10 sinceros consejos para estudiantes residenciados

Una de ustedes me escribió preocupada porque se mudaría de ciudad para estudiar y la entendí perfectamente.

En 2012 me fui de casa también para inscribirme en la UAM y fue una de las decisiones más difíciles que tuve que tomar pero valió 100% la pena. Estos son mis más sinceros consejos.

1. Ten una lista de todo lo que llevas

to do list checklist notepad notebook pen writing business work paper

Debes hacer una lista de todo lo que llevas, así serás consciente de que “eso” que no encuentras está en casa. Me ha pasado que creo que tengo algo y en realidad nunca me lo traje, en especial cuando se trata de ropa. Entraba en pánico.

Tener una lista también sirve para chequear que todo esté en orden. Recuerda que estarás en una residencia, cuyo propietario o quizás algún compañero de cuarto tienen acceso a tus cosas. Colócala en un sitio donde ellos puedan verla, como la puerta del baño o al lado de tu mesa de noche, con esto advertirás que eres vigilante.

Esta es la lista de mudanza que too estudiante residenciado necesita.

2. Encuentra una solución antes de llamar a tus padres

people woman window room alone emotion sad

Las emergencias pasan. Te enfermarás, perderás tus cosas, se te dañarán, te harán falta otras, habrá días en los que todo salga mal, y desde la distancia es poco lo que tus padres pueden hacer por ti. Antes de preocuparlos por cualquier inconveniente debes pensar en cómo puedes resolverlo tu mismo.

Si estás enfermo ve al médico, averigua si puedes reemplazar eso que extraviaste o si tiene reparación aquello que se dañó. En esos días desastrosos respira profundo y recuerda que es normal que esas cosas pasen.

El universo no está en tu contra, este tipo de situaciones son su forma de enseñarte que tienes que crecer y que aunque la vida a veces no parece justa, en realidad todo lo que te pasa es porque te esperan cosas mejores. Desde que me mudé he logrado superar muchos demonios de mi personalidad, y es verdad cuando dicen que si se cierra una puerta se abren otras. Esto solo sucede cuando vives en el mundo real y tomas riesgos.

3. Diseña un horario de limpieza

mop sweeping cleaning hardwood floors house maid

No tendrás a tu mamá que te persiga y recoja el rastro de ropa y suciedad que dejas desde que entras hasta la cama. Al principio creerás que es una maravilla no tener quien cuestione tus hábitos de limpieza, pero luego ni tú mismo lo soportarás.

Cuando estás en temporada de exámenes o estresado por cualquier otra cosa, lo menos que quieres es ver tu residencia sucia. No dejes que el desastre se acumule porque así será más difícil deshacerte de él. Te recomiendo que hagas un horario de limpieza. He aquí un ejemplo:

  • TODOS LOS DÍAS: Lavar platos, tender cama.
  • QUINCENA: Cambiar sábanas, limpiar o lavar zapatos, limpiar superficies.
  • Lunes: Barrer y recoger cuarto.
  • Martes: Lavar ropa de la semana.
  • Miércoles: Sacar la basura, recoger escritorio.
  • Jueves: Limpiar bolso, cartera, billetera… deshacerse de papeles y la basura que haya dentro.
  • Sábado: Limpiar baño.

Si no sabes lavar ropa, o mejor dicho, separarla correctamente, es tiempo de que aprendas antes de termine teñida o llena de pelusas. Dile a tus padres que te enseñen, y no dejes que se te acumule porque una cosa es aprender y otra tener el hábito de hacerlo.

Créeme que es una pesadilla ver la cesta llena y no tener nada que ponerte. En Pinterest hay muchas infografías que te enseñan cómo hacerlo.

4. Compra una planta

plant garden flower green flowerpot pot vase cactus table

Sí, ahora que vives solo tienes más responsabilidades, pero créeme que funciona hacerse cargo de una planta. Yo tengo una rosa del desierto. Es de la flora típica de mi ciudad y se adapta fácilmente al clima de Valencia. Me recuerda a los jardines de mi abuela. Me lleva a casa cada vez que la veo.

5. Ten tus papeles en un solo sitio

file folders business office desk paperwork

Ya estás muy grande como para que pierdas tus papeles o dependas de tu padres para que te los cuiden. En un archivero o carpeta con compartimientos, ten tus documentos de identidad y copias, títulos, certificados, calificaciones, fotografías tipo carnet, facturas y depósitos bancarios de la universidad y la residencia. Todo esto tiene que estar en un lugar alejado de la humedad.

Si tienes que hacer algún trámite tus papeles no pueden estar a kilómetros de distancia o traspapelados a algún rincón de tu residencia. Yo tengo un binder donde guardo todo por categoría.

6. Consigue números de confianza

coffee-cup-apple-iphone-large

Parte de conocer nueva gente y lugares es tener contactos que te saquen de apuros. Sal y conoce la ciudad o el pueblo al que te mudaste y haz conexiones. Necesitas números de taxistas, algún familiar que viva cerca, de clínicas, farmacias, técnico de computadoras, de comida a domicilio… Anótalos tanto en tu teléfono como en papel para casos de emergencia.

7. Administra tu dinero

ecommerce shopping credit card payment money laptop computer hand

Chévere, quizás eres de los estudiantes cuyos padres no quieren que trabajes o eres de los que tiene que trabajar para mantenerse. Sea como sea, es tiempo de que administres con responsabilidad el dinero.

Estudiar es costoso y mucho más cuando eres residenciado. Al principio sentirás que tienes dinero de sobra, pero en realidad está en tu cuenta para que lo rindas. Tu prioridad debe ser la comida, el transporte y los gastos en papelería.

Si te das cuenta que gastando el dinero te estás privando de esos tres indispensables, probablemente no deberías hacerlo. Claro, es fácil llamar a tus padres y decirles que necesitas un poco más, pero es posible que a ellos les resulte difícil conseguirlo y no se atreven a decirte.

Hemos de ser considerados con nuestros gastos. Para muchas familias es un gran sacrificio mantener a sus hijos residenciados.

8. Conoce los beneficios de tu universidad

550a48d3bf786s1399726

Antes de inscribirte en algún curso, buscar trabajo o ir a una consulta médica, cerciórate si tu universidad ofrece estos beneficios a sus estudiantes. En mi universidad, por ejemplo, tenemos un departamento de cultura que dicta cursos de idiomas, música, danza y todo tipo de capacitación que incluye fotografía y psicología de mascotas.

Además tiene programas de becas trabajo y establecimientos comerciales que contratan estudiantes. Pero quizás el más grande beneficio es que cuenta con su propia clínica, cuyas consultas de medicina general y psicología son gratis, mientras que las especializadas tienen un descuento estudiantil.

Conocer esto te ayudará a ahorrar dinero.

9. Haz amigos duraderos

reunión-gente-amigos-trabajo

Sé que tienes un gran vínculo con tus amigos y familiares allá en casa, pero a menos que ellos estén dispuestos a acompañarte, debes tener otras relaciones. Conozco muchos compañeros residenciados que en principio se rehusaban a desprenderse de esas amistades, y aunque no te estoy pidiendo que pierdas el contacto con ellos, no pienses que es indispensable escribirles todos los días, ya que eso te hará sentir más solo.

Atrévete a hacer nuevos amigos y busca desarrollar relaciones duraderas. Se te hará más fácil lidiar con tu independencia si tienes a alguien con quien hablar frente a frente y hacer contacto físico. Busca que esas amistades no sean únicamente dentro de la universidad, salgan, descubran y aprendan a convivir juntos en el mundo real.

10. Ten una buena relación con el dueño de la residencia

people girl woman black and white lamp shade frame picture necklace light happy black american hair curly

Está de último pero no es menos importante. Ser un inquilino puede ser una pesadilla o algo liberador. No te mudes a una residencia donde el dueño no te da buena espina. Puede que sea la más cómoda o la que está más cerca de la universidad, pero si tienes a un propietario quisquilloso no vale la pena.

Tengo amigas que han cambiado hasta cuatro veces de residencia por ello. Entonces te recomiendo tres cosas. Primero que conozcas a la persona que te brinda el servicio, a su familia y a las demás, si es el caso, que también se residencian allí.

Y segundo, que respetes las normas. Aclaren cuál son las reglas de los inquilinos, si puedes tener gente en tu cuarto, si hay toque de queda, si tienes que compartir algún servicio como el de lavandería.

En tercer lugar sé buen vecino, da los buenos días, pregunta cómo están, ofrece ayuda cuando allá algún problema en lugar de quejarte. En fin, gánate su respecto y admiración para que no te perjudiquen.

Nos seguimos leyendo…

Kim

Lista completa de lo que debes empacar que todo estudiante residenciado necesita

Irnos lejos de casa para perseguir nuestros sueños es un gran paso. Es por ello que debemos hacer de nuestra nueva residencia un hogar. En este artículo encontrarás una lista completa de mudanza que todo estudiante necesita

No sé por qué me tardé tanto en escribir sobre esto. Como ya muchos de ustedes sabrán, soy de Coro pero estudio en Valencia.

Hace tres años que vivo aquí y entiendo perfectamente lo que es estar lejos del hogar.

Dejar el nido es duro, por lo que tenemos que convertir nuestra nueva residencia en el lugar más cómodo del mundo. He aquí la lista de mudanza que tú necesitas si serás estudiante residenciado.

Lleva contigo o compra los artículos de esta lista y te sentirás como en casa en tu residencia estudiantil

Ten en cuenta que esta lista no es más que una sugerencia. Lo que lleves contigo a tu residencia estudiantil depende en gran medida de tus hábitos de consumo, el espacio del que dispones y de tu presupuesto. 

lista completa que todo estudiante residenciado necesita
Haz un hogar lejos de casa llevando contigo lo necesario. Foto de Oleksandr Pidvalnyi

Closet

Folded Assorted-color Shirts
Foto de Pexels

Sé que a todos nos provoca vaciar el closet y llevarnos hasta el traje de nuestra comunión o la franela de promoción de bachillerato. Por experiencia les digo que es un desperdicio de su tiempo y espacio, su valioso espacio. No empaquen algo solo porque tienen una conexión emocional con eso y que tenían años sin ver, sino lo que es realmente necesario.

  • Camisas – Franelas – Franelillas (Las que te quedan, sin agujeros y mensajes infantiles)
  • Ropa interior (Llévate todo)
  • Shorts – Pantalones – Jeans (Los que te quedan)
  • Ropa deportiva
  • Pijamas (Deja unas en casa)
  • Trajes de baño
  • Accesorios
  • Chaquetas – Suéteres – Blazers (Los que te quedan, sin agujeros y mensajes infantiles)
  • Atuendos para salir de noche.
  • Paraguas – botas de lluvia
  • Zapatos (Qué no estén rotos)
  • Carteras – Bolso de playa – Bolso de laptop – Mochila

Cocina

kitchen stove pots cooking
Foto de Pexels

Sí, allá a dónde vayas nadie te va a cocinar. Si sabes cómo hacerlo, te felicito porque tienes menos de lo qué preocuparte, pero si no, qué bueno que no te quede otra que aprender.

  • COMIDA
  • Sartén (Yo tengo uno pequeñito súper útil porque cocino exactamente lo que necesito y lavo menos)
  • Ollas (Las que se adapten a tus talentos culinarios)
  • Cafetera (“Yo no bebo café, Kim”… Lo harás, bienvenido a la vida universitaria)
  • Platos panos y hondos – vasos – tazas (El juego de cuatro es más que suficiente)
  • Tenedores (4)
  • Cuchillos de mantequilla, el cuchillo más filoso que consigas, un de serrucho para pan y los de comedor
  • Cuchara de madera, cuchara azucarera y las de comedor
  • Espátula (Panquecas, hamburguesas, huevos enteros)
  • Bowls para ensalada, para hacer mezcla de arepas o panquecas, ponches (2)
  • Jarras (3: dos para agua y una para jugos o guarapitas ¡jajaja!)

Salud y cuidado personal

Black and White Vanity Top With Stainless Steel Faucet
Foto de Pexels
  • Fotos de tu familia y amigos (Para curar los males del alma)
  • Medicinas para alergias, dolores musculares, malestar de gripe, ungüentos
  • Compresa
  • Espejo (Preferiblemente de cuerpo entero)
  • Desodorantes
  • Champú y acondicionador (y cualquier otro tratamiento especial que uses)
  • Jabones
  • Pasta y cepillo de dientes (Varios)
  • Afeitadoras
  • Colonia o perfume
  • Cepillo para el cabello

Organización

bath towels, bathroom, towels
Foto de Pexels
  • Cesta de ropa sucia (Sí la compras pequeña eso te dará una excusa para lavar con más frecuencia y tener siempre ropa limpia)
  • Ganchos de ropa
  • Colgadores para toallas, carteras, paraguas
  • Accesorios de escritorio
  • Cajas plásticas de almacenamiento (Ideales para guardar cosas debajo de la cama, las mías son de Rimax)

Gadgets

  • Laptop – cargador
  • Celular – cargador – cable USB
  • Cámara –  cargador
  • Otras posibilidades: Cornetas, audífonos, tablet.

Otros indispensables

books reading camera lens photography objects closet
Foto de Pexels
  • Escritorio
  • Silla de escritorio
  • Libros
  • Balde
  • Trapeador – cepillo de barrer
  • Paños para limpiar superficies (Divídanlos en secos y mojados, los del baño, la cocina y el resto de la casa. No usen los mismos para todo)
  • Linterna
  • Velas y fósforos
  • Sábanas (dos juegos)
  • Cobija
  • Papel sanitario
  • Almohadas
  • Productos de limpieza y detergentes de ropa 
  • Alfombra para la entrada, para secar los pies en el baño y una anti-resbalante para dentro de la ducha
  • Lámpara de noche
  • Papeleras
  • Bolsas de basura
  • Ganchos para colgar ropa en la cuerda
  • Etiquetas con tu nombre (En caso de que debas compartir residencia con otros estudiantes)

¡Guau! Aquí les habla la Kim del 2018 y puedo decir que haber escrito este artículo fue una buena decisión porque es uno de los más populares del blog. Creé Nerd Universitaria para contar mi experiencia como estudiante y a ayudar a los nuevos ingresos de mi casa de estudios a hacer esta transición. Luego de estos años todavía encuentro la manera de crear contenido sobre la base de todo lo que aprendí en el campus y, en este caso, por haber estudiado lejos de casa.

Pronto amarán ese espacio que se volverá suyo y que añorarán luego de una larga jornada de clases y trabajo. ¡Son libres en los comentarios de seguir agregando cosas a la lista!

Nos seguimos leyendo…

Kim

Sigue a Nerd Universitaria en las redes sociales:

Consejos para vivir con un compañero de residencia

Una lectora, pidió que por favor publicara consejos para vivir con una compañera de cuarto en vista de que este año compartirá piso en su universidad.

Espero que a todas aquellas universitarias que están o  pronto estarán viviendo la misma experiencia, espero que les sirva de ayuda.

Organización

Mantén tu área ordenada. Sé que puede ser difícil tratar con alguien desordenado, pero no puedes decirle que por favor se organice. Solo aclara cuáles son tus áreas, es decir, el lado de tu cuarto y que es zona restringida. Quizás si ve que eres ordenada tome tu ejemplo.

Te puede interesar

Establece reglas

Debes descubrir tus hábitos, por muy insignificantes que parezcan. Por ejemplo, ¿no te gusta que te interrumpan cuando lees o escribes? ¿Te duermes a las 11 de noche y obviamente no quieres la luz encendida? ¿Te gusta escuchar música a todo volumen y a ella no? … Cosas así, si no son respetadas, es en parte nuestra culpa si no lo decimos al principio.

Cuando estamos fuera de casa, durante los primeros días es normal estar súper sensible, y si, en ese periodo de asimilación, no te sientes cómoda con alguien que lanzó su chaqueta en tu lado de la habitación, eso equivale a que te haya dado un jalón de pelo, jajajaja. Hagan horario para dormir, establezcan una alarma con una hora que funcione para ambas si es posible.

En caso de que tú o tu compañera deban estudiar hasta más tarde de lo esperado, recomiendo compren una lámpara de mesa de esas que encorvan el cuello para que apunte directo a tu trabajo.

Etiqueta tus cosas

Creo que a la gran mayoría de las personas no nos gusta que tomen nuestras cosas sin permiso, y mucho menos que lo haga una perfecta desconocida. Debes etiquetar tus productos, comida y útiles escolares antes de mudarte.

Cuando se  muestra desde el principio que quieres que tus cosas no sean tomadas o usadas, evitarás malos entendidos que si lo haces después de unas semanas de mudarte, porque tu compañera creerá que algo ella tuvo que haber hecho para que tú etiquetarás tus pertenencias.

Por mucho que seamos paranoicas, no debe ser nuestra intención hacer a la otra incómoda.

Respeta las cosas de tu compañera

No se trata de que se cumplan solo tus deseos. Escucha sus argumentos, necesidades, en fin todas sus demandas y lleguen a un acuerdo razonable.

Invitados inesperados

Ten cuidado con quien entra a su habitación. Recuerda que es de ambas no solo tuya. Es peligroso si un día llega a perderse algo. También puede que a ella no le guste estudiar en grupo mientras a ti sí o viceversa. Es mejor que acuerden estudiar solas en la habitación y en grupos en la biblioteca, por ejemplo.

Puertas cerradas 

Cierren siempre las puertas con llave cuando salgan aún así una de ustedes esté adentro. Ningún lugar es lo suficientemente seguro. Y cuando ambas salgan, cierren también las ventanas.

Sé amigable

Recuerda las palabras mágicas: expecto patronum… jajaja, no mentira. Di por favor, gracias, buenos días, buenas noches… Sonríe.

Finanzas

Aunque esto no tenga que ver con la relación entre tu compañera de cuarto y tú. Una vez que vives fuera de casa, el dinero comienza a preocuparte. Recomiendo que ahorres para cualquier emergencia. Entre las dos pueden crear una alcancía para cualquier emergencia o necesidad que se les presente a ambas.

Tu opinión es importante para mí. ¿Estás a punto de mudarte? ¿Listo para vivir sin tus padres?

Nos seguimos leyendo…

Kim