapidez como para evitar errores.

Haz revisiones

Hacer una tesis de grado te enseña mucho sobre redacción, investigación y análisis. A medida que aprendes, tu discurso va mejorando y el trabajo adquiere una clara orientación de dónde podría llegar a concluir.

Es por ello que debes aprovechar para echarle un ojo a lo que ya habías hecho meses atrás y determinar si mantiene el mismo discurso y si tiene coherencia con lo que llevas hasta ahora.

Si quieres saber más sobre el tema te recomiendo echarle un ojo a estos artículos:

Cuando hice mi tesis de grado, documenté el proceso tanto como pude en Nerd Universitaria. Mi experiencia fue tranquila porque me cercioré de hacer todo con antelación. Para que esto fuera posible me tomé muy en serio los hábitos de arriba y me alegro de haber disfrutado de principio a fin. ¡Espero que también puedas recordarlo como un proyecto enriquecedor!

Si ya terminaste tu tesis o estás en ese proceso, no dudes en dejar un comentario con un consejo que ayude a enriquecer este artículo. Mientras tanto, nos seguimos leyendo.

como terminar la tesis a tiempo
Termina tu tesis a tiempo con estos sencillos consejos para anticipar cualquier obstáculo. Foto de rawpixel.com para Unsplash

Lista de artículos esenciales para el regreso a clases y cómo sacar ventaja de ellos

Si estás leyendo esto es porque pronto comenzarás un nuevo semestre en la universidad; y antes que todo quiero desearte ¡mucha suerte! En este artículo te muestro mis esenciales del regreso a clases cuando estaba en los últimos semestres de mi licenciatura…

El regreso a clases es estresante y emocionante al mismo tiempo.

Esta es mi segunda semana de clases como estudiante del noveno semestre, y a lo largo de mis estudios, he aprendido a simplificar lo que llevo en el bolso a la universidad. Aunque ya escribí un artículo sobre los 6 artículos de papelería que te sacarán de apuros en la universidadeste resume o contempla los más esenciales de todos.

Y es que luego de tres años de carrera en pregrado, esta es la lista definitiva. Lo que llevo en mi bolso se adapta perfecto a mis necesidades y te servirá para que tengas un refrescante regreso a clases.

Esto es lo que necesitas para tu regreso a clases

Saca ventaja de estos artículos esenciales para que nada te tome por sorpresa. Este post es una edición más depurada desde la primera vez que lo publiqué. Lo que quiere decir que quien te escribe ahora es la Kim de 2019 en representación de la Kim de 2015.

lista de artículos esenciales para el regreso a clases
El regreso a clases no debe tomarte de sorpresa; con estos esenciales estarás preparado para lo que sea. Foto de Frans Van Heerden obtenida de Pexels.

De antemano me disculpo por la calidad de la imágenes, pero quise conservar la esencia de uno de mis primeros ensayos como bloguera.

Las libretas y su funcionalidad

lista de articulos para el regreso a clases
Divide tus libretas en categorías para mantener todo en orden. Foto de Nerd Universitaria.
  • Clases
  • Tesis
  • Trabajo
  • Escritura
  • Blog

Apuntes en clases

Estas son las libretas que llevo en mi bolso para el regreso a clases. La más grande es para anotar mis clases. Si algo he aprendido es que se gasta mucho en cuadernos cuando la mayoría de la información para estudiar estará en guías y demás fotocopias.

Desde el semestre pasado tengo una sola libreta conmigo en lugar de tres o cuatro que no se acaban o no se terminan de usar por completo; es decir, son un desperdicio de papel, de dinero y te hacen peso en la espalda.

Tesis de grado

Sin embargo, este semestre es cuando debo entregar mi anteproyecto de tesis, tal y como se los había comentado en este post, decidí tener una libreta para planificar, canalizar ideas y proyectos que tengan que ver con mi trabajo de grado.

Para mi trabajo de medio tiempo

En mi trabajo en Funcamama las reuniones son importantísimas, y mucho más cuando estamos en temporada de eventos.

Si todavía no sabes si trabajar y estudiar al mismo tiempo, solo puedo decirte que lo intentes ya que en el campo laboral hay cada vez menos oportunidades para profesionales en busca de su primer empleo. Ser pasante y estudiante también deben ser dos condiciones inherentes a tu paso por la universidad, no dos aspectos por separado o una obligación innecesaria luego de graduarse.

Por si la musa aparece

Escribir, no lo digo mucho, pero me encanta. De vez en cuando se afloran mis ideas, no quiero esperar llegar a mi casa para anotarlo porque es probable que lo olvide, ni tampoco puedo escribirlo en otro lado porque sé que también olvidaré dónde lo anoté.

Nerd Universitaria

Y por supuesto, la libreta de blog, o lo que sería para ti, una especial para tu proyecto personal. Aprovecha tus años universitarios para trabajar en algo que te apasione y que te mantenga ocupados. En esta etapa gozamos de una libertad que no volverá, al igual que la energía y la convicción para tomar riesgos. 

Por obvias razones, en esta lista de libretas esenciales para el regreso a clases entran:

  • Agenda
  • Libro

La carpeta de papeles que no sabías que necesitabas

lista de articulos esenciales del regreso a clases
Si no sacas esta carpeta de tu bolso o morral me agradecerás cuando te salve el pellejo. Foto de Nerd Universitaria.
  • Hojas blancas
  • Hojas de reciclaje
  • Clips
  • Fichas de colores
  • Hojas de examen
  • Carpetas

Uno de los posts más populares es aquel que hice sobre mi carpeta de papeles y creo que es una de las estrategias de organización más efectivas que he hecho. Nunca me falta nada de esos materiales en la lista. Nunca la saco de mi bolso/morral.

Cartuchera y una explosión de colores

IMG_0839

  • Bolígrafos de colores
  • Resaltadores de colores
  • Corrector líquido
  • Lápiz

En la misma onda de la carpeta, también hice un post de los esenciales de una cartuchera. Yo solo uso lápiz o portaminas para exámenes, de resto tengo bolígrafos de diferentes colores, y por supuesto, resaltadores.

Cada quien tiene una lista de los materiales indispensables, y sin más ni menos estos son los míos. Si se preguntan por la regla, el borrador y el sacapuntas (Lo que quiere decir que son tan nerds como yo o más), esos solos los llevo cuando tengo examen, pues no me gusta el bulto que hacen en mi cartuchera.

En Nerd Universitaria encontrarás artículos como este que hablan de mi experiencia universitaria en la UAM y otros que escribí luego de mi graduación y ahora que estoy haciendo mi maestría del programa Erasmus Mundus. Espero que en ellos veas mis cambios de personalidad y que quizás estoy mejorando el contenido.

Espero que este artículo te sirva de ayuda. Si consideras que debería llevar más cosas conmigo, no dudes en escribirme en los comentarios. ¡También comparte esto en tus redes sociales!

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:


Conoce las 5 mejores plataformas donde puedes guardar documentos en la nube

Tener documentos en la nube ha salvado a muchos de perder información importante. Si todavía no saben de qué se trata o dudan de cuál plataforma utilizar, en este artículo les mostraré las mejores

Dumbledore fue mi primera laptop y al igual que nuestro querido director de Hogwarts, tuve que despedirme de él para siempre.

Luego de eso, y de perder gran parte de mi información, comencé a resguardar mis documentos y fotos en CDs y pen-drives.

Actualmente, con la aparición de la nube y de más responsabilidades es un alivio poder contar con estos servicios. He aquí las mejores plataformas de almacenamiento:

1. Dropbox

Amo Dropbox, es el que utilizo para mi universidad, comparto carpetas con mis compañeros cuando tenemos que hacer grandes proyectos, pero también lo uso para guardar mis guías e investigaciones. Lo manejo directamente desde su aplicación para Android en mi tableta.

2. OneDrive

Sí, soy una niña Microsoft y todavía tengo mi correo personal en Outlook. Cuando salió OneDrive (anteriormente llamado SkyDrive), comencé a guardar mis escritos allí y otros documentos personales. Me gusta porque es rápido y tiene Office Web Apps que permite la lectura y edición de documentos para Windows Office.

3. Google Drive

Amo Google, ¿y ustedes? Qué haríamos sin él. Google Drive es simplemente lo máximo, con este administro mis documentos e imágenes del blog para poder postear desde dónde sea que me encuentre. Me gusta que puedo salvar mi información en ficheros y que se sincronizan con los que tengo en la computadora.

4. Box

Box Sync es un servicio de almacenamiento que no utilizo, pero que me han recomendado mucho, además de que tiene buenas reseñas en Internet. Si quieren escapar de lo tradicional, pueden utilizar este, en especial si son nuevos emprendedores, porque está dirigido a empresas.

5. iCloud

Los usuarios de Apple también tienen la oportunidad de sincronizar su información y aplicaciones en cualquiera de sus dispositivos Apple, sin necesidad de abrir cuentas o descargar documentos cada vez que cambien uno. iCloud lo hace automáticamente por ustedes e incluso les permite encontrar su dispositivo si lo han perdido.

Sigan visitando Nerd Universitaria para conocer más herramientas como estas de aquí que sirvan para mejorar su vida universitaria. Me encanta crear contenido para ustedes y conocer cuáles son sus necesidades de contenido, así que pueden escribirme al correo del blog nerduniversitaria@gmail.com

No olviden dejar sus opiniones abajo en la sección de comentarios. Quiero saber cuál ha sido su experiencia con alguna de estas plataformas y su tienen dudas al respecto. Mientras tanto, nos seguimos leyendo…