10 cosas que definitivamente tienes que hacer al finalizar el semestre

¡Hola chicos! Ya deben estar más que ansiosos por salir de vacaciones y tener un break de las clases y de los pasillos de su universidad.

Me puedo imaginar el desastre que debe ser su habitación y ni hablar del bolso o cartera que usan para sus estudios. Ustedes y yo sabemos que aunque parezca un fastidio, tenemos que limpiar los rastros que dejó en nuestras vidas ese semestre naturalmente caótico.

Sal de tus grupos de whatsapp con clase

Cell phone in hands

Amo crear grupos de Whatsapp para concretar trabajos en equipo, pero una vez que se termina el semestre lo mejor que puedes hacer es salirte y eliminar las conversaciones que nada tienen que ver con tus vacaciones.

Para irte con clase simplemente agradece a tu equipo por su apoyo (si no hubo da igual), diles que son un excelente grupo de personas y que trabajar con ellos fue divertido. Muchos emoticones después te sales y dirán: “Ayy, tan linda Kim”.

Hojas de reciclaje

notepad, notebook, papers, pencils, writing, office, desk, business, working

Guías en todas partes y trabajos corregidos que pesan más que tus cuardenos. Lo mejor que puedes hacer es desengraparlos y usarlos como hojas de reciclaje hermosamente apiladas en algún rincón de tu escritorio, pero si alguna de esas guías sirve para alguno de tus compañeros guárdaselas.

Botar papeles

Exámenes, talleres, guías con hojas de reciclaje, facturas de comida y demás compras que hiciste en el campus. BOTA. BOTA.

Organizar documentos virtuales

laptop, technology, ipad

Si es la primera vez que te pasas por aquí, BIENVENIDO, y también te invito a que leas este post  o este que publiqué y que te pueden ayudar a organizar tus documentos y todas esas evaluaciones que dejaste en el escritorio de tu laptop, en tu pendrive o en el correo.

Puedes botar o rehusar todo lo que tienes en físico, pero es importante que no te deshagas de tu respaldo digital.

Sacar todos de bolsos de carteras

school, student, bag

Basura de lápiz, más facturas, envoltorios de chucherías, todo los artículos que pertecen a tu cartuchera y que están sueltos, ese lápiz labial que creíste perdido. TODO ponlo donde pertece, ya sea en la basura o en tu escritorio.

Reorganizar escritorios

apple, desk, laptop

Si eres como yo, usarás tu escritorio en vacaciones así que reordénalo en pro a los proyectos que quieres hacer en este tiempo libre, y busca un sitio para los artículos de escritorio que normalmente llevabas a la universidad.

Cambiar sábanas

bed, bedroom

Esto no parece tener nada que ver con el semestre, pero cada vez que termina uno me gusta cambiar mis sábanas.

Lo que sucede es que como siempre termina tan caótico lo menos que quiero es ver la imagen de una cama en la que no descansé como hubiese querido. Una vez que las cambio mi mente entiende que está en otra etapa.

Ojo, sé que es cosa mía, pero lo digo para que sea un post realmente auténtico.

Lavar zapatos

Person Showing Its Feet Wearing White Sneakers

Esto también lo hago por estas fechas. Uso varios pares de zapatos en el semestre, y como dicen en Venezuela, el estudiante echa mucha pata; es decir, que camina mucho y por supuesto no siempre sobre suelo limpio. Aquí me pasa igual que las sábanas, siento que me libero de cierto estrés.

Dile Hola a las nuevas rutinas

sunglasses, iphone, technology

Deshazte de los papeles con los horarios que imprimiste o que programaste en alguna app como esta.

Si aún quieres que ser productivo en vacaciones ya sea porque tienes planes como cursos, estudios de verano, trabajo o la realización de un proyecto, crea tu propio horario de este período, pues te dará más disciplina ante la tentación de quedarte dormido.

El renacer del guardarropa

clothes, sweaters, shirts, fashion, fabric, wool, colors, colours

Y por último, pero no menos importante, saca tus shorts, tus franelillas (OJO USA BLOQUEADOR SOLAR), tus vestidos y todos los atuendos veraniegos. Mientras tu ropa de la universidad puede quedarse descansando en tu closet por unas cuantas semanas.

Si harás estudios de verano como yo no te sientas mal, los fines de semana son nuestros para darnos una escapada a la playa.

Comparte conmigo en los comentarios qué otra cosa debemos hacer para deshacernos de cualquier rastro del semestre.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Formas en las que puedes organizar documentos universitarios en tu computadora

Tener tus documentos digitales en orden es una tarea sencilla, especialmente si estás cansado de no encontrar dónde los guardaste y qué nombres le pusiste. Sigue leyendo para que veas cómo lo hago

Tengo mucho tiempo queriendo hacer este post, pero es que he estado verdaderamente ocupada.

Son por supuesto excusas, pero es que ya quedan solo tres semanas para que termine el semestre, y mantenerse organizado con esta presión es difícil.

Sin embargo, creo que este artículo aunque es sencillo, y de repente es que lo pienso demasiado. Quizás soy un poco pragmática cuando se trata de ordenar los documentos de la universidad en mi computadora, pero creo que la forma en la que lo hago puede ayudarte.

Así es cómo los organizo:

Cómo organizar documentos en tu computadora

Recuerda que no existe una sola manera de hacerlo, así que siéntete libre de realizar modificaciones que creas pertinentes y que se adapten a tus propias necesidades de organización. La fórmula perfecta para organizar documentos en tu computadora se logra cuando le das a cada cosa su lugar. 

Semestres

como organizar documentos en la pc
Dividir tus documentos por semestre te permite ubicarte en el tiempo.

Creé una carpeta solo para documentos de la UAM en lugar de dejarlo todo en el escritorio o en Mis Documentos.

En esta hice carpetas por semestre, una de tesis de grado y otra de servicio comunitario cuya duración no es igual al de un semestre.

Tenerlo así me permite ubicarme en el tiempo para recurrir a ellos cuando los necesite. Si de algo estoy segura es que a medida que avanza la carrera, muchos de los trabajos que realizaste te servirán de nuevo.

Categorizar

como organizar documentos en la computadora
Usa categorías para tener todo el orden y encontrar tus documentos más rápido.

Dentro de cada semestre creé cuatro carpetas, una de clases, de evaluaciones, otra para guías y una para proyectos.

La de clases la utilizo para guardar las transcripciones de mis apuntes para estudiar.

Una de las técnicas de estudio que más aplico es pasar mis apuntes a a Word. Los nutro con información extra o más condensada que encuentre en Internet.

En esta carpeta también guardo los planes de evaluación que profesores envían por correo. Además, toda información que compartan como presentaciones de Powert Point.

Evaluaciones

como organizar documentos en la computadora

Identifica los tipos de evaluaciones.

Desde bachillerato hasta los primeros tres semestres de la carrera dividí la de evaluaciones en carpetas por materia o por cátedra. Pero luego me di cuenta que me resultaba más fácil recordar la asignación que el nombre de la materia.

En lugar de colocar el tema de la evaluación escribo al principio qué tipo de trabajo es, si es un guion o libreto, reseña, informe, reportaje, noticia, ensayo.

Esto permite que se agrupen por categorías y que sea más organizado sin necesidad de hacer tantas carpetas. O al menos así me funciona a mí.

Proyectos

como organizar documentos en la computadora
Crea carpetas para proyectos especiales.

Como no todas las evaluaciones son sencillas, creé una carpeta de proyectos en la que administro asignaciones más largas o complejas. Para realizarlos requiero de más documentos.

Hago una carpeta por proyecto; en cada una guardo todo lo que encuentre que sirva para el proyecto como imágenes, videos, otras ediciones y documentos PDF.

Normalmente lo uso cuando debo hacer trabajos escritos que deben ser defendidos en presentaciones orales, trabajos audiovisuales o proyectos impresos, como revistas o periódicos.

Guías

 

como organizar documentos en la computadora
Guarda tus guías de estudio digitales.

 

En posts anteriores les he comentado que me gusta hacer guías para las clases y para mis exámenes. En esta carpeta las guardo todas, incluyendo los documentos PDF que consigo en Internet y que también me sirven para estudiar.

Me encanta mantener en orden mis documentos porque de lo contrario mi escritorio sería un desastre y nunca encontraría nada. Y por supuesto, amo crear este tipo de contenido para Nerd Universitaria. Compartir mi experiencia como estudiante vale la pena cuando leo sus comentarios y correos. ¡Muchas gracias por leerme!

Por lo pronto, si ordenas tus carpetas de una manera distinta no dudes en comentarlo abajo, y si te gusta que haga publicaciones de este tipo puedes compartirlo con tus seguidores y hacer recomendaciones.

Cómo hacer los exámenes finales sin Ley de Murphy

No sé ustedes, pero a mí no me cae bien Murphy.

Mis amigos de la universidad y yo tenemos una relación amor-odio con este hombre, que por supuesto no tiene la culpa de que “lo que puede salir mal, pasará”, pero esta Ley tiene su nombre así que él mismo se condenó.

Quienes más sufrimos esto somos los estudiantes y mucho más cuando estamos en finales; en situaciones en las que hay más de una forma de hacer un trabajo y que una de ellas pueda culminar en desastre, alguien lo hará de esa manera.

Yo lo hecho en más ocasiones de las que me gustaría confesar, pero pasa y uno aprende. Como las entregas finales están cerca, (las mías son durante todo el mes de mayo) le quiero dar unos tips para sobrevivir a la Ley de Murphy y combatir su efecto.

Revisar los sistemas

Esta ley principalmente está orientada a los sistemas, en especial cuando se trata de tecnologías, por eso, debemos revisar todo lo que en nuestra rutina represente un sistema y verificar si funciona.

Lo primero que hay que hacer es limpiar la computadora de cualquier virus, y hacerlo al menos dos veces a la semana durante toda la temporada de finales. Si dependen de otros aparatos electrónicos como las impresoras también es importante que verifiquen que sus cartuchos tienen tinta y cualquier otro.

Papeles en orden

Si tienen mucho que estudiar, es necesario que comiencen a recolectar y ordenar todo el contenido.

Pidan las clases en caso de que hayan faltado a una de ellas, consulten con sus compañeros los apunten para verificar que no se les escapó nada de alguna lección, porque si algo es desagradable es darse cuenta la noche anterior al examen te das cuenta que tu información está incompleta.

Instrumentos en el bolso

Los artículos de papelería como lápices, hojas de examen, sacapuntas, borradores, calculadoras y todo aquello que necesiten para un examen no puede salir de su bolso.

Yo tengo por separado lo que uso en casa cuando estudio y dejo siempre adentro de mi bolso “una réplica” de mis útiles escolares.

En el pasado cometía el error de tener un lapiz para el examen y en mitad de este necesitar un sacapuntas y no tenerlo porque lo dejé en mi escritorio. Parece tonto, pero evita malos ratos.

Respaldo

Todo estudiante debería tener un pendrive o cualquier dispositivo con puerto USB. En caso de que nuestros aparatos dejen de funcionar, debemos tener un respaldo con nosotros para imprimirlo en la universidad o para probar a los profesores, o al menos a aquellos con buen corazón, que en efecto hicimos la tarea pero Murphy nos hizo una mala jugada, y que fueron lo suficiente diligentes como para tener un respaldo en casos como ese.

Aprovechar el tiempo

Y por último pero no menos importantes, traten de hacer las cosas con tiempo. No impriman la misma mañana de la entrega, créanme, es lo peor, saldrá mal.

Estudien con anticipación para que solo deban repasar, porque una de las terribles manifestaciones de Murphy es que cuando estudiamos tan apresuradamente a última hora, se nos olvida en el momento del examen.

Básicamente Murphy EN TEORÍA puede que no nos pase factura, pero en LA PRÁCTICA, tenemos que prevenirlo a toda costa.

Las entregas finales son las que tienen más peso en nuestra calificación y su desempeño puede tirar por la borda todo el trabajo de un semestre. Tomemos entonces las precauciones y espantemos a Murphy.

Nos seguimos leyendo…

Kim.

Los 6 artículos de papelería que te sacarán de apuros en la universidad

Sé que cuando se trata de útiles escolares en la universidad podemos ser básicos. Sin embargo, vale la pena hacer una inversión en ciertos artículos de papelería. Toma nota de esta lista sencilla de indispensables

Solo debí hacerle clic la etiqueta #finales en Instagram para darme cuenta que están estresados con exámenes y entregas, en especial los estudiantes de medicina e ingeniería. Les deseo el mejor de los éxitos porque la suerte es para mediocres.

He preparado para ustedes un post sencillo sobre los artículos de papelería que en momentos que menos lo esperaba me sacaron de apuros, y a partir de entonces los llevo conmigo en mi bolso de la universidad.

Lista de artículos de papelería indispensables

Contrario a lo que se piensa, los artículos de papelería que necesitan los universitarios no tienen que ser solo lápiz y borrador.

Sé que cuando se trata de útiles escolares en la universidad podemos ser básicos. Sin embargo, vale la pena hacer una inversión en ciertos artículos de papelería. Toma nota de esta lista sencilla de indispensables  #school #backtoschool #universidad #blog #college
Estos artículos de papelería harán que tus evaluaciones sean más llevaderas. Foto de Thought Catalog para Unsplash

La libreta de todo

Una libreta o cuaderno que no sea de ninguna cátedra o materia. Solo para lo que se te ocurra. Cuando estaba en bachillerato tuve unos en los últimos años de media diversificada.

¿Para qué sirve? Bueno, para planificar proyectos en grupo como delegar actividades y asignar temas, pero principalmente lo uso para hacer tormenta de ideas.

Cuando estudias una carrera como la mía es necesario ordenar tus ideas, si no lo haces corres el terrible riesgo de que quien te lea, escuche o vea no entienda el mensaje… y para un comunicador eso es grave.

Una libreta todera sirve para anotar asignaciones, horarios, planes de proyectos, planes de evaluación, lista de libros y más. Foto de Dose Media para Unsplash

Pero si lo tuyo es más práctico, cuando estudiaba en el liceo utilizaba mucho la técnica de enumerar pasos.

Si estudias alguna carrera de ciencias básicas en las que ves materias como anatomía, física, química, matemáticas, estadísticas y cualquier otra que requiera aprender métodos, la libreta es ideal para practicar tus conocimientos del tema.

La liberta utilizo mucho para hacer listas de paso a paso, lo que agudiza mi memoria fotográfica.

Minigrapadora

Tengo una grapadora chirriquitica roja que me regaló mi mamá hace como cinco años; es algo así. Cabe en mi cartuchera sin mucho esfuerzo y no pesa nada. Cuando se trata de entregas, exámenes sorpresas o tener que reimprimir trabajos a último minuto, esta pequeñita es la que evita que todo se traspapele.

coffee, cup, designer
Cuando elijas tus artículos de papelería, busca la simpleza y la practicidad. Foto obtenida de Pexels

Clips

A diferencia de la grapadora, el clip no solo mantiene juntos tus papeles, también sirve para marcar páginas de libros y guías.

Me gusta los que son muy grandes porque no los pierdes de vista. Además, los uso cuando quiero colocar un folleto de algún evento en mi agenda o una lista de to-do’s que todavía no tienen fecha pautada.

Dispositivo con puerto USB

La mayoría de mis profesores dan clases con diapositivas, y aunque a veces son muy recelosos de pasarlas, la mayoría siempre sede (por supuesto, solo a aquellos que prestaron atención), por lo que llevar un dispositivo USB contigo a la universidad tiene sus ventajas.

También recomiendo que tengan todas sus asignaciones de esa semana en una carpeta de su dispositivo en caso de cualquier mala jugada de Murphy.

Si tienen que reimprimir, cambiar algo en la biblioteca, probar a sus profesores que sí hicieron la asignación, ¡o lo que sea! Me parece indispensable.

Tijera y pega en barra

Esto creo que le sirve más a estudiantes de humanidades como Comunicación Social y Artes. Por ejemplo, en mi caso que estoy en la mención de Periodismo, ocasionalmente debo tener soporte de mis reportajes o ensayos, por lo que llevo conmigo recortes de periódicos como pruebas o antecedentes de los hechos.

Ten a la mano artículos de papelería ideales para crear proyectos manuales. Foto de rawpixel para Unsplash

Regla

Ni teniendo buen pulso a nadie que conozca le gusta estudiar cuadros mal hechos. Pasa que por gusto y estética me motive más a estudiar y recordar si un cuadro comparativo, de variables o de lo que sea está bien hecho.

Estos no son los típicos útiles escolares, precisamente porque no siempre los usamos, pero que nos sacan de apuros en casi cualquier circunstancia. Sigue leyendo Nerd Universitaria para que aprendas más sobre cómo mejorar tu experiencia en el campus.

¿Qué otros artículos de papelería te han sacado de apuros? Deja un comentario en la sección de abajo y dime qué te ha parecido este post.

Consideraciones que tomar para cumplir tus metas

Si algo he aprendido de cumplir mis resoluciones de año nuevo desde que tengo uso de razón, es que todo se consigue con una buena planificación y una gran dosis de realismo

Por ello, antes de comenzar con mis consejos estratégicos para que cumplamos nuestras metas del 2015, es importante que recordemos lo siguiente:

1. Los planes de tu vida no se hacen en un año.

2. Lo bueno se hace esperar y no es tan fácil de conseguir.

3. Si no tienes una agenda, te recomiendo que compres una.

Encuentra un balance

El balance está en equilibrar las metas que ameritan más tiempo y dedicación con aquellas que solo necesitan menos de nuestro esfuerzo.

Como lo mencioné anteriormente, los planes de tu vida no se hacen en un año, por lo que enfócate en uno o dos proyectos importantes y en una mayor cantidad de pequeños logros.

Menos es más

Nadie es perfecto. Lo que sí acepto es que debemos trabajar en convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, sin parámetros sociales o convenios familiares. Nosotros en la más pura esencia de nuestra rareza.

Esto lo menciono porque cuando empieza un año siempre queremos hacerlo todo, pero la verdad es que la mayoría de esas cosas que queremos intentar son impuestas por los esquemas del mundo y no el resultado de una autoevaluación PERSONAL.

Mientras menos, pero más sustanciosas, sean nuestras metas para el 2015, será mucho más fácil de que se cumplan porque estaremos enfocados y no agobiados con tantas obligaciones innecesarias.

Cuando pensamos en nuestra felicidad siendo fieles a la concepción ideal de quienes somos, nos damos cuenta de que no necesitamos hacerlo TODO.

Nada de números, sólo hábitos

Por muchos años me impuse números de tantas veces debo hacer tal cosa, como cuántos libros, películas y ejercicios debo hacer.

Lo que conseguí fue pura frustración, porque es imposible determinarnos para ello, además de que le quita lo divertido a todo.

De un tiempo para acá aprendí que en lugar de números lo ideal es trazarse nuevos hábitos como “leer antes de dormir” en lugar de “leer un libro por semana”. Lo mismo sirve para películas, para pasear al perro o para hacer yoga.

Categoriza tus objetivos

Aquí viene mi lado pragmático. Categorizar los objetivos también ayuda a enfocarse. Por ejemplo, yo los divido de la siguiente manera: “Trabajos en mi persona”, “Proyectos”, “Universidad” y “Diversión”.

Determina un tiempo límite

Esto quiero que lo consideremos porque no podemos empezar todo al mismo tiempo. Es decir, si queremos correr un maratón, podemos iniciar a entrenar a un mes de la fecha, o si queremos realizar un evento, planificar dentro de un tiempo libre de otros compromisos.

Muchas de nuestras metas no deben comenzar en enero, así como tampoco todas deben durar 12 meses.

Darnos un límite de tiempo evitará distracciones y que se acumulen nuestras responsabilidades.

Haz una lista paso a paso

No sé si a ustedes les pasa, pero cuando me enfocó en algo que me interesa pienso tanto en ello que olvido todo lo que tengo que hacer para llegar a lograrlo.

Es por eso que por cada meta he realizado una lista paso a paso de cómo lograrla desde el más mínimo detalle. De esta manera puedo concentrarme en lo estrictamente necesario para el momento.

Hazlo visible

Por supuesto hay que colocar esa sagrada lista nuestra en un lugar donde podamos apreciarla todos los días, creando una cartelera o un montaje de imágenes. Esto me recuerda a mi tablero de visualización que les mostré hace unos meses.

Ten un modelo a seguir

¿Saben a quién admiro demasiado? A Emma Watson. Esa chama sí que está enfocada. Muchos podrían decir que es muy afortunada, pero también lo era Lindsay Lohan y ya sabemos cómo terminó eso.

Lo que quiero decir es que las circunstancias no determinan cómo será tu vida, sino tu convicción por se mejor persona. Emma es fantástica porque ha logrado hacer grandes cosas gracias a su esfuerzo y excelentes principios morales.

Tener un modelo a seguir no es de imitadores sin personalidad, o por lo menos yo no lo veo así. Creo que está bien admirar a alguien y que esa persona nos sirva de motivación.

Crea un blog de seguimiento

Esto ya de parte muy mía para ustedes. Me haría muy feliz ver cómo documentan su experiencia. Tener un blog es quizás lo que más me motiva a intentar cosas nuevas y dar lo mejor de mí.

Puede que incluso se convierta en un proyecto de vida para ustedes y los ayude a encontrar una vocación.

Quisiera saber si son de las personas que se toman en serio el cumplimiento de las resoluciones o si tienen sus propios trucos para cumplirlas. Lo que importa es su comentario porque para mí su opinión vale mucho.

Nos seguimos leyendo,

Kim

Sigue estos consejos si quieres sobrevivir a finales de semestre

Antes de que finalice el semestre y sientas que te agobian los exámenes de cierre, puedes hacer unas tareas que te ahorren molestias. En este artículo te muestro cómo prepararse para ello 

Estoy en finales de semestre, mi primer semestre dentro de la mención de Periodismo Impreso.

Me imagino que han oído la frase: o se acaba el semestre o me acabo yo. Pues no dejaré que lo segundo pase.

Todo lo que ha sido netamente práctico… entregas, entregas y más entregas. Es la clase de adrenalina que te es agradable. Deliciosa de hecho si amas este oficio. Aunque no todo es entusiasmo… no saben cómo añoro mis vacaciones.

Solo la semana que viene tengo:

  • Una mega exposición de Periodismo Investigativo.
  • La entrega de un foto ensayo periodístico.
  • El diseño de una página web.
  • Una propuesta y ejecución de una empresa.
  • Un estudio algo largo sobre algún tema importante en la opinión pública, por lo que debo hacer alrededor de 100 encuestas a una población.

¡Ah!, y se me olvidada: también me tengo que acordar de respirar.

Es por ello que, les contaré lo que pienso hacer para sobrevivir, sin muchos golpes, a finales de semestre que me deparan:

prepararse para finales de semestre
Sobrevivir a las evaluaciones de finales de semestre es cuestión de preparación muy anticipada. Foto de Andrew Neel para Unsplash

Llevar computadora al técnico

Casi todo lo que tengo que hacer amerita el uso de mi computadora, y no se trata solo de documentos en Word, sino que requiero de programas de edición y de Internet para descargar mil y un cosas.

Por eso, no puedo permitir que la Ley de Murphy juegue con mi suerte, porque sé, –y lo sé muy bien-, que ella espera a que esté en finales para presentar sus achaques.

Claro, es su manera de protestar ante el abuso recibido, pero este año la he llevado a un técnico para que me la limpie por completo y la enchule, de manera que ningún virus que la alente o cree alguna configuración que evite que descargue información.

Tomar vitaminas

No solo necesitaré energía, sino evitar descompensarme, por lo que desde hace dos semanas he comenzado a tomar vitaminas. Compré Miovit y Diabion, estas tiene vitaminas B2, B12, B6, C, E, A, y ácido fólico.

Elegir un buen equipo de trabajo

La mayoría de estos trabajos son grupales y como no son sencillos, no me puedo dar el lujo de hacerlo todo y menos regalarle una calificación a alguien.

Creo que estas alturas, estando en un séptimo semestre, es inaceptable codearse con los que se aprovechan de tu buena disposición para cumplir con las asignaciones.

Me hace feliz poder contar con un equipo de amigos capaces de realizar cualquier actividad sin desconfiar en el resultado. Delegar y trabajar en equipo es lo que harán más llevaderas estas últimas dos semanas.

Listas paso a paso

Las cosas se hacen paso a paso. Por cada proyecto lo que hago es una lista de micro a macro de todo lo que debo hacer, lo que debo priorizar, lo que me tomará más tiempo y aquello que solo me quite un segundo.

Si el resultado final es un mega stand, debo escribir una lista de cada tarea que me llevará a lograrlo por muy mínima que sea.

que hacer para finales de semestre
Ahorrarte tiempo en las mañanas significa que también te regalas horas extra de sueño. Foto de Darius Bashar para Unsplash

Ahorrar tiempo en las mañanas

El fin de semana prepararé la ropa que usaré cada día de la semana que viene. Esto porque en las mañanas el tiempo me lo roba tomar la decisión de qué ponerme para ir a clases.

De igual manera antes de dormir debo arreglar mi bolso para el día siguiente. Si es necesario, también haré una lista de las cosas que debo llevar ese día para no olvidar nada: informe, guías, pendrive con información para mi equipo, dinero extra para comprar materiales…

Por si se me olvida comer

Cocinar también quita tiempo, pero tampoco es buena idea gastar dinero en comida afuera, porque si algo necesito a finales de semestre es dinero extra para cubrir cualquier eventualidad, como siempre pasa.

Por eso voy a prepararme comida el fin de semana que dure lo suficiente como arroz, granos, vegetales salteados y ensalada cocida.

Preguntar, preguntar, preguntar

Toda entrega debería tener una pre-entrega. Muchos profesores lo aplican, pero en caso de que no, o que en la pre-entrega me vaya terrible, debo preguntar cada cosa, pedir sugerencias, hacer otras propuestas, estar abierta a lo que ellos me puedan decir, y por supuesto ser respetuosa ante las críticas.

Si te muestras dispuesto y respetuoso, todo consejo vendrá con buena intención.

Echar la siestita

Con sueño no salen las cosas bien. Siempre me va mejor cuando entre turnos duermo una hora, normalmente después de almuerzo. Si me salto esta hora más me cuesta seguir al corriente de mis tareas, así que no es tiempo perdido porque me da energía.

Mantenerse simple y arreglado

Si hay algo que me quita el tiempo o me pone un poco nerviosa es tener que retocarme la uñas. Cuando me las pinto, al segundo o tercer día debo volver a pintarlas porque se pelan.

Me las mantendré al natural para no tener que lidiar con eso y con el hecho de que todo el mundo vea mis manos descuidadas.

Mi pelo… si supieran cómo es cuando está rizado… una locura. Tiene vida. Se mueve, crece. Pero cuando me lo seco o me lo plancho es un niño obediente, porque aunque estas semanas mi cara estará algo cansada, la idea es no mostrar completo descuido.

Mi pelo estará fabuloso, al menos para disimular.

Reorganizar el cuarto para la ocasión

Como tendré mi ropa organizada (incluyendo zapatos y bolsos), ya me estaré ahorrando pilas de ropa regadas por estar muy cansada para doblarlas o porque mis tareas son más importantes y la verdad es que me importará un comino… lo sé.

Me encanta compartir mi experiencia universitaria contigo. En Nerd Universitaria siempre encontrarás un espacio para la empatía. Si quieres que siga hablando de estos temas o quieres que toque algún punto en particular, puedes escribirme al correo aquí.

Mientras tanto, deja tu comentario en la sección de abajo y comienza una conversación con los demás lectores sobre qué pueden hacer antes de finales de semestre.

Prepara una carpeta de papeles para la universidad

Pensarán que soy insistente, pero creo que debemos estar preparados para todo. Ya les he hablado de mi estuche de cuidado personal y de mi cartuchera, y de cómo me salvan el día y lo hacen menos tedioso.

¿No les ha pasado en la universidad o en la escuela que necesitan hojas de examen o cualquier papel para anotar? No sé ni para qué lo pregunto porque es obvio que sí. Lo que sucede es que no siempre lo tenemos a la mano.

Pero lo que les propongo hoy es hacer su propia carpeta de papeles.

LC

Las pueden decorar como quieran; yo he recortado unas revistas y comprado papeles de regalo con estampados que me gustan.

Pueden optar por una sencilla para colocarla en su binder o folio como esta de mariposas que es preciosa. El modelo de verde y azul es lindo, pero también tengo una versión en rojos y vinos que también marca la pauta.

LC6

No obstante, como yo uso libretas y porque creo que el cartón se puede dañar en mi bolso (como pasó con mi pobre carpeta de mariposas rojas), he optado ahora por una de plástico grueso que compré en Farmatodo.

Lo que hice fue recortar un precioso collage del patrimonios humanos venezolanos que salió en la edición de la Revista Estampas en el especial del día del padre donde figura Luis Chataing. Luis fue el editor invitado en esta ocasión y me encantó el trabajo que hizo. Lo pegué en medio de la carpeta, pero seguramente le agregaré más detalles y motivos.

LC5

Es importante que la carpeta que elijan tenga estos bolsillos para sostener sus papales.

He tomado hojas de examen, unas blancas, fichas y clips. También creí necesario incorporar unas hojas de colores para listas o notas y una carpeta en caso de que deba entregar un trabajo escrito.

LC1

LC2

¡La verdad es que se ve muy ordenado y lindo luego de que se pone todo junto! Por otro lado creo que también podemos colocar hojas de trabajos previos para reciclar su cara en blanco.

LC3

 Y listo. Llevo conmigo siempre esta carpeta para evitarme malos ratos y entregar evaluaciones limpias.

LC4

Si ya tienen una carpeta como esta o piensan hacer una, por favor no duden compartir conmigo sus fotos en las redes sociales.

ficha-kim

Cómo diseñar el mejor horario de clases

Si hay algo que debemos pensar meticulosamente tiene que ser la planificación de nuestro horario académico.


Como ya había mencionado en mi artículo anterior sobre cómo prepararse para un nuevo semestre: Debemos evaluar no solo el nivel de dificultad de la materia sino que también nuestros propósitos extracurriculares para este periodo como clases de baile, de idiomas, trabajo… y crear un horario cómodo.

En mi caso, el semestre pasado no trabajé o hice ninguna pasantía como suelo hacer, así que opté por inscribir 8 materias (las 6 del semestre y dos que pude adelantar del próximo) porque sabía que me dedicaría un 100% a ellas.

La única actividad extracurricular que hice fue el desarrollo de mi blog, por lo que mi horario se fue muy flexible, porque debemos ser conscientes de las responsabilidades que somos capaces de asumir y de las que no.

Existen varios aspectos que tomar en cuenta:

Actividades extracurriculares

Si trabajas o participas en actividades extracurriculares como teatro, música… las asignaturas no deben chocar con el tiempo que le dedicas a otras cosas de tu vida que también son importantes. Lo ideal es llenarse de experiencia y disciplina.

Es posible trabajar y estudiar sin morir en el intento.

En caso de que choque con tus clases o tus horas de estudio, no dejes lo que amas hacer por eso, simplemente busca más opciones, habla con tus tutores para mover esa clase de piano al fin de semana o disminuirla a menos días de lunes a viernes.

No tengas miedo de hablar con tu jefe para hacer lo mismo o al menos reducir tus horas de trabajo… si no funciona, y de verdad necesitas el dinero para vivir, entonces aplica por una beca trabajo u opta por ver menos materias.

Te puede interesar

Responsabilidades en el hogar

Lo que hacemos en el hogar también quita parte de nuestro tiempo. Puede que vivamos solos o acompañados, pero siempre tendremos responsabilidades que asumir.

Si tienen hijos o deben cuidar de un ser querido que necesite de atención especial, también es algo que deben tomar en consideración a la hora de planificar su horario, al igual que si son ustedes mismos quienes lavan su ropa, cocinan y limpian.

Pueden tener un día limpieza total, dos o tres noches de cocina para dejar comida por varios días que solo necesite calentarse y servirse, y hablar con sus padres o pareja para dividirse el tiempo de cuidado de su ser querido, por ejemplo.

No dejes para después lo que te toca

Siempre hay una materia que no queremos cursar por difícil, fastidiosa o porque el profesor que la imparte es escalofriante. Sin embargo, si la asignatura es de tu semestre actual aún así no prele con nada, no la saltes, asúmela y libérate de ella.

Las materias están ubicadas así por alguna razón, la información que suministra puede que te ayude a sobrellevar otra de un semestre más avanzado, la hora que la ver está diseñada para que se acople con las demás del mismo semestre.

Si es tu segundo semestre, que sean todas las del segundo y una o dos del tercero, pero no del cuarto.

Grado de dificultad

No podemos dejarnos llevar porque las materias parezcan sencillas por ser teóricas, por ejemplo; y para aquellos que aman la práctica incursionar en varias a la vez.

La clave es tener un equilibrio entre ambas opciones y no saturarnos con materias que cómodamente pueden cursarse el próximo semestre. No somos super humanos.

Luego de que nos hagamos una autoevaluación aptitudinal y nos sinceremos un poco, es importante que las materias más difíciles para nosotros las ubiquemos un lunes o un martes si es posible, porque dedicaremos el fin de semana a ellas.

Aceptémoslo, la mayoría de los estudiantes acumula todo entre semana, pero con las asignaturas que nos complican la vida no podemos arriesgarnos al estudiar de un día para otro.

Di NO a la piratería 

Muchos de mis conocidos se creen la gran cosa por haber elegido a los profesores más sencillos. “¿Quieres ser profesional o no?”, es algo que siempre me pregunto cuando alardean de haber sido muy astutos.

El problema con acostumbrarse a elegir profesores piratas es que puede que un semestre todos hayan zarpado a otros mares y te encuentres en la peor situación de todas: una muchacha o muchacho con buen promedio (debido a profesores fáciles) a quien le ven la cara de tonto cuando descubren que no tiene ninguna base formativa.

¿Cómo les quedó el horario?

Nos seguimos leyendo…

Kim

Conoce el reto ahorro de las 52 semanas y por qué puede ayudarte a engordar tu alcancía

Engordar tu alcancía no es fácil cuando vivimos en un mundo consumista, pero resulta si hacemos un cambio en las estrategias que ya conocemos de ahorro, podemos hacerlo sin mucho esfuerzo. Sigue leyendo para que te unas al reto de las 52 semanas.

He descubierto en Internet una nueva tendencia de ahorro de lo más interesante.

Se trata de un sistema que ha adquirido gran popularidad en Estados Unidos y Canadá como alternativa para sobrellevar la crisis monetaria.

Es el reto de ahorro de las 52 semanas.

Según el sitio web oficial del reto 52 Week Money Challengecada semana se ahorrará una cantidad determinada de dinero en una cuenta de nuestra elección, pero también puedes colocar el dinero debajo del colchón o en un cochinito.

Cada semana añadiremos un dólar, bolívar, euro, corona danesa o la moneda que sea, a la cantidad que estemos guardando.

La segunda semana, agregaremos $2, la tercera $3. Continuarás con este desafío hasta la semana 52, y como resultado, ¡habrás acumulado $ 1.378!

Este reto tiene que ver con el establecimiento de buenos hábitos. Aunque parezca poco, el truco es que lo estás haciendo cada semana.

Si te suscribes al sitio web oficial de forma gratuita, recibirás notificaciones sobre alguna responsabilidad, motivación y consejos cada semana para asegurar que alcances tus metas.

Considero que es una forma muy interactiva para comenzar a ahorrar si nunca lo has hecho en tu vida.

Creo que debemos aprovechar esta etapa para ahorrar porque no tenemos tantas responsabilidades, lo que nos permitirá asegurarnos un mejor futuro.

de que se trata el reto de ahorro de las 52 semanas
Cada semana añadiremos un dólar, bolívar, euro, corona danesa o la moneda que sea, a la cantidad que estemos guardando. Foto de Pina Messina para Unsplash

Otro método de ahorro que funciona

La mayoría de las personas, especialmente los universitarios, no llevan un control de sus finanzas.

El método que yo utilizo es el de 50, 30 y 20:

  • 50% de lo que obtengo de mi trabajo es para el pago de la universidad, comida y transporte.
  • 30% es para las actividades de ocio.
  • 20% va a mis ahorros para el “futuro lejano”, es decir, que no pienso tocar en unos años.

Si gano dinero extra en otras actividades hago lo siguiente:

  • 50% va para mis ahorros para un “futuro lejano”.
  • 50%  a mis ahorros “para emergencias” que siempre me sacan de apuros.

En caso de no gastar el 30% del mes para recrearme, lo guardo para el mismo propósito, y tendré luego un 60% el siguiente mes.

Aunque los métodos de ahorro parecen algo rígidos al principio, evita que tengamos momentos de pánico cuando no contamos con alguien que resuelva nuestros problemas financieros.

El punto de tener en orden tus finanzas es que siempre vas a tener dinero y te habrás hecho cargo de tus gastos por prioridad.

En Nerd Universitaria encontrarás herramientas para potenciar tu estilo de vida. Como amantes de la academia, podemos embarcarnos juntos en la intrincada búsqueda del equilibrio, mientras reestructuramos la visión que tiene la sociedad sobre el dinero.

Cuando se trata de temas como estos, tu opinión es importante para mí. Cuéntame qué te ha parecido este post y si te unirías al reto. No olvides mencionar tu método de ahorro.

El método SMART: 5 pasos que seguir para trazar metas realistas

 Es muy fácil comprometerse a cumplir nuestras más alocadas ideas sin pensar si son posibles porque nos dejamos llevar por la emoción del momento, como en Año Nuevo, por ejemplo. En este artículo te exploraremos el método SMART que promete ayudarnos a trazar metas realistas…  

Para fijar objetivos o trazar metas nos llena de mucha ilusión, pero no siempre logramos todo lo que nos proponemos. Desde hace mucho tiempo que no me trazo metas de año nuevo por miedo a decepcionarme de mí misma.

Con esto no estoy diciendo que no vayas tras tus sueños, tan solo que existen situaciones que están fuera de tu control, circunstancias inesperadas o que el momento o el lugar no es el adecuado. A mí, por ejemplo, me limitaba la terrible situación en Venezuela y aunque ya no estoy allá (Aquí la Kim del 2019 reeditano un post de la Kim del 2013), sigue siendo mi más grande obstáculo.

Con el tiempo entendí que debía irme y tenía que trazarme una meta realista, y resultó que también era difícil, pero no imposible. Volví a leer este post, ya resignada que mis días en Venezuela estaban contados y que tenía que empezar de cero; posponer mis metas profesionales y personales que soñaba con lograr en mi país y mirar a otra parte.

Luego de un primer intento fallido, apliqué por segunda vez a la beca del programa Erasmus Mundus y la gané. Este artículo me sirvió de mucho para entender por qué no obtuve la beca la primera vez y las razones de por qué aplicar era una meta realista, así que te invito a que sigas leyendo.

El método SMART para trazar metas realistas

Las personas que consiguen sus objetivos los planean de forma que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y oportunos. De eso se trata el método SMART, el cual, aunque en siglas, significa inteligente en inglés.

traza metas realistas con el método de planificación SMART
Trazarse metas realistas con el método SMART pondrá tus sueños en perspectiva y sus pasos a seguir en orden. Foto de rawpixel.com obtenida de Pexels.

George T. Doran, Director de Planeación para la Compañía de Agua de Washington fue quien ideó esta manera de ver nuestras metas y manejar el tiempo.

  • Specific (Específico)
  • Mesurable (Mensurable)
  • Attainable (Alcanzable)
  • Relevant (Relevante)
  • Timley (Oportuno)

De manera que el método SMART sugiere que evaluemos y tracemos nuestras metas sobre la base de estas cinco consideraciones:

1. Específico

Un objetivo general sería: “Ponte en forma”. Pero una meta específica relacionada sería una meta específica tiene muchas más posibilidades de ser cumplida “Únete a un club de salud y entrenamiento de 3 días a la semana”, porque definimos los parámetros y limitaciones.

2. Mensurable

Tiene que haber un sistema lógico para medir el progreso de una meta. Para determinar si nuestra meta es mensurable, hagámonos preguntas como: ¿Cuánto tiempo? ¿Cuántas total de? ¿Cómo sabré cuando se logra el objetivo? Si lo puedes medir, lo puedes alcanzar.

 3. Alcanzable

Para ser alcanzable, una meta debe representar una meta por el que estemos dispuestos y seamos capaces de trabajar. En otras palabras, el meta debe ser realista y metódica. La gran pregunta aquí es: ¿Cómo se puede lograr el objetivo?

4. Relevante

La relevancia destaca la prioridad de la elección de las metas que importan y que son coherente. Por ejemplo, yo sé que puedo hacer 20 sándwiches de atún en una noche para no preocuparme por mi comida de toda la semana. Es una meta específica, mensurable y alcanzable, pero hay un problema, soy vegetariana y comer solo sándwiches no es balanceado. Por tanto, esta meta carece de relevancia.

5. Oportuna

Las metas deben ser oportuna porque el tiempo es circunstancial, dando a la meta una fecha límite o el momento indicado para realizarla. El compromiso de una fecha límite o el conocimiento de que este es el momento ideal para trabajar en ese proyecto u objetivo, nos permite concentrar nuestros esfuerzos en la realización de la meta.

En Nerd Universitaria encontrarás más artículos de administración del tiempo en la sección de Productividad. Sigo trabajando en la reedición de artículos antiguos para hacerlos relevantes a los tiempos de ahora y para eliminar ciertos errores de redacción. ¡Necesito limpiar mi nombre!

Tu opinión es importante para mí. ¿Alguna vez te has trazado una meta que no cumple con las consideraciones SMART? ¡Deja un comentario!

Nos seguimos leyendo…

Kim



Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales: